UFC 258: brutal KO de Kamaru Usman a su amigo Gilbert Burns, su rival más difícil
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
tercera defensa del nigeriano

UFC 258: brutal KO de Kamaru Usman a su amigo Gilbert Burns, su rival más difícil

Kamaru Usman supo salir de la pelea victorioso gracias a su mayor fortaleza física en un combate repleto de alternativas que se decidió en el intercambio de golpes.

placeholder Foto: Kamaru Usman, en una pelea anterior (USA TODAY Sports).
Kamaru Usman, en una pelea anterior (USA TODAY Sports).

Kamaru Usman defendió el título del peso welter en UFC 258 por tercera vez consecutiva contra su antiguo compañero de equipo Gilbert Burns, su prueba más difícil a la que se había enfrentado nunca dentro del octágono. Supo salir de la pelea victorioso gracias a su mayor fortaleza física en una pelea repleta de alternativas que a pesar de las habilidades en la lucha de agarre de los dos luchadores se decidió en el golpeo. Este combate iba a celebrarse originalmente en UFC 251 en julio, pero Burns se vio obligado a abandonar la cartelera una semana antes tras dar positivo por COVID-19.

Los dos luchadores son antiguos compañeros de entrenamiento y conocían de antemano muchos de los trucos que utilizaban ambos. Burns es un experto competidor de jiu jitsu, pero Usman tiene las habilidades de lucha y agarre para quizás no sólo contrarrestar esa ventaja de Burns, sino incluso superarla. Pero la habilidad de Burns para la sumisión asustaba a Usman y le hizo desistir de ejecutar su estilo de lucha habitual de agarrar, proyectar y presionar para llevarse la victoria. Y es que Burns en el suelo crea muchas oportunidades de finalización al ejercer tanta presión que el rival comete errores y puede así capitalizarlos fácilmente con una sumisión.

Nada más iniciarse las hostilidades, Gilbert Burns se hizo dueño del centro del octágono. Así, en los primeros compases en los intercambios el brasileño mostró más solidez, a pesar de que Usman tiene una notable ventaja de alcance, al punto de que un volado de derecha puso en serios aprietos al nigeriano, mostrando una debilidad por momentos que parecía dilucidar cuál iba a ser el resultado inminente del combate. Pero la gran fortaleza física del campeón le hizo reponerse aunque recibió a continuación un rodillazo y una patada, ambos disparos aterrizados desde su flanco izquierdo. En esos instantes, Burns se había revelado como el mejor golpeador, pero era evidente que necesitaba hacer uso de más armas si quería ganar el combate.

Aunque los dos son expertos en lucha de agarre, a ambos el entrenador Henri Hooft les enseñó a golpear desde la base, y pese a que Burns parecía ser el más poderoso, en el segundo asalto comenzaron a cambiar las tornas. El jab incisivo de Usman fue la llave que le llevó a la victoria. A partir de la segunda ronda el nigeriano ya tenía el dominio de la distancia. Esta vez tras un persistente golpeo con su mano adelantada conectó una derecha demoledora que puso a Burns en serios aprietos. El brasileño que demostró menos fortaleza al ser golpeado que su rival, buscó el derribo pero a Usman nadie había sido capaz de derribarlo hasta ahora dentro del octágono y mantuvo el registro al finalizar este combate.

Cuando faltaba poco tiempo para terminar la ronda otro jab mandó al suelo a Burns aunque el campeón no tuvo tiempo suficiente para rematar la faena. Fue el anticipo de lo que sucedería nada más comenzar el tercer asalto. En los inicios del último asalto de la pelea, otro jab demoledor postró en el suelo a Burns y al nigeriano solo le restó ejecutar golpes finalizadores hasta que interviniera el árbitro ante un rival desnortado que difícilmente podía defenderse en esas condiciones desde el suelo.

Durante mucho tiempo de su carrera Usman ha pasado desapercibido, tal vez porque no es un luchador especialmente emocionante, pero está en camino de convertirse en uno de los mejores artistas marciales mixtos de todos los tiempos. En declaraciones tras el combate pidió a Jorge Masvidal para su próxima defensa, con un campamento de preparación esta vez, ya que en la anterior ocasión peleó el cubanoamericano con sólo seis días de antelación.

En el resto de la velada sucedieron las siguientes finalizaciones:

En la cartelera principal, Julián Márquez sometió con una estrangulación de anaconda a Maki Pitolo a menos de un minuto de finalizar la contienda.

En los preliminares, Anthony Hernández contra pronóstico consiguió estrangular con una guillotina al luchador brasileño experto en jiu jitsu Rodolfo Vieira.

Y Polyana Viana sometió a Mallory Martin con una llave de brazo en el primer asalto.

Las Vegas
El redactor recomienda