UFC 257: Dustin Poirier noquea de improviso a Conor McGregor en la revancha
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
¿Luchará el ganador con Khabib?

UFC 257: Dustin Poirier noquea de improviso a Conor McGregor en la revancha

El estadounidense fue capaz de invertir una pelea en la que estaba siendo dominado. Logró llevarse la mayor victoria de toda su carrera con un volado poderoso de derecha

Foto: Dustin Poirier golpea a Conor McGregor (USA TODAY Sports).
Dustin Poirier golpea a Conor McGregor (USA TODAY Sports).

‘The Notorious’ Conor McGregor regresaba en el primer evento numerado de la UFC de 2021, donde el excampeón de dos divisiones se enfrentaba de nuevo contra Dustin Poirier, en la pelea principal de UFC 257. Y es que este combate era la revancha del que aconteció hace más de seis años, donde McGregor venció por TKO en poco menos de dos minutos en UFC 178. Esta vez la disputa se celebraba en una categoría de peso diferente, el ligero, y ambos luchadores son ahora muy diferentes de lo que eran entonces.

Durante los dos años siguientes a su pelea con Poirier, McGregor capturaría el cinturón de peso pluma de la UFC, tendría una rivalidad épica con Nate Díaz y se convertiría en el primer luchador en la historia de la UFC en tener simultáneamente dos títulos de la promotora a la vez. Pero luego, desaparecería de las MMA para disputar un combate de boxeo con Floyd Mayweather antes de regresar sin éxito al octágono contra Khabib Nurmagomedov en UFC 229. 2019 fue un año muy problemático para el luchador irlandés: fue denunciado varias veces por agresión sexual, destrozó el teléfono de un aficionado y agredió a una persona mayor en un pub. Incluso anunció un segundo retiro antes de desdecirse para regresar en UFC 246, donde noquearía a Donald ‘Cowboy’ Cerrone en menos de un minuto.

Poirier, por su parte, subió al peso ligero tras su derrota con McGregor, y alcanzó nuevas cotas de éxito. Ganaría ocho de sus siguientes 10 peleas -con tres bonos a 'la mejor actuación' y tres bonos a 'la pelea de la noche'- antes de derrotar a Max Holloway en UFC 236 y convertirse en el campeón interino del peso ligero de UFC. Intentó unificar el cinturón con Nurmagomedov en UFC 242, pero fracasó en su intento. Después, Poirier, en su último combate, se impuso a Dan Hooker en UFC Las Vegas 4.

Poirier tiene uno de los mejores boxeos de toda la UFC, con poder de finalización, y tiene además un buen juego de suelo y una resistencia considerable. El norteamericano buscó la opción más inteligente en el primer asalto: llevar la pelea al suelo, afianzar una posición superior y buscar desgastar a su rival desde allí con su golpeo o conseguir una sumisión. Una estrategia correcta, dada la superioridad que estaba demostrando Conor en el golpeo, con sus ataques en línea, mientras ajustaba la distancia, intentado materializar sus declaraciones anteriores al pleito de que la pelea no iba a durar más de 60 segundos. A pesar de la defensa de derribos del 70 por ciento, el irlandés fue sorprendido. Aun así, pudo levantarse y estuvieron un buen rato los dos luchadores forcejeando en la reja, donde McGregor ejecutó algunos golpes con el hombro como hizo con Donald Cerrone. La primera ronda se la apuntó el irlandés gracias a su mejor golpeo.

En el segundo asalto, McGregor se cuidó mucho de ser proyectado, se hizo inasible y dominó la distancia, conectando muy bien con las dos manos y con patadas a las piernas para debilitar las defensas de su rival. El irlandés tiene una rara habilidad para leer inmediatamente a su oponente, lo que, combinado con su poder de noqueo, provoca que una ventaja, incluso marginal, se convierta en un golpe finalizador que acabara con la disputa en cuestión de minutos. Y es que si la pelea se convertía en un duelo de golpes, sería probablemente la perdición para Poirier, especialmente por ese poder de pegada de McGregor por el que es universalmente conocido.

placeholder McGregor buscó llevar la pelea a su terreno. (Usa Today)
McGregor buscó llevar la pelea a su terreno. (Usa Today)

Pero a Poirier no había que descartarlo tan fácilmente. Descarga un buen volumen de golpeo, imprimiendo los disparos con poder, con lo que abrumó a McGregor, después de conectar un volado flamígero de derecha, aunque hasta esa acción el control y la superioridad del irlandés era total. Poirier fue capaz de invertir la pelea con ese impacto, que provocó que el irlandés pasara de ser cazador a presa. Instantes después McGregor sucumbía a mitad del segundo asalto, visiblemente disminuido, con la mirada vidriosa de un borracho, ante las acometidas de su rival. 'El diamante' Poirier dio la sorpresa y se llevó la mayor victoria de toda su carrera.

El presidente de la UFC, Dana White había afirmado que Khabib Nurmagomedov estaría atento a la pelea para ver si algún luchador con su actuación le tienta para abandonar su retiro. Poririer pidió luchar por el título, mientras que McGregor achacó su derrota a la falta de actividad en el último año. Prometió volver pronto para solucionarlo.

Michael Chandler también da la sopresa

Dan Hooker competía en el combate de semifondo con la difícil tarea de enfrentarse a Michael Chandler, el exrey del peso ligero de la promotora 'Bellator'. Chandler había ganado cinco de sus últimos seis combates y 10 de sus últimos 12, el más reciente de los cuales fue cuando noqueó al excampeón de la UFC Benson Henderson. Antes de la derrota ante Dustin Poirier, Hooker había ganado siete de ocho desde que subió al peso ligero, incluyendo victorias sobre Al Iaquinta, Paul Felder, Gilbert Burns y Jim Miller.

Chandler se había enfrentado a muy buenos rivales (los hermanos Pitbull son algunos de los mejores luchadores que no han sido contratados por la UFC, Benson Henderson fue en un momento dado el mejor peso ligero del mundo), pero Hooker había luchado con los más selectos peleadores de la división de los ligeros de la UFC. Por esta razón Hooker era el favorito en las apuestas.

Pero Chandler lució excelente finalizando un combate a los dos minutos y medio del primer asalto, una pelea donde llevó todo el peso de las acciones ante un Hooker muy pasivo, aunque aparentemente estaba utilizando muy bien su ventaja de alcance. El norteamericano supo trabajar muy bien el cuerpo del neozelandés para que de repente cambiara el plano de sus acciones y comenzara a atacar la cabeza. Los movimientos en ángulo de Hooker que utilizó para driblar los golpes de Chandler que dominaba el centro del octágono, fueron contrarrestados con los fuertes golpes al cuerpo que inició que Hooker bajara la guardia, momento donde se decidió el pleito.

Un disparo con el puño al cuerpo seguido por una izquierda a la cabeza tambaleó al neozelandés, preámbulo del final del combate que se materializó instantes después con ataques ante un rival disminuido.

En el resto de la velada se ejecutaron las siguientes finalizaciones:

Makhmud Muradov noqueó a Andrew Sanchez en el tercer asalto con una serie de puñetazos y rodillas voladoras que destruyeron las defensas de su rival.

Marina Rodríguez dio la sorpresa y noqueó merced a una poderosa derecha a Amanda Ribas en el segundo asalto. El tremendo impacto desmadejó a la brasileña y ya solo le quedó rematar la partida con una serie de golpes finalizadores.

En los preliminares, Julianna Peña sometió a Sara McMann con una estrangulación des pués de tomar la espalda de su rival en el tercer asalto.

Abu Dabi Conor McGregor Khabib Nurmagomedov Floyd Mayweather Nate Diaz
El redactor recomienda