UFC Las Vegas 17: el tremendo KO de Font y la nueva oportunidad de Stephen Thompson
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
Aldo logra su primer victoria en gallo

UFC Las Vegas 17: el tremendo KO de Font y la nueva oportunidad de Stephen Thompson

El buen trabajo de pies, su eficacia en los contragolpes y su capacidad para conectar al rival yéndose para atrás le otorgaron a Thompson la victoria por decisión unánime.

Foto: Stephen Thompson, en un combate anterior (USA TODAY Sports).
Stephen Thompson, en un combate anterior (USA TODAY Sports).

No era la pelea de peso welter que esperábamos ver, pero el combate principal de UFC Las Vegas 17, el último evento de UFC del 2020, al final resultó interesante. Stephen Thompson buscaba asegurar otra oportunidad para optar al título, mientras Geoff Neal se probaba a sí mismo para averiguar si es una amenaza legítima en el futuro cercano para conseguir el cinturón del peso welter. El combate principal originalmente planeado para esta cartelera era enfrentar a Leon Edwards contra Khazmat Chimaev, pero ese plan fue descartado después de que Edwards diera positivo por COVID-19.

Dado el estilo defensivo de ‘Wonderboy’ Thompson, normalmente los rivales tienen dos caminos que tomar para salir ante él victoriosos: moverse rápidamente para sorprenderle con una sola ráfaga violenta de golpes, como hizo Anthony Pettis, o ralentizar el tempo de las acciones para llevarse el combate en la decisión. Neal podía ser un luchador capaz de poner en práctica cualquiera de las dos opciones. Pero el combate solo tuvo un dueño.

Neal se puso en la primera plana como luchador de la UFC hace casi exactamente un año en UFC 245, cuando noqueó a Mike Perry rápidamente. Aunque Perry ha retrocedido técnicamente, su increíble resistencia hizo que fuera impresionante que Neal le destruyera en tan sólo 90 segundos. Y el exparticipante de 'Dana White's Contender Serie' también había aniquilado a toda la competencia que le habían puesto enfrente desde que llegó al octágono hasta llegar al actual número 11 en la clasificación de la división. Es más, Geoff Neal se encontraba antes del combate en la misma posición en la que anteriormente estuvo Thompson: en el de la joven promesa que intentaba hacer una gran actuación para ser considerado un legítimo aspirante al título del peso welter. Por eso se esperaba mucho más de él, ya que es un luchador con la velocidad y la potencia suficiente para llegar a destruir a Thompson en un bombardeo.

Neal intentó cerrar los espacios durante todo el combate para que Thompson no se sintiera libre para moverse en ángulos, pero no tuvo ningún éxito. Y es que Neal jamás supo descifrar la distancia a pesar de que nunca tuvo cuidado de los contragolpes de 'Wonderboy' que entraba y salía de la distancia manteniendo una actividad muy alta con sus piernas, ejecutando en el proceso movimientos contantes que le hacía no ser nunca un blanco fijo. Thompson es el luchador más viejo, pero aún así ha demostrado que puede moverse y golpear al mismo tiempo con la agilidad necesaria para evitar ser conectado.

El buen trabajo de pies, su eficacia en los contragolpes pese a no disfrutar hoy de la ventaja de alcance que normalmente tiene y su capacidad para conectar al rival yéndose para atrás, incluso con patadas altas, ante un oponente demasiado estático al que no se le vieron muchos recursos para hacer un cambio de dirección en el combate, le otorgaron la victoria por decisión unánime de los jueces.

‘Wonderboy’ Thompson llegaba a este combate después de ganar por decisión unánime a Vicente Luque, uno de los mayores prospectos de la categoría, el año pasado en UFC 244. Thompson que a sus 37 años era el número 5 de la clasificación de pesos welter de la UFC antes de este combate ya había disputado dos peleas por el título en el pasado cuando Tyron Woodley era campeón de peso welter. Ahora llama a la puerta para que le concedan otra oportunidad.

Primera victoria de José Aldo en el peso gallo

La pelea coestelar enfrentaba al excampeón de peso pluma José Aldo con Marlon ‘Chito’ Vera. Aldo seguía buscando su primera victoria en el peso gallo con una racha de tres derrotas seguidas. Luchó con Petr Yan por el entonces vacante título de peso gallo en UFC 251, donde el brasileño fue destruido en el quinto asalto. Vera, por su parte, impactó a toda la comunidad de las MMA al provocar la primera derrota de Sean O'Malley en UFC 252 en su última pelea.

Aldo no sólo es el luchador más experimentado, sino que sus derrotas, a pesar de que se estaban acumulando últimamente, han sido contra la mejor posible competencia. En las peleas con Frankie Edgar, Jeremy Stephens, Renato Moicano y Marlon Moraes, Aldo había demostrado que todavía puede competir con las estrellas actuales. El impulso de Aldo iba para abajo y el de Vera en ascenso. Marlon Vera había ganado seis de sus últimas siete peleas. Esto significaba que ‘Chito’ estaba mentalizado para ser capaz de capitalizar una nueva sorpresa. Pero el brasileño pudo imponer su voluntad en la pelea.

Aunque Vera intentó presionar sin mostrar ningún miedo de entrar en una batalla con el excampeón de la UFC, Jose Aldo desde el principio puso sus condiciones, dictando los términos de la mayoría de los intercambios, ejecutando para ello golpes durísimos al cuerpo. Ante su inferioridad en este campo Vera presionó para cerrar la distancia y buscar desde el ‘clinch’ un derribo. El luchador ecuatoriano supera ligeramente a Aldo en conseguir derribos por peleas, pero no pudo ejecutarlo con el brasileño que mantuvo la vigencia de su defensa del 90 por ciento.

Con el combate en su mano, Aldo aseguró la victoria tomando la espalda de su rival en el tercer asalto y manteniendo su posición dominante durante toda la ronda. El brasileño incluso logró postrar a su rival por momentos en el suelo pero no pudo finalizarle, aunque con esta estrategia selló su clara victoria. Los tres jueces le dieron dos rounds, suficientes para materializar su triunfo.

En el resto de la velada se produjeron las siguientes finalizaciones:

En el cartel principal, Rob Font hizo detener las acciones al árbitro en la primera ronda después de mandar a Marlon Moraes al suelo con un golpe e infligirle un castigo sin pausa hasta borrarle sus defensas.

Marcin Tybura pudo sobreponerse y fue capaz de noquear a Greg Hardy en el segundo asalto con una ristra de golpe finalizadores en el suelo después de haber pasado por ciertos apuros en la primera ronda.

Y en los preliminares, Jimmy Flick sometió a Cody Durden con un triángulo en el primer asalto, una técnica de factura impecable que empezó a encajarlo antes de tener su espalda apoyada en el suelo.

Las Vegas
El redactor recomienda