GAETHJE SOLO PUDO AGUANTARLE DOS ASALTOS

UFC 254: Khabib Nurmagomedov duerme a Justin Gaethje por última vez

Cuando terminó el combate Khabib no pudo contener las lágrimas al recordar a su padre que falleció recientemente por coronavirus. Anunció su retirada definitiva del octágono.

Foto: Khabib Nurmagomedov en una pelea anterior (REUTERS).
Khabib Nurmagomedov en una pelea anterior (REUTERS).

Una de las peleas más esperadas del año 2020 coronaba el evento UFC 254 con el combate de unificación del campeonato de peso ligero entre el campeón Khabib Nurmagomedov y el campeón interino Justin Gaethje.

Nurmagomedov, invicto con 29-0, es uno de los luchadores más dominantes que ha visto la UFC. Khabib ganó el campeonato del peso ligero de la UFC al derrotar a Al Iaquinta en una pelea por el título vacante en UFC 223 hace un par de años. Desde entonces, Nurmagomedov ha retenido con éxito el campeonato contra Conor McGregor y Dustin Poirier, finalizándolos a ambos antes del tiempo reglamentario.

Gaethje era posiblemente el oponente más peligroso al que se había enfrentado Khabib hasta entonces. Gaethje hizo su debut en la UFC con una victoria sobre Michael Johnson antes de sufrir sus dos únicas derrotas contra Eddie Álvarez y Justin Poirier. Entraba en este combate con una racha de cuatro peleas sin perder, consiguiendo finales en la primera ronda ante James Vick, Edson Barboza y Donald ‘Cowboy’ Cerrone, antes de noquear en el quinto asalto a Tony Ferguson para capturar el cinturón interino en UFC 249.

Gaethje demostró una defensa efectiva de derribo durante sus días como luchador de wrestlin, pero sorprendentemente no la había probado en su carrera en la UFC. Hoy, aunque en la mayoría del tiempo donde trascurrió el combate pudo hacerse inasible, cuando no dejó que Khabib llegará a una posición de clinch controlada desde la que poder acometer proyecciones, al final su defensa fue traspasada. Fue derribado dos veces, cuando concluía el primer asalto donde estuvo cerca de ser finalizado con una llave de brazo y en el segundo donde un triángulo sentenció finalmente la pelea durmiendo a Gaethje. El americano fue por momentos efectivo en evitar derribos pero su defensa cuando el combate se desarrollaba en el suelo fue muy deficiente.

A pesar de la contrastada lucha de Gaethje, la maestría en sambo de Nurmagomedov hace que sus oponentes sean derribados inmisericordemente, como si nada en este mundo fuera capaz de impedir lo inevitable. Hasta entonces, mientras trascurría la lucha de pie, Gaethje había infligido los golpes más poderosos, incluso al defenderse, levantaba los antebrazos frente a su cara para poder regresar con golpes sólidos. Asimismo, se había mostrado muy firme, echando la cadera hacia atrás, ante las embestidas de Khabib para intentar derribarlo, aunque tampoco el ruso se prodigó mucho. Algo extraño ya que en el golpeo tenía algunas posibilidades de perder. Los volados del americano, sobre todo con la derecha, y sus potentes patadas a las piernas ponían al daguestaní en una situación anormal. Pero al final la presión constante, los derribos conseguidos y su superioridad manifiesta en el suelo que no tiene precedentes, decantaron la victoria clara de Nurmagomedov. Se podía pensar que si Gaethje podía hacer que Khabib fuera el que retrocediera, sería capaz de ganar el combate. Pero a pesar de su superioridad en el golpeo, el que ejerció la presión constante siempre fue el ruso.

Cuando terminó el combate Khabib no pudo contener las lágrimas al recordar a su padre que falleció recientemente por coronavirus. Anunció su retirada del octágono definitiva, con un récord sideral de 29 a 0. Esperemos que no sea una decisión inamovible.

Joel Álvarez vuelve a someter en el primer asalto

Este fin de semana se celebraba el gran evento UFC 254 donde Khabib Nurmagomedov y Justin Gaethje dirimían quién es el mejor de la división de los ligeros. Pero el acontecimiento deportivo lo abría un español, Joel Álvarez que se enfrentaba al ruso Alexander Yakovlev en el primer combate de la velada.

Con ambos luchadores posicionados en guardias enfrentadas, la diestra era del español, ‘El Fenómeno’ Álvarez utilizó su envergadura para impactar desde la larga distancia con muchas patadas. Cuando su oponente se dio cuenta de su inferioridad en este terreno y fue a derribarlo por primera y única vez, estuvo a punto de cerrar la pelea el español en el proceso, como hizo con Joe Duffy, con otra estrangulación de guillotina. Pero el ruso, al que alguien con un nivel de jiu jitsu tan excelso como tiene Demian Maia no pudo someterle, supo salir de su delicada situación, con el peligro inminente mientras ejecutaba la transición de acabar encajado en un triángulo, sometimiento favorito del asturiano.

A pesar del esfuerzo realizado por el español en el intento de sumisión no mostró ningún signo de fatiga después. Y aunque Joel Álvarez después de no poder finalizar se vio en una posición inferior, nunca se le notó nervioso y supo neutralizar el 'ground and pound' del ruso. Estuvo atento a su oportunidad y a la primera ocasión que se le presentó fue capaz de aplicarle una luxación de brazo que acabó con la rendición de Yakovlev a los tres minutos exactos del primer asalto. Joel, a despecho de su buen nivel de lucha en el suelo, nunca toma la iniciativa para llevar la pelea a ese terreno. Aun así, cuando es derribado, se ha revelado como un luchador letal. “Soy un experto en las finalizaciones”, dijo Álvarez al finalizar el combate. “Tenía el brazo largo y había que probar, es una técnica que la he trabajado mucho en el gimnasio”.

El asturiano, como dijo antes, había llegado a la UFC para quedarse. Este combate era muy relevante ya que hacía con ésta su cuarta pelea en la promotora y cerraba contrato. Sin ninguna duda se lo renovarán. Su progresión es notable. Cada vez que sube al octágono se presenta una nueva versión mejorada de Joel Álvarez.

Joel Álvarez sólo ha perdido una vez en sus últimos 14 combates, y además fue contra Damir Ismagulov, que actualmente tiene una racha de 14 combates ganados. No fue una pelea nada fácil para su debut en la UFC, pero el español demostró de lo que es capaz en su siguiente pelea contra Danilo Belluardo, noqueándolo en el segundo asalto. Luego finalizó al peligroso Joe Duffy con una guillotina en el primer asalto.

Alexander Yakovlev no ha tenido el mismo éxito en MMA que en otras artes marciales, pero sigue siendo un luchador con múltiples habilidades. Tienen un record en la UFC de 2-5, incluyendo derrotas ante Demian Maia y Kamaru Usman y luego se tomó dos años y medio de descanso después de perder por sumisión ante Zak Cummings en noviembre de 2016. Regresó en abril del año pasado para volver a competir en el peso ligero, donde derrotó a Alex da Silva Coelho, pero luego perdió contra Roosevelt Roberts por decisión unánime.

Whittaker volverá a enfrentarse a Israel Adesanya

En UFC 254 también había una eliminatoria por el título de peso medio entre el excampeón Robert Whittaker y Jared Cannonier. Whittaker obtuvo una victoria por decisión unánime sobre Darren Till en el evento principal de UFC Fight Island 3 en julio, que fue su primera pelea desde que perdió el título de peso medio ante Israel Adesanya. Cannonier, mientras tanto, entraba a este combate con una racha de tres peleas ganadas, donde finalizó a David Branch, Anderson Silva y Jack Hermansson.

Los problemas con los que tenía que lidiar Whittaker era el mayor alcance de Cannonier, sus golpes poco ortodoxos y su pegada. Supo adaptarse al estilo del americano para ir imponiéndose poco a poco con su mejor boxeo. Cannonier había tenido problemas con los luchadores que se mueven mucho y hoy no ha sido una excepción. Pendiente de impactar con un golpe de poder, el afroamericano nunca pudo dirigir el tempo de la lucha y estuvo a merced de la autoridad del luchador australiano.

Cannonier tenía la facultad de cambiar el trascurso de la pelea con un solo golpe, pero Whittaker es el luchador más joven, el más rápido, y su lucha y su jiu-jitsu son superiores. Un uno-dos seguido de una patada con la derecha a la cabeza estuvo a punto de terminar el pleito antes de tiempo en el tercer asalto. La victoria después de que Cannonier sobreviviera en el suelo estuvo en un trance de cambiar de dueño cuando, en un giro inesperado, un jab de Cannonier tambaleó al australiano, pero Whittaker ha vuelto a demostrar que puede recibir puñetazos, incluso ser derribado, y volver a levantarse para llevarse la victoria.

Con este triunfo importante se gana por derecho propio una oportunidad de conseguir de nuevo el cinturón ante el luchador que se lo quitó, el campeón de la división, Israel Adesanya.

En el resto de la velada hubieron las siguientes finalizaciones:

En la cartelera principal, una tremenda patada al cuerpo de Alexander Volkov en el segundo asalto fue la puntilla que terminó con la resistencia de Walt Harris, que estuvo a punto de caer abatido por los disparos del ruso ya en la primera ronda.

Phil Hawes destruyó a Jacob Malkoun en solo 18 segundos con un KO brutal merced a impactar con tres manos limpias. Debut impresionante.

Lauren Murphy finalizó a Liliya Shakirova con un mataleón después de poder tomarla la espalda en el segundo asalto.

Magomed Ankalaev noqueó a la contra a Ion Cuțelaba en la revancha de la primera pelea donde el árbitro detuvo la contienda con cierta polémica. El ruso ha dejado hoy constancia de su superioridad.

En los preliminares, Tai Tuivasa destruyó a Stefan Struve a falta de un segundo para terminar el primer asalto.

Y el debutante Shavkat Rakhmonov finalizó con una estrangulación de guillotina al brasileño Alex ‘Cowboy’ Oliveira en el primer asalto.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios