Sandhagen, candidato al título gallo

UFC Fight Island 5: el gran debut del español Topuria y el tremebundo KO de Sandhagen

Ilia Topuria gana enteros con su excelente actuación de hoy en su debut en UFC, un triunfo que despierta grandes esperanzas. Dana White fue el primero en felicitarle.

Foto: Ilia Topuria es declarado ganador del combate. (UFC Instagram)
Ilia Topuria es declarado ganador del combate. (UFC Instagram)

No muchos aficionados en el mundo conocían quién es Ilia Topuria a pesar de haber lucido de forma impresionante en las promotoras ‘Cage Warriors’ y ‘Brave’. Hoy se ha presentado ante el público mayoritario protagonizando una pelea enclavada en la cartelera principal del evento UFC Fight Island 5, aunque fue llamado de relleno con solo ocho días de antelación al caerse el peleador previsto inicialmente. No pudo terminar la pelea en el primer asalto como prometió pero la actuación del español de orígenes georgianos en su debut en la UFC no cabe más que calificarla de excelente. No contemporizó en su inicio de andadura en la mayor promotora de MMA del mundo. Desde el principio, Topuria nunca permitió que su contrincante, el marroquí Youssef Zalal, que aspiraba a su cuarta victoria del año, estuviera cómodo. Tanto en el 'striking' como en la lucha de agarre el español fue dominante, demostrando un gran nivel en las dos facetas principales del juego. Ilia es un luchador sólido con mucha habilidad para la sumisión y con un rifle en la mano derecha, y aunque eso era básicamente lo que había demostrado hasta ahora, había sido muy eficaz en su aplicación, aunque contra una oposición no tan fuerte como la de hoy. Ilia gana enteros con su excelente actuación que le valió la victoria en su debut por decisión unánime de los jueces, un triunfo que despierta grandes esperanzas sobre su proyección en el futuro al contar sólo con 23 años. Como prueba de su magnífica actuación, el presidente de la UFC, Dana White, cuando se bajó del octágono fue el primero en felicitarle.

Desde el comienzo, Ilia se hizo el dueño del centro del octágono. Se le vio tan seguro y dominante que ningún aficionado tuvimos alguna duda de que iba a salir victorioso. En el golpeo fue superior, en el agarre todavía más. No consiguió finalizar la pelea en el primer asalto a pesar de tener encajada una estrangulación de guillotina con tiempo para trabajar porque el luchador marroquí demostró una defensa en el suelo formidable.

Ante la superioridad de Topuria, en el segundo asalto Zalal busco empujar contra la valla a Ilia, dejando de lado su fuerte que es el golpeo, único momento donde pareció dominar al español. Pero duró unos minutos. En el instante que logró zafarse, Topuria volvió a ejercer la presión con su golpeo, especial mención merece sus contras con la derecha. Cuando veía la situación clara iba a por el derribo donde casi siempre tuvo éxito. En el suelo su control fue absoluto aunque no pudo poner la guinda con una finalización. Zalal había recorrido la distancia en los tres combates que había disputado en la UFC hasta ahora, pero Topuria había conseguido muchas finalizaciones tempranas. Es más, solo una de sus peleas hasta entonces había llegado al segundo asalto. Ese déficit, unido al gran esfuerzo realizado y a los sólo 8 días de antelación con que fue invitado a pelear, provocaron que a falta de un minuto de terminar el combate, el español se mostrara cansado. Pero pudo superar el trance con un par de proyecciones ante los ataques del marroquí que sellaron su victoria.

Esta era la cuarta pelea del año en la UFC para Youssef Zalal. El luchador marroquí había tenido éxito en las tres peleas de la UFC que había disputado hasta ahora, ganando por decisión a Austin Lingo, Jordan Griffin y Peter Barrett. Mientras tanto, el invicto Ilia Topuria debutaba en la UFC. El español finalizó a Brian Bouland en 99 segundos en 'Cage Warriors 94' en junio de 2018 para capturar el entonces vacante cinturón de peso gallo en lo que sería su única pelea en esa promotora. Topuria entraba en esta pelea tras un par de victorias en 'Brave CF' en 2019, una sobre Luis Gómez y otra merced a un nocaut en la primera ronda ante Steven Gonçalves.

El nuevo candidato al título gallo

En el combate principal, Marlon Moraes y Cory Sandhagen se enfrentaban en una pelea que podría determinar quién tendrá una oportunidad futura de ganar el título de la UFC de peso gallo.

Moraes es un luchador con talento contrastado. Había sido campeón mundial en la promotora ‘WSOF’ antes de recalar en la UFC. El luchador brasileño subió rápido en la categoría gallo gracias a sus tempranas finalizaciones, pero él mismo fue terminado por Henry Cejudo en una pelea por el entonces cinturón vacante en UFC 238. El pasado diciembre Moraes derrotó a José Aldo por una decisión controvertida. Ahora, buscaba demostrar por qué debía permanecer como el primer contendiente de la división.

Por su parte, Sandhagen se había anotado notables victorias sobre Iuri Alcántara, John Lineker y Raphael Assuncao. Se puede decir que Sandhagen estuvo a punto de conseguir una oportunidad de ganar el título en su último combate contra Aljamain Sterling en UFC 250, pero fue finalizado rápidamente. Ahora tenía otra prueba crucial para dilucidar si Sandhagen tenía la calidad suficiente para ser un sólido candidato al cinturón.

Moraes era el peleador con mayor pegada, pero tenía que encontrar la manera de sortear el mayor alcance de Sandhagen para hacerla efectiva. El brasileño se hizo dueño del centro del octágono al principio del combate, pero Sandhagen controló la distancia. Desde su mayor envergadura, fue más efectivo con su golpeo. Las patadas a las piernas superaron al brasileño y una espectacular rodilla que incrustó en la cabeza de Moraes fue el preludio de lo que iba a suceder en el siguiente asalto. Moraes ya había demostrado lo buen artista de la sumisión que es (especialmente en la segunda pelea con Assuncao) pero no hubo siquiera intención de llevar la lucha a ese terreno.

Después de que Sandhagen ganara el primer asalto, el americano reforzó su dominio controlando la pelea con su mejor distancia desde en el centro del octágono en la segunda ronda. A pesar de su superioridad, nadie hubiera esperado la forma en la que concluyó el combate. De repente, cuando no había trascurrido ni un minuto Sandhagen ejecutó una patada en giro que impactó con brutalidad en la sien de Moraes, cristalizando uno de los mejores KO del año. Un par de golpes finalizadores de más ante un rival rendido hicieron intervenir al árbitro para detener la contienda. Tremenda victoria de Sandhagen que debería convertirse en el próximo candidato al título después de que Petr Yan y Sterling se enfrenten.

En el resto de la velada cabe destacar:

En la cartelera principal, Dricus du Plessis noqueó a Markus Perez en el primer asalto con una sólida izquierda.

Tom Aspinall finalizó a Alan Baudot con una granizada de golpes desde una posición superior al minuto y medio del inicio del combate.

En los preliminares, Tom Breese con un sólido jab de derecha derribó a KB Bhullar para finalizarle a continuación con un par de golpes más.

En los pesos pesados, Chris Daukaus noqueó brutalmente a Rodrigo Nascimento sin que hubiera pasado ni un minuto del primer asalto.

Joaquin Buckley probablemente protagonizó el KO del año. En el segundo asalto, después de que Impa Kasanganay fuera capaz de agarrarle una pierna, con un movimiento en salto espectacular pudo impactarle con la otra pierna haciendo que cayera a plomo tras el golpe recibido, protagonizando un KO de factura espectacular.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios