DONALD CERRONE SIGUE VIVO

UFC Las Vegas 11: el KO dominante de Colby Covington a Tyron Woodley

Muy pobre actuación de Woodley que tras esta tercera derrota consecutiva su posición en la escena de los contendientes del peso welter de la UFC queda muy perjudicada

Foto: Colby Covington en UFC 245 (USA TODAY Sports)
Colby Covington en UFC 245 (USA TODAY Sports)

El excampeón interino de la UFC Colby Covington se citaba por fin con el excampeón mundial Tyron Woodley dentro del octágono para protagonizar el evento UFC Las Vegas 11. Se trataba de un acalorado enfrentamiento en el peso welter repleto de rencor recíproco entre los dos luchadores como han demostrado en declaraciones durante años en las redes sociales y los medios de comunicación que había tardado demasiado tiempo en hacerse realidad. Pero al fin se ha dado.

Y es que las defensas del título de Woodley contra Darren Till y Kamaru Usman estaban originalmente programadas para enfrentarse a Covington cuando era campeón interino. Y Woodley también había firmado pelear con Covington antes y después de su combate contra Gilbert Burns a principios de este año.

La mayor fortaleza de Covington es la lucha, ya que promedia casi cinco derribos por pelea, consigue materializar la mitad de sus intentos de derribo y ha defendido con éxito la mayoría de los que ha sido objeto. Sin embargo, tenía que lidiar con la defensa del 90 por ciento de derribos de Woodley y había que preguntarle a Demian Maia cuán frustrante es la sensación de intentar tirar al suelo a un muro de hormigón armado. Pero para significar la decadencia tangible de su rival, Covington consiguió materializar un derribo ya en el primer asalto sin aparente esfuerzo. A pesar de esta facilidad, no continuó utilizando en exclusiva la lucha porque con el golpeo su superioridad fue absoluta.

En sus últimas actuaciones, habíamos visto a Covington convertirse en un 'striker' muy completo, logrando el récord de golpes lanzados contra Robbie Lawler en un combate. Incluso consiguió mantenerse firme contra el poderoso Usman durante casi cinco rondas enteras en todos los intercambios que entablaron. Hoy decidió la pelea especialmente con su mejor golpeo, impactó mucho más y con más poder, y fue el luchador que ejerció la presión tanto con el golpeo como empujando con su agarre a su rival contra la valla para buscar una proyección o incrustar disparos desde esa posición. Covington dominó de forma absoluta el pleito sin que su rival expusiera la más mínima solución a su derrota inevitable. Woodley sólo propuso recurrentes salidas explosivas con sus contras, pero Covington se cuidó mucho del impacto de su destructora derecha.

Woodley siempre ha tenido un estilo inusualmente conservador durante su carrera en la UFC. La última vez donde hizo alarde de un gran cardio fue en una pelea por el título de Strikeforce contra Nate Marquardt donde fue noqueado en 2012. Desde entonces, para protegerse de los golpes, siempre suele apoyarse contra la jaula, esencialmente para desafiar a su oponente a que cierre la distancia para que pueda darle un golpe explosivo o controlar la pelea con su lucha. Pero hoy no tuvo ningún éxito con su estrategia. Covington controló el tempo tanto de la lucha de golpeo como de agarre, donde siempre fue dominante.

Covington puede golpear sin parar y no desfallecer en el intento y tiene una prominente capacidad en la lucha de agarre aunque no suele finalizar las peleas antes de tiempo. A pesar de estos antecedentes, en el quinto asalto terminó el combate. En una de sus pocas acciones ofensivas, mientras intentaba someter Woodley a su rival con una estrangulación en el suelo se lesionó una costilla. El árbitro intervino entonces para detener un encuentro que solo tuvo un protagonista. Muy pobre actuación de Woodley que tras esta tercera derrota consecutiva - especialmente ante un rival tan íntimo como es Covington – su posición en la escena de los contendientes del peso welter de la UFC queda en una situación muy perjudicada.

'Cowboy' Cerrone sigue vivo

La pelea coestelar enfrentaba al legendario Donald ‘Cowboy’ Cerrone con el prometedor prospecto Niko Price. Cerrone entraba en este combate después de cuatro derrotas seguidas contra Tony Ferguson, Justin Gaethje, Conor McGregor y Anthony Pettis. Price, mientras tanto, había intercambiado victorias y derrotas en los últimos dos años, en su última pelea fue vencido en la revancha contra Vicente Luque en UFC 249.

Donald Cerrone sigue siendo el arquetipo del luchador dispuesto a aceptar una pelea en cualquier lugar y en cualquier momento contra cualquiera, y eso le ha convertido en una de las figuras más queridas en la historia de la UFC. ‘Cowboy’ ha mejorado su defensa contra golpes, aunque su aguante al castigo paulatinamente ha ido decreciendo como se ha evidenciado en sus últimas peleas. Price tiene una habilidad especial para noquear a la gente así que las predicciones eran nefastas para Cerrone.

A pesar de sus cuatro derrotas consecutivas, Cerrone aún no está acabado. Así lo demostró en este combate. Cerrone entró en la pelea con un arranque muy lento ante un oponente muy agresivo que guardaba la capacidad de noquearle en cualquier momento. Hubo momentos del primer asalto donde su destino estuvo situado en el alambre. Pero consiguió aguantar sin desfallecer. Es más, a Price le quitaron un punto por repetidos piquetes en los ojos, una sanción que fue vital para el resultado final de la pelea.

Ambos luchadores se suelen anotar un derribo al menos por pelea, aunque los dos son mejores defensores que artistas del derribo. El combate básicamente se disputó en el golpeo. Sólo hubo intentos de derribo de Cerrone en el tercer asalto: uno primero sin éxito y otro donde consiguió posicionarse en su espalda aunque no pudo lástralo al suelo o finalizarle. Con este planteamiento, el empuje venía de Price pero Cerrone conectó buenas contras aunque Price fue el que consiguió más impactos. Al final los jueces decidieron dar empate mayoritario a una entretenida pelea llena de recursos técnicos.

En el cartel principal, Khamzat Chimaev continúa con su carrera meteórica. Esta vez noqueó a Gerald Meerschaert a los 17 segundos del primer asalto merced a una poderosa derecha.

Johnny Walker vuelve a la senda del triunfo con un KO a Ryan Spann en el primer asalto. Con su rival en el suelo intentando proyectarle, lo finalizó con una ristra de codazos.

La brasileña Mackenzie Dern impuso su jiu jitsu al finalizar con una llave de brazo a Randa Markos en la primera ronda.

En los combates preliminares, Damon Jackson sometió con una estrangulación de guillotina a Mirsad Bektić para remontar un combate que llevaba perdido en el tercer asalto.

Mayra Bueno Silva consiguió aplicar una llave de brazo desde una posición inferior a Mara Romero Borella para finalizar el combate en la primera ronda.

Jessica-Rose Clark hizo detener al árbitro su contienda con Sarah Alpar en el tercer asalto tras infligir a a su rival una cascada de golpes consecutivos.

Darrick Minner finalizó a T.J. Laramie nada más iniciarse la primera ronda con una estrangulación de guillotina.

Randy Costa logró incrustar su pierna izquierda en la cabeza de Journey Newson para noquearle y llevarse el pleito nada más comenzar el primer asalto.

Tyson Nam venció a Jerome Rivera en la segunda ronda por intervención del árbitro tras castigar en el ‘ground an pound’ a su rival.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios