NUEVA POLÉMICA PARA EL LUCHADOR

Conor McGregor, detenido en Córcega por una supuesta agresión sexual

El luchador se encuentra en libertad, acusado de intento de agresión e exhibicionismo sexual. McGregor se encontraba de vacaciones por el Mediterráneo cuando tuvo lugar el incidente

Foto: Conor McGregor, en una imagen de archivo. (Reuters)
Conor McGregor, en una imagen de archivo. (Reuters)

Conor McGregor vuelve a estar en el centro de la polémica. La estrella irlandesa de MMA, artes marciales mixtas, fue detenido en Córcega por un supuesto delito de intento de agresión sexual e exhibicionismo sexual. La fiscalía ha emitido un comunicado a través de la agencia AFP en la que confirma la denuncia presentada el pasado 10 de septiembre, así como los delitos de los que es acusado.

“Conor Anthony McGregor ha sido objeto de una audiencia ante los servicios de la gendarmería, como detenido bajo custodia policial”, confirma en el comunicado la fiscalía de Bastia. No se han hecho públicos más datos acerca de esta supuesta agresión sexual, que habría tenido lugar durante un viaje de ocio del luchador por el Mediterráneo. Su abogado aseguró más tarde que había sido puesto en libertad, negando cualquier mal comportamiento de su representado.

McGregor, en una alfombra roja. (EFE)
McGregor, en una alfombra roja. (EFE)

McGregor se retiró de la competición deportiva el pasado junio, como ya había hecho en dos ocasiones para luego regresar. A sus 32 años está considerado toda una leyenda del MMA por su paso por la UFC. Sin embargo, son numerosas las ocasiones en las que el luchador ha destacado más por la polémica que por talento en el ring. Conor fue investigado por dos posibles delitos de índole sexual el pasado 2019, pero la fiscalía irlandesa no llegó a presentar cargos.

En abril del pasado 2019, McGregor se vio envuelto en una pelea de bar en su Irlanda Natal. Las imágenes del local precisaron como el luchador decidió ofrecer unos chupitos a Desmond Keogh, un hombre que se encontraba en el pub en Dublín. Este no aceptó la oferta, quejándose de la mala calidad del producto. La respuesta le sentó muy mal al excampeón de la UFC, ya que la marca del whisky de los chupitos era Proper Twelve, de la que McGregor tiene gran participación. Conor le propinó un puñetazo por el que tuvo que acudir a los juzgados. Keogh no presentó cargos, saldándose el incidente con una suma de dinero que no se llegó a desvelar.

Boxeo y Artes Marciales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios