NO PUDO NOQUEARLE HASTA EL QUINTO ASALTO

UFC Las Vegas 9: el brutal KO de Alistair Overeem a un resistente Augusto Sakai

Overeem continúa con su impulso por llegar a conseguir el título de los pesos pesados de la UFC por segunda vez. Ovince Saint Preux vuelve a su división para vencer.

Foto: Alistair Overeem en un combate anterior (USA TODAY Sports).
Alistair Overeem en un combate anterior (USA TODAY Sports).

En la pelea principal de UFC Las Vegas 9 Alistair Overeem buscaba continuar con su impulso por llegar a conseguir el título de los pesos pesados de la UFC por segunda vez, mientras que Augusto Sakai pretendía consolidarse como un firme contendiente en la división anotándose la mayor victoria de toda su carrera.

Overeem llegaba a este combate con tres triunfos en las cuatro últimas peleas que ha disputado desde que cambió de equipo de entrenamiento en la segunda mitad de 2018. En ese lapso de tiempo, Overeem finalizó en el primer asalto a Sergei Pavlovich y a Aleksei Oleinik antes de su enfrentamiento contra Jairzinho Rozenstruik, una pelea que Overeem dominó hasta que fue noqueado en los segundos finales del quinto asalto. En su último combate, Overeem pasó por dificultades contra Walt Harris, pero fue capaz de reponerse y noquearle.

Augusto Sakai, mientras tanto, estaba inmerso en un racha ganadora desde que derrotó a Marcos Conrado en 'Dana White’s Contender Series Brazil', ya que desde entonces había derrotado a Chase Sherman, Andrei Arlovski, Marcin Tybura y Blagoy Ivanov.

La mayoría de los pesos pesados en ascenso son luchadores de técnica defectuosa que atropellan a sus oponentes con su empuje y que nunca han sido probados en la superación de la adversidad. Esos rasgos no describen a Sakai, que se contenta con controlar sus peleas con un juego ofensivo sustentado en sacar un gran volumen de golpes pero de baja intensidad, combinado con algo de trabajo de agarre cuando es necesario. Es un estilo raro en los pesos pesados pero Sakai ha mostrado una gran capacidad de absorber golpes y mantenerse firme contra sus oponentes más poderosos.

Overeem es un luchador más técnico y hábil en la mayoría de las áreas que Sakai, pero casi siempre está en peligro debido a su mentón de cristal. Sin embargo, en términos de potencia de un solo golpe, Sakai es de los oponentes más débiles a los que Overeem se había enfrentado nunca dentro del octágono. Pero la relativa falta de peligro que representaba la pegada de su rival no significó que Overeem se expusiera a más intercambios de lo habitual.

Overeem superó a Sakai en todos los aspectos del juego. Fue capaz de mantener a Sakai muchas veces a raya con su boxeo, resguardado desde una distancia conservadora. En los primeros compases el brasileño tuvo algún acierto cerrando la distancia y puntuando más por momentos con su golpeo desde el agarre, única rendija por la que podía cambiar el dominio del combate. Pero Overeem se cubrió muy bien para no dejar prácticamente ningún espacio por donde los golpes de Sakai pudieran hacerle daño.

La pelea estuvo muy cerrada hasta que el holandés decidió poner en liza su lucha a partir del tercer asalto. De hecho, Overeem proyectó con aparente facilidad cuando se lo propuso, situándose en la rara posición de tener la mejor oportunidad de terminar el combate con una sumisión, aunque decidió mantener una posición dominante desde la que castigar a su oponente con el ‘ground and pound’. Precisamente, esta fue la manera que utlizó para finalizar a Sakai en los inicios del quinto asalto, ya hubo un amago en el cuarto, ejecutando brutales codos y puños que terminaron por mermar a un disminuido Sakai al que el árbitro con su intervención le privó de sufrir un mayor castigo.

Ovince Saint Preux renace en su división

La pelea del evento coestelar entre Ovince Saint Preux y Alonzo Meinfield por fin se materializaba, después de que estuviera originalmente programado para hace dos semanas y se retrasara tras dar Ovince Saint Preux positivo por COVID-19.

Saint Preux hizo su debut como peso pesado el pasado 13 de mayo en UFC Jacksonville, perdiendo por decisión dividida contra Ben Rothwell. Una derrota que le ha convencido para volver a su división, los semipesados. Menifield sufrió su primera derrota profesional en su última pelea, al caer por decisión ante Devin Clark, en un combate que vio a Menifield llegar a la distancia por primera vez en su carrera después de disputar 10 peleas.

Antiguo defensa de la Universidad de Tennessee, Ovince Saint Preux es un atleta de alto nivel aunque ha desarrollado un estilo de lucha a menudo incoherente, plagado de golpes poco ortodoxos y sumisiones difíciles en lugar de desarrollar un plan de juego consistente. Pero esa capacidad atlética le ha permitido muchas veces salirse con la suya con un estilo de lucha a menudo inverosímil. Por su parte, Menifield había demostrado que puede ser un finalizador rápido aunque tiene problemas de resistencia. Su tendencia de conseguir nocauts rápidos dejaba muchas preguntas sobre cómo se desenvolvería cuando tuviera peleas complicadas.

OSP con su ventaja de altura y alcance se hizo dueño con suma facilidad el centro del octágono donde forjó su dominó durante todo el combate, ya que desde esta posición fue mucho más efectivo que Menifield, gracias sobre todo a su recto de izquierda, sus patadas frontales al cuerpo y alguna serie de buenas combinaciones. Saint Preux seleccionó muy bien los golpes, mostrando mucha tranquilidad y gastando muy poca energía en el proceso. Mientras Menifield, que salió a buscar un nocaut al principio del combate, cerraba la distancia para intentar, casi siempre sin éxito, alcanzar a su rival con alguna acción ofensiva. Muchas veces retrocedía moviéndose en ángulos, apostando en alguna salida por un golpe de poder que le hiciera virar el sentido del combate.

A partir de entrado el segundo asalto Menifield ya no mostraba respuesta alguna hasta que entabló un intercambio donde de inicio se llevó la mejor parte, hizo trastabillar a Saint Preux, pero en su siguiente acción ofensiva fue cazado con un golpe de encuentro tremendo con el crochet de izquierda que materializó un espectacular KO. St. Preux es peligroso y complicado pero siempre es una incógnita comprobar la forma en que se presenta a cada combate. La impresión es que la de hoy ha sido óptima.

En el resto de la velada hubo tres finalizaciones:

Michel Pereira consiguió estrangular por la espalda a Zelim Imadaev hasta que se rindió tras proyectarle al suelo de forma espectacular en el tercer asalto.

André Muniz finalizó a Bartosz Fabiński con una llave de brazo desde una posición inferior en la primera ronda.

Y Brian Kelleher aplicó con éxito a Ray Rodriguez una estrangulación de guillotina en el primer asalto hasta terminar con su rival.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios