TERCER EVENTO SEGUIDO EN ABU DHABI

UFC: la estrangulación del español Joel Álvarez al irlandés que venció a McGregor

“He venido para quedarme”, declaró orgulloso el asturiano a las cámaras tras su victoria para atestiguar cuáles son sus aspiraciones.

Foto: Joel Alvarez contra Joe Duffy (USA TODAY Sports).
Joel Alvarez contra Joe Duffy (USA TODAY Sports).

Hace pocos años, Joseph Duffy parecía destinado a ser la próxima estrella irlandesa de la UFC. Más allá de ser el último hombre en vencer a Conor McGregor antes de que ‘Mystic Mac’ aterrizara en la UFC, Duffy había demostrado poseer una combinación muy sólida de boxeo y sumisiones desde el agarre. Una derrota en 2016 en una batalla impresionante ante Dustin Poirier parecía que frenaría su ascensión, pero en sus siguientes encuentros Duffy relanzó sus aspiraciones con dos victorias seguidas. Sus últimos combates en UFC, saldados con dos derrotas ante James Vick y Marc Diakiese adelgazaron el currículum del irlandés. Ahora le ponían enfrente al español Joel Álvarez.

Las ganas de volver a la senda de la victoria de Duffy, en principio, lo harían más peligroso que nunca, ya que cualquier animal herido no es presa fácil. Pero Joel Álvarez ha demostrado hoy el hambre y la ambición que todo luchador necesita para poder vincular su carrera a una promotora como la UFC.

Y es que desde el inicio del encuentro se pudo ver a un Joel más seguro, más activo y más maduro, respecto a sus anteriores actuaciones en UFC. Ya advirtió en declaraciones anteriores a esta pelea, que se había convertido en un luchador mucho más completo que hace un año. “Tiene mucho hambre de gloria”, decía su entrenador Enrique Wasabi, y que para comprobarlo, “había que darle de comer al cachorro”.

Pues el cachorro necesitaba esta victoria para establecerse en la empresa. Comenzaron los dos luchadores a intercambiar golpes en el centro del octágono donde el asturiano se destacó por sus buenas patadas ejecutadas a la pierna izquierda de Duffy y eso que el irlandés es un peleador reconocido por su gran capacidad en los intercambios, como demostró ante Dustin Poirier.

En vistas de su inferioridad en este campo, a mitad del primera asalto, el irlandés decidió ir al derribo a las piernas y en esa acción el español fue capaz de aplicarle una estrangulación de guillotina, con la firme convicción del que está seguro del efecto de sus acciones, que logró finalizar el combate a su favor. “He venido para quedarme”, declaró orgulloso el asturiano a las cámaras tras su victoria para atestiguar cuáles son sus aspiraciones.

"Estoy contento porque no hay nada más satisfactorio que el trabajo salga bien. Al principio me sorprendió un poco con las patadas laterales, pero habíamos trabajado y pudimos corregir ese aspecto. Soy un luchador que tiene muchas sumisiones. Cuando cogí la guillotina, sabía que estaba acabado. Otra cosa no, pero yo aseguro que sea por mí o por mi rival la pelea siempre acabará antes del límite", afirmó tras el combate.

Este era el tercer combate del luchador gijonés, de 27 años, Joel Álvarez (Gijón, 1993) en la UFC. El 'Fenómeno' fue fichado el año pasado por la UFC cuando atesoraba un récord profesional de 15 victorias por una derrota. Debutó en la UFC Fight Night 145 el 23 de febrero de 2019 con una derrota ante el ruso Damir Ismagulov. En junio, noqueó en dos asaltos al italiano Danilo Belluardo en Estocolmo. Una lesión en el codo le impidió volver a competir el año pasado.

Nuevo campeón mosca

Henry Cejudo fue despojado del título de peso mosca a finales de 2019 y se retiró tras una defensa exitosa del título de peso gallo en UFC 249. Una semana después de que Petr Yan capturara el cinturón vacante de peso gallo en UFC 251, un nuevo campeón de peso mosca se iba a coronar en UFC Fight Island 2, donde Deiveson Figueiredo y Joseph Benavidez se enfrentarían de nuevo, en el combate principal disputado en la Isla Yas en Abu Dhabi. Era la revancha de su primer encuentro por el título, en el que Figueiredo terminó con Benavidez en la segunda ronda, pero no pudo reclamar el cinturón por no dar el peso.

Deiveson ‘Deus da Guerra’ Figueiredo golpea tan fuerte para los estándares de esta categoría que dictó los términos en la mayoría de los intercambios. Además, el brasileño aprovechó su ventaja de altura y alcance para dominar la lucha de pie en todo momento. Antes de que terminara el primer asalto, el brasileño estuvo a punto de finalizar la pelea con el primer golpe sólido que impactó en su rival. Un volado de derecha fortísimo que postró al americano en el suelo.

En el firme hubo un intento de estrangulación repetido desde la espalda, donde increíblemente Benavidez pudo zafarse e incorporarse. La superioridad del brasileño en el golpeo era manifiesta. Figueiredo suele tomarse su tiempo para medir a sus oponentes y buscar sus aperturas, pero una vez que entra en acción pocos pueden contrarrestar su empuje. Esta vez no tardó mucho en imponer su dominio. El brasileño es un luchador excelente cuando se trata de aumentar la presión y buscar una finalización tan pronto como percibe la sangre en su oponente. De esta manera, a un minuto de finalizar el primer asalto, otro volado de derecha bajó al suelo a Benavidez, y mientras el brasileño castigaba en el ‘ground and pound’ a su rival, pudo tomarle la espalda y finalizarle con una estrangulación. Para Benavidez ésta ha sido su última oportunidad de ganar el título.

Desde que llegó a la UFC como luchador invicto en 2017, Deiveson Figueiredo casi ha volado hacia la cima de la división del peso mosca. Comenzó su carrera con cuatro victorias consecutivas, contra peleadores como Marco Beltrán, Jarred Brooks, Joseph Morales y John Moraga, tres de las cuales terminaron en KO. Figueiredo perdió una decisión con Jussier Formiga el año pasado, su única derrota, pero se recuperó venciendo a Alexandre Pantoja y a Tim Elliott, antes de ganar el primer encuentro con Benavidez.

En la pelea coestelar, Jack Hermansson finalizó a Kelvin Gastelum con una llave de tobillo. Aunque el americano fue el primero en llevar la pelea al suelo, con una técnica eficaz de lucha, el escandinavo sorprendió a todos para llevarse el pleito.

En la cartelera principal, Ariane Lipsk finalizó a Luana Carolina con un luxación de rodilla en el primera asalto.

En los preliminares, Roman Dolidze merced a una poderosa patada postró a Khadis Ibragimov en el suelo. Desde allí con una posición superior destruyó a su rival en el ‘ground and pound’.

Y Amir Albazi finalizó a Malcolm Gordon con una estrangulación desde una posición de triángulo en el primera asalto.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios