así es Donald ‘Cowboy’ Cerrone

El rival de Conor McGregor: "¿Sabes, hijo? Tu papá fue un 'bad motherfucker"

El 18 de enero Donald ‘Cowboy’ Cerrone entrará por 34ª vez en el octágono para enfrentarse al excampeón de dos divisiones Conor McGregor en UFC 246

Foto: Donald Cerrone con su hijo tras su victoria sobre Al Iaquinta. (USA TODAY SPORTS)
Donald Cerrone con su hijo tras su victoria sobre Al Iaquinta. (USA TODAY SPORTS)

El 18 de enero Donald ‘Cowboy’ Cerrone entrará por 34ª vez en el octágono para enfrentarse al excampeón de dos divisiones Conor McGregor en UFC 246. La pelea ha sido planificada por la promotora para ser el punto de partida de la gira de regreso del irlandés, cuya última victoria en UFC fue en 2016, ya que después perdió con Floyd Mayweather en un combate de boxeo y cayó en su vuelta a UFC ante Khabib Nurmagomedov en octubre de 2018. Según señalan ciertos rumores, McGregor tiene planeado pelear al menos tres veces en 2020. Su objetivo final es recuperar el título de peso ligero que posee ahora Nurmagomedov. El presidente de UFC, Dana White, ha dicho que la superestrella irlandesa quiere antes prepararse para la cita final compitiendo en el peso welter, teniendo en el horizonte próximo un posible enfrentamiento contra Jorge Masvidal en esta misma categoría.

Antes de que esto suceda, McGregor tiene primero que superar a Donald Cerrone. Una probabilidad que la mayoría de los medios, incluso la propia promotora, dan por seguro. Pero Cerrone es un luchador mucho más difícil de batir de lo que ninguno se atreve a reconocer. Hay que recordar que ‘Cowboy’ Cerrone ha reescrito en los últimos ocho años los libros de récords de UFC con una combinación inigualable de espectacularidad y éxito.

"¿Me siento mejor luchador? Absolutamente", dijo Cerrone a MMA Fighting. Un factor a su favor es que el norteamericano ha estado embarrado mucho más tiempo en las trincheras que el irlandés. "Esta es mi 51 pelea en MMA. Literalmente, lo he hecho más que nadie".

Los récords del 'Cowboy' en UFC

Donald Cerrone no tiene ningún título de UFC en su currículum, pero sí muchos récords que han ayudado a definir su legado en este deporte. En realidad, es una lista bastante llamativa de logros alcanzados por el veterano de 36 años durante sus 13 años de carrera. Ostenta actualmente el récord de más victorias en la historia de UFC (23), más sumisiones en la historia de UFC (17), más bonificaciones después de los combates en la historia de UFC (18) y más derribos por golpes en la historia de UFC (20). A pesar de que se le reconoce mejor por su golpeo vistoso de muay thay, Cerrone tiene más victorias por sumisión (17) que por KO (10). Pero la razón donde ha labrado su buena reputación se sustenta en que es un luchador reconocido por estar siempre dispuesto a enfrentarse a cualquiera, sin importar la fecha y el lugar.

La pelea con McGregor se disputará en el peso welter donde Cerrone consiguió victorias importantes sobre peleadores como Matt Brown, Mike Perry y Rick Story. Mientras, McGregor ha competido como peso welter solo dos veces contra Nate Díaz en 2016, con una victoria en la segunda cita y una derrota en la primera. Aunque el dato tampoco se puede calibrar como un test definitivo porque Díaz realmente es un peso ligero natural, aunque haya incursionado algunas veces en la categoría superior.

Cerrone ha entrado en el octógono cinco veces desde la última vez que lo hizo McGregor. El récord del ‘Cowboy’ en esos combates es de 3-2. En la primera de sus victorias ganó el bono a la ‘actuación de la noche’ contra Mike Perry en peso welter. Cerrone bajó a la división de peso ligero después de esa victoria. Las dos derrotas se produjeron en sus dos combates más recientes: perdió primero contra Tony Ferguson y luego contra Justin Gaethje por TKO. El norteamericano lleva sin lograr un triunfo desde que ganó por decisión en mayo de 2019 a Al Iaquinta. Uno de los beneficios de pelear tantas veces al año como lo ha hecho es que después de cada revés, en poco tiempo se encuentra nuevamente en una racha ganadora.

Su mayor motivación: ser el orgullo de su hijo

Cerrone ha prestado especial atención a cada detalle en su preparación del encuentro contra McGregor, pero una vez más, en sus declaraciones, le resta importancia a la magnitud de este evento porque declara que a él le encanta pelear sin importar quién sea el oponente. Su mayor motivación en estos días no es el gran sueldo y la atención que recibirá al enfrentarse al luchador más mediático de todos los deportes de contacto. Lo que mueve la ambición de Cerrone es que su reciente hijo primerizo pueda sentirse algún día orgulloso de su progenitor. Cuando se retire del deporte, asegura, su mayor satisfacción será poder visionar junto a su hijo todos los logros increíbles que consiguió a lo largo de su carrera.

"Un día, voy a sentarme con mi pequeño cuando tenga la edad adecuada y le diré. ¿Sabes una cosa? Tu papá fue un ‘bad motherfucker’ (expresión americana para decir que alguien es muy peligroso), muchacho", declaró. Para que se vaya concienciando estará contemplando en directo este sábado las acciones de su progenitor desde la primera fila a pesar de no haber cumplido siquiera dos años.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios