RECUPERA EL CINTURÓN DE PESO PESADO

UFC 241: el brutal KO inesperado de Stipe Miocic a Daniel Cormier

En la segunda entrega Cormier que partía como favorito parecía que volvería a llevarse el envite. Pero Miocic recuperó el cinturón de los pesos pesados.

Foto: Cormier contra Miocic
Cormier contra Miocic

UFC 241 presentaba una de las carteleras más esperadas del año gracias a que contaba con un trío de peleas muy igualadas repletas de estrellas. Encabezando el evento estaba la revancha por el título de peso pesado entre Daniel Cormier y Stipe Miocic. A pesar del clarividente resultado del primer combate, Miocic perdió su título ante Cormier en julio de 2018, la pelea todavía representaba un enfrentamiento interesante.

En su primer envite ambos intercambiaron golpes en la media distancia y el combate se desarrolló brevemente en el clinch, momento en el que Cormier aterrizó su puño derecho sobre Miocic. Con su rival ya sentido, Cormier impactó un surtido de golpes en el suelo a su oponente ya inconsciente, terminando la pelea en los instantes finales de la primera ronda. Miocic llegaba a este segundo enfrentamiento sin haber peleado desde entonces. Cormier, en cambio, había subido al octágono una vez cuando venció con claridad a Derrick Lewis.

En la segunda entrega Cormier que partía como favorito parecía que volvería a llevarse el campeonato ante un Miocic muy cauteloso que tenía miedo al principio de soltar las manos para que no se repitiera la historia del primer encuentro. Pero al final, de forma sorpresiva, recuperó el cinturón de los pesos pesados.

Para los estándares de la categoría, Miocic es un gran boxeador ofensivo. Trabaja bien detrás de su jab, que siempre utiliza para frenar los ataques de su oponente e iniciar su propias acciones ofensivas. Esa habilidad unida a su portentosa resistencia provoca que a menudo abrume a sus oponentes presionándolos contra la jaula. Con estas facultades las peleas que requieren de un alto ritmo físico generalmente le favorecen.

Cormier también hace su mejor trabajo cuando presiona al rival. Sin embargo, el propósito de la presión de Cormier es forzar el clinch o generar un intercambio de lucha donde casi siempre toma ventaja. Para cerrar la distancia, Cormier se acercó a Miocic con los brazos extendidos para dificultar los golpes claros de su oponente y también para utilizar sus brazos a modo de antenas con el fin de que le proporcionaran una idea precisa de cuándo podía entrar en el clinch. A partir de esta posición siempre pudo elegir entre golpear desde el agarre o comenzar una secuencia de lucha con el objetivo final de lograr un derribo. Esta última opción la frecuentó poco, aunque hay que mencionar la espectacular proyección que ejecutó en el primer asalto. Con las armas ofensivas de los dos luchadores puestas en liza, Cormier fue claramente superior en los intercambios como atestiguaba la cara entumecida de Miocic. El único momento antes del inesperado KO donde pasó dificultades ocurrió en el segundo asalto al impactarle una contra del retador aunque pudo sobreponerse con prontitud de la delicada situación.

Con esta dinámica de dominio absoluto por parte de Cormier se llegó al cuarto asalto. A pesar de su clara inferioridad Miocic logró conectar en esta ronda dos potentes derechas después de un trabajo previo al cuerpo que desarbolaron al campeón. Al final su mayor peso y envergadura se revelaron decisivos. Un KO rotundo. Es lo que tienen las MMA. Un golpe certero puede tirar por tierra el trabajo de todo un combate. La trilogía debería cerrarse cuanto antes.

Nate Díaz triunfa en su regreso

Si bien la pelea por el campeonato de peso pesado entre Daniel Cormier y Stipe Miocic era el combate principal de UFC 241, la pelea más comentada previamente de esta velada era el enfrentamiento entre Anthony Pettis y Nate Díaz. Esta era la primera pelea de Díaz en tres años desde su memorable par de combates contra Conor McGregor en 2016. Desde entonces, Díaz se había sentado cómodamente a esperar una pelea que le proporcionara una suculenta bolsa o un oponente lo suficientemente digno para seguir estando vigente en el candelero. Anthony Pettis había ganado cuatro de sus últimos siete combates desde 2016. De estos enfrentamientos que sucedieron en varias categorías destaca su debut en el peso welter cuando noqueó al ex retador al título Stephen ‘Wonderboy’ Thompson en UFC Nashville, convirtiéndose en el primer hombre en lograr tal hazaña.

Los tres años de inactividad no parecieron pasar factura a Nate Díaz. Con el paso de los asaltos el californiano cada vez se mostraba más suelto y su superioridad fue en aumento paulatinamente. En todos los campos. Tanto en el golpeo como en el suelo. Los tres asaltos se los llevó claramente ganando por decisión unánime. Díaz, con ventaja en altura y alcance, dominó desde el inicio el centro del octágono. Pettis agazapado buscaba con éxito al principio contras explosivas. A pesar de su inferioridad estuvo cerca de finalizar la pelea por una estrangulación tras ser proyectado por Nate Díaz en esta ronda.

En el segundo asalto Díaz parecía cansado. No reaccionaba ante los ataques de ‘Showtime’ que estuvo más activo hasta que el árbitro hizo una pausa por un golpe fortuito en el ojo. Al reanudarse Díaz regresó con fuerzas renovadas y mantuvo la presión, golpeando de forma significativa repetidamente con su rodilla la cabeza del rival. La tercera ronda fue el asalto más dominante de Díaz que a punto estuvo de finalizar el combate antes de tiempo merced a dos potentes rodillas.

En otra de las peleas más esperadas del evento, el cubano Yoel Romero se enfrentó a Paulo Costa, uno de los peleadores brasileños en previsión con un futuro más prometedor en la promotora, al punto que se pronostica que será una de las mayores estrellas de su país en MMA.

Los dos luchadores cuentan con un poder tremebundo de pegada. En un electrizante primer asalto ambos peleadores cayeron al suelo por certeros golpes. El dominio del octágono y la presión vino de parte del brasileño pero el cubano aunque parecía cansado respondía siempre soltando bombas peligrosas. En el tercer asalto el dominio de Romero fue claro. El cubano que proyectó a su rival en los últimos momentos de las dos últimas rondas parecía el ganador claro de la pelea. Al final Costa venció por una controvertida decisión unánime en un combate impresionante. El veredicto fue silbado por el público asistente.

En la cartelera principal Sodiq Yusuff noqueó a Gabriel Benítez en una emocionante primera ronda. Los golpes lanzados por los dos peleadores llegaron a impactar con éxito en el contrario pero el nigeriano demostró mayor contundencia en el intercambio. Una contra de derecha del Yusuff dictó el resultado final del combate.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios