dos peleas y una victoria en ufc

Del andamio a la UFC: así es la nueva vida del luchador español Joel Álvarez

Joel habla con El Confidencial de las sensaciones tras su primera victoria en la UFC, recuerda su pasado y habla claramente sobre su futuro y lo que espera conseguir más adelante

Foto: Joel Álvarez venció a Danilo Belluardo en Estocolmo. (USA TODAY Sports)
Joel Álvarez venció a Danilo Belluardo en Estocolmo. (USA TODAY Sports)

"Tú sales y dices "coño, ¿y ahora qué?", ves en persona lo que ves en la televisión y sales más cagado a pelear. El lugar te envuelve". Esa frase la está diciendo alguien que hace no mucho tiempo trabajaba de albañil en una obra y que ahora es una estrella de la UFC. Conocido como 'El Fenómeno', el gijonés Joel Alvarez ya sabe lo que es ganar un combate en la UFC, tiene alguno más por delante pactado y sabe a la perfección cuál es el camino a recorrer.

"Empecé a practicar MMA hace unos años, en septiembre de 2011 y en las clases a las que iba al final siempre te ponían a pelear, y desde ese primer día tuve muy claro que era lo que más me gustaba. Y le comenté al entrenador que yo quería pelear todos los días un rato por lo menos. Lo mejor era que combatía con gente con experiencia y a algunos les ganaba, ves que eres mejor que ellos y eso te motiva mucho", señala Joel Álvarez a El Confidencial en una charla que tuvo lugar esta semana, un mes después de ganar su primera pelea en UFC (en el segundo combate), el 1 de junio.

Cuando tienes las cosas claras, ¿para qué vas a esperar? Ese fue el lema que inspiró a un Joel que hizo su primera pelea muy pronto. "A los dos meses empecé a competir en una categoría superior a la que me correspondía y la primera pelea la perdí por sumisión. Pero era lógico, estaba más verde que un pimiento. Lo importante es que el lunes siguiente estaba allí entrenando y con mucha motivación, sin desanimarme. Esa mentalidad fue la que me llevó a la MMA 'amateur' cuando llevaba un año y poco entrenando".

Ver esta publicación en Instagram

Lo que hacemos en esta vida tiene su eco en la eternidad🦁❤

Una publicación compartida de Jowel (@joelelfenomenoalvarez) el

Pasar de la nada al todo

Empezar en un mundo nuevo implica hacer muchos sacrificios. "En mi primer año de competiciones oficial hice 22 peleas, obviamente necesitaba mucha recuperación entre medias y tuve que dejar el trabajo. No podía compaginarlo". Pero no le fue dificil abandonarlo, o eso parece. "Yo trabajaba como encofrador en la construcción, y como cada tres semanas o así peleaba pues tuve que dejarlo porque no me daba tiempo para recuperarme entre pelea y pelea. No tenía un método de entrenamiento porque aún no tenía el hábito, todo lo que hacía era más con corazón que con cabeza. Yo quería competir todo lo posible. Me daba igual perder".

Casi sin darse cuenta, se vio en el mundo de la UFC y todavía sigue sin creerselo. "Bueno, eso es algo que no termino de asimilar todavía. Además, es algo en lo que nunca piensas porque oyes a gente hablar sobre el gran futuro que tienes y otros tachan de locura el poder entrar en ese mundo", pero recalca que no se hacía ilusiones. "Nunca entrené con ese objetivo de intentar llegar a la UFC porque es casi imposible, si te dijese lo contrario te estaría mintiendo. Yo quería entrenar y competir sin más, y ya lo que fuese llegando bienvenido sería", comenta Álvarez.

"Eso sí, había gente que me nombraba a la UFC porque veía mi trabajo y lo veía posible, pero yo no escuchaba y me centraba en entrenar y punto. Llevaba una buena racha de victorias y había muchas personas que me decían que tenía talento para la UFC, pero prefería no pensar en ello", aclara con respecto a los comentarios que oía sobre su futuro en la Ultimate Fighting Champioship, la competición más prestigiosa del mundo de las MMA.

Ver esta publicación en Instagram

💥💥💥AFL 17💥💥💥 24 DE NOVIEMBRE

Una publicación compartida de Jowel (@joelelfenomenoalvarez) el

Todos esos halagos no llegaron por arte de magia. Joel trabajó y sudó para que se dieran desde un principio Joel. "Entreno unas 5 horas al día, 25 en total de lunes a viernes, y luego los sábados no paso de 3 horas de entrenamiento y el domingo si me apetece es más de pesas que de entrenamiento y combate".

Lo que no hizo en su primer combate

Volviendo a la UFC, ese competición en la que entró en este 2019 y en la que empezó con unos nervios terribles. "Lo pasé realmente mal desde el momento en el que me levanté. Me avisaron con muy poco tiempo para ese primer combate y yo no contaba con ello, pero claro no podía ni de coña recharzarlo. Perdí, pero bueno... Lo asumí pronto porque no soy mal perdedor, esto es deporte y siempre tiene que haber alguien que gana y alguien que pierde, y esa vez me tocó a mí. El segundo fue otra historia muy diferente: ya sabía como fucionaba todo y había perdido ese miedo escénico. Salí corriendo a la jaula que eso es algo que siempre hago cuando peleo y, por ejemplo, en el primer combate salí andando".

Perdió el primer combate en la UFC, pero el segundo iba a seer diferente. "En la primera salí atemorizado, en cambio, el segundo sí que lo disfruté mucho. Me creí lo que era, luchador de la UFC y la cosa fue muy diferente", aclara el gijonés.

Con su reciente victoria se ha avivado el fuego de si ha sido él o Juan Espino el primer español en ganar en la UFC, pero el gigonés se quita de líos rápidamente. "Es verdad que hay cierta controversia en si soy yo o él porque peleó en la final del TUF (el reality de la UFC)... Para mí es él ya que la final se hace en un evento de la UFC".

Y el futuro, ¿qué le depara a Joel?

"Pues todavía no lo tengo claro. Tengo dos peleas más firmadas y debo eseprar a ver cuando me avisan. Yo sigo entrenando mucho para que no me pille desprevenido y ya". Aclara que si hay alguien que disfruta lo mismo que él es su pareja. "Ella se lo pasa igual de bien que yo. Le encanta que haga combates. Desde que empecé con ella siempre me ha apoyado, me ha ayudado mucho y es una gran motivación. Me hace creer que soy el mejor".

"Mantenerme aquí, con todo lo que me ha costado, es lo único que pido. Yo ya he cumplido el sueño de estar con los mejores del mundo y ahora solo pido seguir aquí. No llevo ni ocho años entrenando, por lo que lo único que le pido a la vida es que manteneme aquí y lo buscaré sea como sea. Ese es un buen mensaje en este mundo, y también para la gente que está empezando, que nunca se desanime. Mi abuela siempre decía que 'hace más el que quiere que el que puede', eso intento seguir día a día".

Boxeo y Artes Marciales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios