CELEBRADO EN LAS VEGAS

UFC 239: Los tres KO de infarto y la demolición de Jon Jones

Jorge Masvidal noqueó a Ben Askrem en solo cinco segundos, firmando el KO más rápido en toda la historia de UFC. Amanda Nunes defendió con éxito su título pluma

Foto: Jon Jones, durante un combate de arhivo. (USA TODAY)
Jon Jones, durante un combate de arhivo. (USA TODAY)

Durante mucho tiempo el peso semipesado fue la división reina en UFC. La razón es que la categoría atesoraba muchos luchadores excepcionales turnándose en detentar su hegemonía. Nombres como Victor Belfort, Quinton Jackson, Mauricio ‘Shogun’ Rua, Lyoto Machida o Rashad Evans. Una época que finalizó cuando apareció en escena Jon Jones y literalmente los pulverizó a todos. Ahora está llegando una nueva hornada de grandes luchadores a los semipesados y Jones parece dispuesto a desbaratar las aspiraciones de otra generación entera.

Jones reaparecía en UFC 239 con el objetivo de luchar por una sola cosa: el legado que va a dejar en el deporte de las MMA. Algunos pueden pensar que Thiago ‘Marreta’ Santos está lejos de ser el peleador necesario para impulsar a Jones en su camino por ser el mejor luchador de artes marciales mixtas de todos los tiempos. Pero la verdad es que Santos era la prueba idónea para Jones en este momento de su carrera. A pesar de las dos sanciones que le han mantenido inactivo un tiempo, Jones ha logrado derrotar en sus últimos encuentros a luchadores como Daniel Cormier (dos veces), Alexander Gustafsson, Anthony Smith y Ovince Saint Preux. Aunque es innegable que estos peleadores son de primer nivel ninguno guarda el poder extraordinario de pegada que tiene ‘Marreta’ Santos. Esa facultad de infligir un nocaut con un solo golpe es la razón por la que los aficionados clamaban por ver pelear a Jones contra Anthony ‘Rumble’ Johnson hace unos años y explica el motivo de que Santos haya tenido esta oportunidad en UFC 239. Y es que el brasileño estaba capacitado para convertir un error de Jones en la mayor sorpresa de la historia del peso semipesado.

Jones nunca se cansa

Por eso Jon Jones hizo una pelea muy conservadora. Desde la seguridad que le reporta su mayor distancia manejó perfectamente el combate. Y eso que Thiago Santos hizo una muy digna actuación. Agazapado a la espera de su oportunidad, el brasileño hacía acometidas periódicas explosivas para soltar las bombas que atesora en sus puños pero Jones inclinaba su cuerpo aprovechando su mayor envergadura para evadir ese peligro real. A Jones le sorprendió la velocidad de ‘Marreta’ Santos y por eso estuvo muy comedido aunque siempre lideró el tempo de la pelea. Sus patadas laterales muchas veces frenaron los acometidas de Santos. La oportunidad del brasileño era esperar algún desliz del campeón o al menos que su resistencia mermase en algún momento. Pero Jones parece que nunca se cansa. Con un ritmo suave pero constante va minando la fortaleza de sus rivales con su golpeo. Esta vez no hubo KO pero, a pesar de ganar por decisión dividida, en ningún momento del combate peligró su reinado. Con esta victoria, su decimotercera, Jon Jones empata con George St-Pierre como el luchador que ha efectuado más defensas exitosas de un cinturón.

En la otra pelea con un título en juego de UFC 239, Amanda Nunes se mostró intratable y noqueó a Holly Holm merced a una patada alta a la cabeza en el primer asalto para defender el cinturón pluma, uno de los dos que posee en la actualidad. Las últimas tres luchadoras que decidieron intercambiar golpes con Nunes (Ronda Rousey, Miesha Tate y Cris Cyborg) sucumbieron en la primera ronda. La mejor apuesta de Holm fue usar el mismo plan de juego que implementó Valentina Shevchenko contra la brasileña: ataques metódicos y moverse constantemente. Aún así una patada de Nunes al final del asalto desarboló a una bien plantada Holm para terminar la pelea después de que las dos luchadoras estuvieran tanteándose durante todo el asalto sin producirse prácticamente intercambios.

Holm representaba el único peligro real para arrebatar el cinturón a Amanda Nunes en el peso pluma, si exceptuamos a Cris Cyborg. Y es que no es una luchadora más. Ha sido 18 veces campeona del mundo de boxeo, tiene experiencia en kickboxing y ha sido campeona en el peso gallo en UFC.

Amanda Nunes no pierde desde que Cat Zingano la noqueara en UFC 178 en septiembre de 2014. Desde entonces ha conseguido victorias sobre las mejores luchadoras en la historia de las MMA. Esa lista incluye un KO a Cris ‘Cyborg’ Justino, un TKO a Ronda Rousey, una sumisión a Miesha Tate y dos victorias por decisión sobre la actual campeona de peso mosca Valentina Shevchenko. Agregar a Holly Holm como otra de sus víctimas a esta nómina ya impresionante consolida a Nunes como la mejor luchadora de todos los tiempos.

Esta velada fue testigo del KO más rápido en la historia de UFC. Jorge Masvidal salió disparado hacia Ben Askren nada más inciarse el pleito y con una rodilla voladora acabó con su rival en cinco segundos. Después de esta victoria asombrosa, probablemente UFC le dará la oportunidad de disputar el cinturón en su próxima pelea. En la cartelera principal también hay que reseñar el KO de Jan Błachowicz a Luke Rockhold, que iniciaba nueva andadura en los semipesados, gracias a impactarle una izquierda perfecta a la barbilla.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios