el espectáculo de las mma

Los cinco KO más salvajes de UFC en los últimos años

Repasamos algunos de los mejores KO de los últimos años, protagonizados por peleadores y peleadoras que en los próximos meses darán mucho que hablar

Foto: Imagen de la pelea entre Max Holloway (d) y Jose Aldo. (Reuters)
Imagen de la pelea entre Max Holloway (d) y Jose Aldo. (Reuters)
Autor
Tags
Tiempo de lectura5'

Las MMA pueden resultar atractivas para distintas personas por diferentes motivos. Para los que se dedican profesionalmente a ellas, luchadores y entrenadores, es una forma de vida, tanto en términos materiales como simbólicos. Para las empresas que ponen dinero para las veladas es simplemente un negocio. Pero para la mayoría de los mortales, las MMA, y, sobre todo la UFC, son puro espectáculo en cuya cima siempre está el nocaut, ese violento y magnético suceso que arranca de la mayoría de los espectadores un grito que se mueve entre el asombro, la alegría, la tristeza y, en algunos casos, cuando quien lo sufre cae al suelo totalmente desconectado, una cierta dosis de inquietud. Con una UFC subiendo de nivel año a año, incorporando a muchos de los mejores luchadores del planeta, los KO han proliferado dejándonos algunos para el recuerdo. Vamos a repasar algunos de ellos de los últimos años, protagonizados por peleadores y peleadoras que en los próximos meses darán mucho que hablar.

[Joaquín Caparrós tiene leucemia crónica]

Una buena manera de comenzar este repaso es empezar por el principio, por Donald Cerrone, leyenda viva de UFC que pelea tanto en el peso ligero como en el wélter. Cerrone es un luchador peculiar porque, aunque nunca ha conseguido ganar un cinturón en la UFC, es uno de los peleadores más queridos y respetados por el público. Este estadounidense, cuyos orígenes están en el kickboxing, es uno de los pegadores ('strikers') más temidos de la gran liga norteamericana, algo que ha llevado a muchas personas a pedir su enfrentamiento con Conor McGregor. ¿Y por qué es uno de los pegadores más temidos? Por nocauts como este, que son un manual de golpeo. Izquierda arriba, derecha abajo, croché y patada a la cabeza.

Pero Cerrone no es, obviamente, el único gran pegador de la UFC. Junto a él está Israel Adesanya, que compite en el peso medio y que también viene del kickboxing. Este nigeriano de 29 años es presente y futuro de la UFC, y, aunque solo lleva dos años dentro de la gran liga estadounidense, ya se ha ganado al público y la opción de ganar su primer cinturón (será el próximo sábado frente a Kelvin Gastelum). Adesanya es una exhibición de golpeo constante y quien se ha enfrentado a él lo sabe bien. Como Derek Brunson, que tuvo el 'privilegio' de ser una de sus víctimas, comiéndose una secuencia difícil de olvidar (especial mención al amago de patada media que cambia de trayectoria sobre la marcha y se convierte en patada a la cabeza).

En la UFC, de todas formas, la artillería pesada no es exclusiva de los hombres. Las mujeres también pegan duro. De todos los nocauts de esta categoría quizás el que le hizo Amanda Nunes a Cris Cyborg tenga especial mérito. Nunes, que defenderá uno de sus títulos próximamente frente a Holly Holm, se plantó delante de Cyborg y no se arrugó en el intercambio de golpes. Y no arrugarse delante de Cyborg significaba mantener el tipo frente a una mujer que no había perdido nunca y que, de sus últimas 20 peleas, había ganado 18 por KO. Aquella noche, Nunes se lanzó al intercambio con su rival y resultó, para sorpresa de casi todos, que era capaz de pegar más fuerte que ella. Aquel intercambio fue mítico.

Ahora bien, si hablamos de nocauts contundentes, de esos que quitan el hipo, de los que inquietan, entonces la reciente pelea entre Jorge Masvidal y Darren Till es una parada obligatoria. Lo cierto es que, en principio, aquel emparejamiento pareció un regalo que la UFC puso en manos de Till, que venía de perder su intento de asalto al título del peso wélter frente a Tyron Woodley. Humillado por el entonces campeón, el que es considerado como uno de los ojitos derechos de Dana White, andaba necesitado de una victoria. Alguien debió pensar que Jorge Masvidal podría hacer el apaño. Un tipo con nombre, pero entrado en años y con resultados irregulares en los últimos tiempos. Pues bien, se equivocaron porque el luchador cubano hizo valer su experiencia frente al joven luchador inglés. Masvidal, con menos alcance, supo recortar la distancia en todo momento de forma magistral durante toda la pelea hasta que por fin alcanzó el mentón de su rival, que cayó fulminado.

En cualquier caso, las MMA no son solo golpeos. La lucha, el judo y el jiu jitsu brasileño son también parte fundamental. Puede que las finalizaciones por estos medios no sean tan vistosas, pero no por ello son menos efectivas o demoledoras, que se lo digan a Max Holloway. El flamante campeón del peso pluma que se enfrentará el próximo fin de semana a Dustin Poirier por el título interino del peso ligero es una buena prueba de ello. Ambos luchadores ya se enfrentaron hace años, cuando Reebok ni siquiera había monopolizado la publicidad de la UFC. En aquel tiempo Holloway era poco más que un chaval de 20 años. De hecho, era su primera pelea en la UFC. Entonces Poirier se lo llevó al suelo y ahí le sometió a un suplicio pocas veces visto: un triángulo unido a una llave de brazo. ¿Habrá revancha en UFC 236?

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios