YAIR RODRÍGUEZ Y SU CODAZO A JUNG CHAN-SUNG

UFC Denver: "¡Oh, Dios mío!". El KO del año a falta de dos segundos del final

El mexicano Yair Rodríguez iba a perder frente a 'The Korean Zombie', pero dos segundos antes del final del combate sorprendió con un codazo que dejó KO a su oponente

Foto: Yair Rodríguez tras derrotar a The Korean Zombie.
Yair Rodríguez tras derrotar a The Korean Zombie.
Autor
Tiempo de lectura4 min

En ocasiones sucede que, cuando llega el último asalto, especialmente cuando las peleas llegan a cinco, los luchadores sobre el octógono se abrazan antes de empezar este último round. Esto suele pasar cuando los cuatro anteriores han sido una verdadera guerra en la que cada contendiente se lo ha dejado literalmente todo. Ambos saben que cualquier resultado será bueno, porque todo lo que tenían que hacer ya lo han hecho. En ese momento sobre el octógono sólo hay respeto, admiración mutua e incluso una cierta y profunda complicidad. Esto es lo que sucedió en UFC Denver en la pelea estelar de la noche, que enfrentaba al coreano Jung Chan-Sung, conocido como The Korean Zombie, y el mexicano Yair Rodríguez.

El KO del año

Ambos se enfrascaron en un recital de golpes en el que, durante 24:58 segundos (la pelea duraba 25), pareció imponerse el coreano. El primer asalto fue descaradamente suyo, trabajando muy bien sobre el jab del mexicano: esquiva y golpeo. Por ahí le colocó manos muy duras pero que no le alcanzaron para noquear a su rival. Lo mismo sucedió con el segundo asalto, que también se llevó a los puntos. No obstante, la pelea se fue igualando en los asaltos tres y cuatro, que es cuando empezó a emerger el mexicano, que después de veinte minutos recibiendo golpes mostraba una entereza fuera de lo común. Yair Rodríguez tiene un cardio de otro planeta y una mandíbula de acero. Con estas dos armas se plantó en el quinto asalto, que se inició con el sentido abrazo. El coreano se lanzó a finalizar la pelea pero, cuando rozaba la gloria, cuando lo tenía todo de su lado para ganar a falta de un segundo, se encontró con que Yair Rodríguez se había guardado un as bajo la manga, probablemente el KO del año:

Increíble. Sencillamente increíble. Yair Rodríguez dejó a todo el mundo que lo estaba viendo sin palabras. Joe Rogan, el periodista más mediático de UFC que estaba comentando en directo la pelea no pudo alcanzar a decir durante dos minutos más que “¡oh, Dios mío!”. Lo dijo una y otra vez, y es que era difícil de creer. Nunca antes se había visto un golpe así en UFC y mucho menos un KO. Lo cierto es que después de la espectacular pelea que habían dejado estos dos luchadores este final sólo era la guinda del pastel. El resto de luchadores de la gran liga americana no dudaron en deshacerse en halagos vía Twitter. Daniel Cormier, Cub Swanson o Max Holloway no pudieron contener su asombro: “Increíble”.

Esta victoria debería poner a Yair Rodríguez a tiro del cinturón. Si no puede disputarlo en los próximos meses sólo será porque éste está programado para diciembre, mes en que se enfrentarán Max Holloway y Brian Ortega. Será en UFC 231. Pero esto no quita para que el mexicano se haya ganado la oportunidad y lo mismo se podría decir del luchador coreano, cualquiera de los dos se tiene ganado un lugar en la élite. De todas formas, quien venció fue el mexicano, que sumó su séptima victoria en UFC, lo que debería colocarle como aspirante al título en algún momento. Pese a ello, Rodríguez no quiso nombrar a nadie como posible rival después de la victoria: “No importa con quien luchar, lo único que quiero es divertirme como hoy”.

Cerrone ha vuelto

UFC Denver no sólo dejó esta gran pelea, sino que también trajo la vuelta de Cerrone, cuya frecuencia de pelea parece la de un aspirante más. Y es que el estadounidense ha peleado siete veces en los últimos dos años, tres veces en lo que va de 2018. En Colorado alcanzó una nueva victoria que sumar a su larguísimo expediente. Lo hizo frente a Mike Perry, un luchador de 27 años, y, por primera vez en su vida, lo hizo siguiendo una estrategia. “Por primera vez en la vida tenía un plan ¡Y ha funcionado!”, dijo nada más acabar la pelea. Lo cierto es que Cerrone no se obsesionó con terminar la pelea por nocaut y supo esperar su momento. Llegó en el suelo, donde el estadounidense dejó un trabajo impecable, tanto en posición de dominio como de defensa. Fue precisamente desde la defensa que consiguió luxar el brazo de su rival. Con esta victoria Cerrone alcanza un nuevo récord. Nadie ha conseguido 21 victorias en UFC y ha finalizado 15 de ellas. Historia viviente de las MMA.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios