MMA - Artes Marciales Mixtas: Irene Cabello, la universitaria que lo dejó todo para triunfar en las MMA. Noticias de Boxeo y Artes Marciales
peleó este domingo en tokio

Irene Cabello, la universitaria que lo dejó todo para triunfar en las MMA

La española se midió este domingo en la semifinales del prestigioso Grand Prix de Rizin en Tokio a la luchadora japonesa Rena Kubota

Foto: Irene Cabello ha estado entrenando las últimas semanas en Estados Unidos. (Foto: Irene Cabello)
Irene Cabello ha estado entrenando las últimas semanas en Estados Unidos. (Foto: Irene Cabello)

Un buen día, hace cuatro años, Irene Cabello, una joven estudiante de psicología de 20 años de edad, sentó a sus padres y les dijo lo siguiente: "Voy a dejar la universidad para dedicarme a las MMA". No sabemos muy bien qué pasó por la cabeza de los progenitores, aunque no es difícil imaginarlo. Sí sabemos, porque ella nos lo cuenta, que le sugirieron que, quizás, sería importante terminar la carrera, pensar en el futuro, tener algo para cuando ya no peleara... Pero la joven, que siempre ha hecho un poco lo que le ha dado la gana, en sus propias palabras, ahorró lo que pudo y se fue a entrenar a Barcelona donde se alquiló una habitación de dos metros cuadrados en la que "casi sólo cabía el colchón”, declara a El Confidencial esta joven malagueña. Se buscó tres 'mini-jobs' para pagar su humilde morada y continuó con su entrenamiento, probablemente soñando con la UFC o Bellator. Hoy es una de las mejores luchadoras españolas de MMA, la única que ha participado en 'The Ultimate Fighter', un 'reality' de la UFC.

Este domingo 31 de diciembre, Cabello se enfrentó en Tokio a la invicta luchadora japonesa Rena Kubota en la semifinal del Grand Prix de la promotora Rizin (heredera de la mítica Pride, en la que ha participado el mismísimo Mirko Cro Cop), después de que el pasado mes de octubre hubiera ganado a la también japonesa Miyuu Yamamoto. "Miyuu y Rena son 'strikers'. Cuando peleé con Miyuu me metió mucha presión. Y espero lo mismo de Rena. Las dos son luchadoras muy fuertes, pero el MMA, como cualquier deporte, no es una ciencia cierta”, explicó a El Confidencial antes de la pelea, en la que fue derrotada. "Lo siento, no ha podido ser, he recibido una mano que no he visto venir y he caído sentada por lo cual el árbitro ha parado la pelea, he intentado reaccionar rápido y levantarme pero iba a recibir una patada en la cabeza y el árbitro ha evitado que la reciba, gracias a todos por el apoyo y los mensajes , prometo volver más fuerte", excribió en su perfil de Facebook.

Irene lleva ya tiempo entrenando con Sergio Calderón, dos veces campeón del mundo por la IBJJF, y sus resultados hablan por sí solos. De sus siete victorias como profesional seis han venido por sumisión. Así es como ganó a Yamamoto en la semifinal. La malagueña preparó la cita de Tokio entrenando en Alburquerque (Estados Unidos), ciudad que muchos recordarán por la mítica serie 'Breaking Bad', pero que también alberga a los mejores entrenadores del mundo de MMA. Allí entrenan tipos como Jon Jones y sobre todo es más fácil entrenar el combate. "En España es muy difícil hacer 'sparring' con chicas de mi nivel", afirma la luchadora.

Lo cierto es que en España, aunque al alza, las MMA son todavía un deporte minoritario, especialmente practicado y consumido por hombres. Pero para Irene las MMA no son un deporte masculino. "Eso es como decir que el 'ballet' no es para chicos. Eso es retrógrado. En Estados Unidos en los gimnasios a veces ves más chicas que chicos”. Como tantos otros jóvenes, Irene forma parte de una generación que deja atrás muchos estereotipos. De hecho, lejos de representar esa vieja figura femenina que tanto relacionaba a la mujer con el miedo y al hombre con la valentía, no se arruga cuando va a entrar en una jaula. "Hay gente que cuando va a entrar siente pánico e incluso vomita, pero yo lo que siento es adrenalina positiva. Eso sí, no me subas a un sitio de altura o me metas en un parque de atracciones".

"Yo lo que siento es adrenalina positiva. Eso sí, no me subas a un sitio de altura o me metas en un parque de atracciones", dice la luchadora

Irene Cabello se lo jugó todo a la carta de las MMA y le salió bien. Probablemente se ahorró toda esa frustración que aqueja a tantos universitarios que acaban trabajando en puestos para los que están sobrecualificados y escapó de la precariedad juvenil de los 'mini-jobs', esos que solo permiten habitaciones de dos metros cuadrados. Se aplicó con seriedad a su nueva profesión, las MMA, y ganó. Hoy, a sus 24 años, y siendo luchadora profesional, ya no tiene que compartir piso y sus padres, dice, están orgullosos de ella.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios