da el paso a los 31 años de edad

De amateur a profesional: Jennifer Miranda y el sueño de dar un título al boxeo español

La gaditana, tras años de éxito en el campo amateur, ha dado el paso para integrarse en el profesional. El sueño, disputar el Europeo y más tarde el Mundial

Foto: Jennifer sueña con triunfar en el campo profesional (FOTOS: Diego G. Souto / Marca Estilo)
Jennifer sueña con triunfar en el campo profesional (FOTOS: Diego G. Souto / Marca Estilo)

Pudo convertirse en la primera boxeadora que representara a España en unos Juegos Olímpicos. Pero meses antes de que comenzaran los de Río de Janeiro, el ligamento cruzado de su rodilla derecha se quebró. Por mucho que lo intentó, no hubo manera de alcanzar el sueño. Los de Tokio 2020 quedan lejanos y con 31 años de edad ha dado un giro a su vida. Jennifer Miranda, una referencia de los guantes en nuestro país, se ha pasado al mundo profesional. El sueño olímpico ha quedado en el olvido, ahora son otros sus objetivos. Un nuevo escenario con parada final en la disputa de un Europeo y hasta un Mundial.

Hablamos de la boxeadora más laureada en la historia de nuestro país. Nueve veces campeona de España, ya ha iniciado su carrera profesional de la mano del promotor José Carlos Castro. La púgil gaditana, con una currículum excelso en el campo amateur, más de 80 combates internacionales representando a la selección española de boxeo olímpico, consiguiendo varias medallas internacionales en torneos de prestigio, no pudo culminar su trayectoria deportiva en Río de Janeiro y ahora ha optado por dar un giro a su vida. “Para Tokio falta mucho tiempo y creo que se va a invertir poco con vistas a esta cita. Ante este panorama, y como me ha gustado el proyecto que me ha propuesto José Carlos, he decidido dar este paso”, relata Jennifer en conversación con El Confidencial.

En esta nueva etapa, su preparación estará supervisada por Javier Pardo, el que fuera preparador físico y más tarde director técnico de la Federación Española de Boxeo (FEB), siempre bajo el manto de Promotions Boxing KAS. “Siempre me llamó más la atención el boxeo amateur, pensando en estar algún día en unos Juegos Olímpicos, que era mi gran ilusión”, resalta. Estuvo en el proceso con vistas a los de Londres, pero reconoce que “los de Río de Janeiro eran los míos. En aquella época estaba muy bien, había boxeado mucho, lo había dejado todo para cumplir ese sueño...”. Pero esa maldita rodilla falló en el peor momento, cuando su madurez invitaba a pensar que representaría a España en Brasil.

“Estoy lista para dar guerra”

Jennifer ha iniciado una etapa en la que su preparación va a sufrir muchos cambios. Nada que ver el mundo profesional con el amateur. Integrada en el organigrama del Comité Olímpico Español (COE), seguirá con su rutina profesional, coordinando diferentes actos, coloquios y charlas que tienen a deportistas ex olímpicos como protagonistas en colegios y otros foros. “Soy todavía muy joven y no me gusta perder el tiempo”, enfatiza la boxeadora para explicar que ante las dificultades de estar presente en Tokio 2020, era el momento adecuado para dar un volantazo a su carrera deportiva.

“Estoy lista para dar guerra” en el campo profesional, avisa la andaluza. Ha entrado en un mundo diferente, en el que deberá aprender otros mecanismos, otros métodos de entrenamiento. Los guantes no son los mismos, la duración de los combates es mayor… Toca reciclarse. “Tengo que cambiar mi manera de boxear porque todavía soy muy amateur”, reconoce, pero siente con el paso dado “soy más inteligente en el ring. Ahora la defensa prima más, porque con un simple golpe te pueden mandar al suelo. Igual que cuando soy yo la que tomo la decisión sé que puedo hacer mucho daño con un simple impacto”.

En la imagen, Jennifer Miranda entre José Carlos Castro y Javier Pardo.
En la imagen, Jennifer Miranda entre José Carlos Castro y Javier Pardo.

Mas musculatura

La rapidez siempre fue uno de sus puntos fuertes, pero ahora toca dosificar los esfuerzos porque los combates son a más asaltos. Ahora trabaja mucho más la resistencia, por ello ha empezado a trabajar con intensidad en piscina, para adquirir ese poderío físico necesario para estar más tiempo sobre el ring. “Con la velocidad en el boxeo amateur no es suficiente”, reconoce. A las 6 de la mañana, antes de ir a trabajar al COE, ya está rodeada de pesas y por la tarde se enfunda los guantes para completar la jornada ahora ya profesional.

Antes de aspirar a disputar un Europeo ha de disputar unos cuatro o cinco combates para ir acomodándose a su nuevo hábitat. No es tan sencillo el proceso y Miranda insiste en que “debo boxear de otra forma” por lo expuesto anteriormente. “Siempre he sido de esperar y aprovechar un fallo de la rival. No voy a variar ese estilo, pero ahora jugaré más con mi velocidad, con los desplazamientos, pues sé que debo tener más aguante, mantener durante más tiempo un ritmo alto”, subraya. Su lema en la vida es “nada es imposible”, una máxima que tiene como parada final la disputa de un gran campeonato.

Jennifer Miranda deberá cambiar su manera de boxear.
Jennifer Miranda deberá cambiar su manera de boxear.

“No se puede vivir del boxeo”

Con el paso de los días va ganando ese músculo necesario para estar lista cuando las mejores estén frente a ella. Jennifer boxeaba hasta ahora en la categoría de 60 kilogramos (peso ligero), una de las olímpicas; ahora le ha tocado perder unos kilos porque en el campo profesional estará en la categoría de los 57 kilos (peso pluma). “Es complicado ganar dinero siendo mujer porque no vendemos tanto”, significa. “Más que económico, busco reconocimiento deportivo y dar alegría a la gente del boxeo español”, apunta. “Las cosas están muy claras, no se puede vivir del boxeo”, resalta.

[Más noticias de MMA y boxeo]

“Hay mucho que hacer todavía en el mundo del boxeo femenino”, significa, porque “falta tiempo, faltan sponsors, falta dinero...”. Sí destaca que cada vez hay más mujeres interesadas en este deporte, pero no cree que “España se pueda equiparar a otros países en los que los patrocinadores son muy fuertes”. Jennifer, sin embargo, quiere que ese escenario vaya mutando y su paso al profesionalismo puede suponer la primera zancada para que las cosas cambien en nuestro país. Pasa a ser el más poderoso ariete del boxeo femenino y en breve debutará en el campo profesional. Aquellos intensos sueños olímpicos desaparecieron de su cabeza, ahora otros se abren camino...

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios