"¡Levántate y pelea, cabrón!". Un año sin Alí, el más grande de todos los tiempos
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
SIGUE SIENDO INSPIRACIÓN DE MUCHOS DEPORTISTAS

"¡Levántate y pelea, cabrón!". Un año sin Alí, el más grande de todos los tiempos

Este sábado se cumple un año del fallecimiento de Muhammad Ali, el considerado mejor boxeador de toda la historia y que hoy en día sigue siendo inspiración de muchos deportistas

placeholder Foto: Muhammad Ali después de tumbar a Sonny Liston. (AFP)
Muhammad Ali después de tumbar a Sonny Liston. (AFP)

El pasado 3 junio de 2016 falleció con 74 años uno de los deportistas más emblemáticos de la historia. Considerado el mejor boxeador de todos los tiempos, Muhammad Ali destacó tanto con los guantes puestos como sin ellos. Dentro del cualdrilátero se enfrentó a los mejores para ser considerado ‘El más grande de todos los tiempos’ y sin los guantes puestos, se enfrentó al ejército estadounidense o al racismo. Ali era capaz de paralizar al mundo entero para verle enfrentar a Frazier o Foreman y su instantánea del KO propinó en el primer asalto a Sonny Liston, es posiblemente la fotografía deportiva más conocida de la historia.

Bajo su nombre de nacimiento, Cassius Marcellus Clay ganó la medalla de oro del peso semipesado en los Juegos Olímpicos de Roma 1960. El héroe local, por entonces conocido como ‘El loco de Louisville’, regresó orgulloso a su ciudad natal tras conseguir la medalla, pero las discriminaciones raciales cambiaron pronto ese orgullo en enfado. El boxeador confesó que tras uno de estos altercados decidió lanzar su medalla de oro al río Ohio.

Ese mismo año debutó en el campo profesional y en febrero de 1964 se enfrentó por primera vez al Campeón del Mundo del peso pesado Sonny Liston. Apoyado por Malcom X se enfrentó al boxeador más temido del momento, al que venció ante todo pronóstico, por retirada en el sexto asalto. Liston se negó a salir de su esquina cuando iba a dar comienzo el séptimo asalto y fue en ese momento cuando el flamante campeón gritó a la prensa: “¡Comeros vuestras palabras, soy el más grande!”.

La mejor fotografía deportiva del siglo XX

La revancha contra Liston, bajo el nombre de Muhammad Ali, sigue siendo uno de los combates más polémicos del boxeo. Ali comenzó bailando sobre el ring y tan solo dos minutos después de empezar el combate logró conectar el famoso “golpe fantasma”. Una derecha que conectó supuestamente en el mentón de Liston y le mandó a la lona. Ali gritaba: “¡Levántate y pelea, cabrón!”, mientras Neil Leifer inmortalizaba la mejor fotografía de deportiva del siglo XX según 'Sport Illustrated'. Años después todavía no se ha descifrado el enigma del “golpe fantasma” y sigue existiendo la duda sobre el posible piscinazo de Liston.

El combate más duro de Ali llegaría dos años después y duró bastante más de los 15 asaltos a los que estaba acostumbrado ‘El más grande’. El ejército estadounidense llamó al invicto campeón para combatir en Vietnam. Se negó a combatir y se le retiró la licencia boxística en el mejor momento de su carrera. “No tengo nada contra el Vietcong, nadie del Vietcong me ha llamado negrata", declaró el chico de Louisville.

Después de tres largos años, consiguió una durísima victoria a los puntos y por decisión unánime (8-0) frente al ejército, ante el Tribunal Supremo. En 1971 se enfrentó por ‘su’ cinturón a su archienemigo y actual campeón en ese momento 'Smokin' Joe Frazier. Sobre el ring, Ali ya no bailaba y se le notaba oxidado por el parón. Fue la primera derrota en su carrera profesional, por puntos y tras haber visitado la lona en el decimoquinto y último asalto.

“¿Esto es todo lo que tienes, George?"

Muhammad Ali no se dio por vencido y 14 combates después, revancha con victoria ante Frazier incluida, volvería a combatir por el Campeonato del Mundo. El campeón del momento era ‘Big’ George Foreman, considerado por muchos como el mayor pegador de la historia. El campeón era el favorito, presentándose al combate con un temible palmarés de 40 victorias, 39 KO’s y ninguna derrota. La mayoría de expertos daban por muerto a Ali antes de comenzar el combate disputado en Kingshasa, denominado 'Rumble in the Jungle'. La táctica de Ali, conocida como rope-a-dope, consistió en soportar los golpes de Foreman bajo su guardia hasta cansarle. Ali le susurraba al oído: “¿Esto es todo lo que tienes, George? Pensaba que pegabas más fuerte.” Foreman estaba muy fatigado en el octavo asalto cuando una combinación 5 golpes de Ali le mandó a la lona y no se consiguió recuperar en la cuenta de 10. Ali se volvió a coronar como el monarca del peso pesado, otra vez ante todo pronóstico.

Foto: Tyson Fury (i) en acción frente a Klitschko. (Reuters)

Ali defendió su cinturón en tres ocasiones más antes de enfrentarse por tercera vez a Joe Frazier. El 'Thrilla in Manila', disputado en la capital filipina, se sigue considerando como uno de los combates más brutales jamás vistos. El entrenador de Frazier tiró la toalla antes del comienzo del último asalto, cuando el combate podría haberse decantado hacia cualquier esquina. Ali volvió a vencer a Frazier pero pasó auténtico terror dentro del cuadrilátero: "Fue lo más cercano que ha estado jamás de morir".

[Más noticias de boxeo]

Muhammad Ali volvería a perder el título y se proclamó campeón una vez más. Seis de sus combates fueron nombrados 'Combates del Año' ante Doug Jones, Sonny Liston, en dos ocasiones ante Frazier, y ante Foreman, pero Ali fue mucho más que el mejor boxeador de la historia. Luchó contra el racismo, se opuso a una guerra que no entendía y sigue siendo la inspiración de muchos deportistas en todo el mundo. Hace un año se fue ‘El más grande de todos los tiempos’ pero su legado seguirá permaneciendo en los libros de historia.

Muhammad Ali Cassius Marcellus Clay Siglo XX