una especialidad que sueña con ser olímpica

Muay thai, cuando un arte marcial golpea duro al 'bullying'

El próximo fin de semana la Asociación Española de Muay Thai organiza en Ronda el Campeonato de España. Una comunidad que impulsa programas de carácter social como la lucha contra el 'bullying'

Foto: El muay thai gana adeptos en España a buen ritmo. (FOTO: www.spainmuaythai.com)
El muay thai gana adeptos en España a buen ritmo. (FOTO: www.spainmuaythai.com)

El pasado mes de diciembre se dio un importante, y deseado, paso para su crecimiento. La junta ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) reconocía de manera provisional al muay thai, primera y básica zancada para que en un futuro próximo se convierta en deporte olímpico con todas las de la ley. Un arte marcial en pleno desarrollo en el planeta que cuenta con 135 federaciones nacionales y más de 400.000 practicantes inscritos. También conocido como boxeo tailandés, en España no cuenta con una federación reconocida, aunque hablamos de una especialidad en creciente auge y cada vez con más practicantes. Este próximo fin de semana, la Asociación Española de Muay Thai (Muay Thai España) organiza en Ronda el Campeonato de España en diferentes categorías, desde niños de 11 años a luchadores de élite. Una cita que va mucho más allá del deporte, pues también tiene un marcado carácter social con la lucha contra el 'bullying' como piedra angular.

Para este torneo se han inscrito más de 150 luchadores, y las charlas que se ofrecerán a los más pequeños son parte esencial del mismo. El campeonato que tendrá lugar en tierras andaluzas es una perfecta excusa para seguir impulsando el programa bautizado como SIYG ('Sport is your gang' / 'El deporte es tu pandilla'). ¿De qué se trata? Está dirigido a niños/as y adolescentes que sufren acoso escolar, están en riesgo de exclusión social o cualquier tipo de discriminación. Un gran proyecto que impulsó la International Federation of Muaythai Amateur (IFMA) y que en nuestro país se potencia a diario, también ahora que todos los clubes -unos 85 esparcidos por toda la geografía- se reúnen en Ronda en este certamen.

El protocolo

En México arrancaron este tipo de acciones encaminadas a que el muay thai se convirtiera en un instrumento de integración social. Fue Elisa Salinas, popular productora de cine y televisión, ferviente amante de este deporte, la que empezó a sacar a niños de las calles para integrarlos en la sociedad a través este arte marcial. Un proyecto que empezó con un puñado de pequeños, ahora tiene en marcha 800 talleres, con cientos de principiantes luchadores enganchados. En España empezó a echar raíces hace poco más de un año y David Guerrero, presidente de Muay Thai España, explica en charla con El Confidencial que "este tipo de deportes ayudan a canalizar la energía negativa de manera conveniente". Y recalca que "los acosadores suelen ser personas débiles, que por circunstancias diferentes actúan de esta manera". "Es fácil enseñar a dar golpes y patadas, pero no se trata de eso, tenemos otros objetivos más importantes", recalca por su parte Gustavo Luna, secretario general de esta asociación, para subrayar el carácter social que impregna al muay thai en todo momento.

Reconoce el presidente que "está costando sacar adelante el proyecto", pero dejando claro que "sólo estamos al principio del camino y seguro que con el tiempo coge fuerza y solidez. En otros países ha funcionado y España no debe ser la excepción". El protocolo de actuación empieza cuando la denuncia al acosador llega hasta la Policía y el ayuntamiento en cuestión; en ese momento el club integrante de esta asociación acoge al acosador, para a través del muay thai buscar su rehabilitación e integración. "Une mucho, no es sólo un deporte de contacto", recalca Guerrero, que recuerda que los acosados también sufren una positiva metomorfosis al "adquirir más seguridad en sí mismos y fortalecer su personalidad".

Golpes y abrazos

Los luchadores de entre 10 y 15 años participarán en Ronda en competiciones de exhibición, "sin golpeo pleno", como explica Gustavo Luna. Los que practican el muay thai tienen a gala la máxima de que "es el único deporte que empieza a golpes y termina con abrazos". En categorías inferiores, en casi todas las federaciones internacionales, no se permite que los menores de 16 años practiquen este arte marcial en toda su dimensión. Fue en 2010, en un Mundial celebrado en Tahilandia, cuando se dieron los primeros pasos para impulsar programas de carácter social, en este caso enfocados a los niños de la calle. Desde entonces, también en España, el muay thai transita por ese camino que tiene como objetivo ayudar en diferentes campos.

El programa '¿'Bullying'? No, gracias, practico muay thai' tendrá un nuevo impulso en Ronda, donde se dará una charla a unos 500 niños, actividad en la que el ayuntamiento se ha volcado. Las sesiones de entrenamiento del SIYG no sólo son exclusivamente deportivas; tras una hora de práctica y entrenamiento, durante unos 20 minutos se abre un foro en el que los más jóvenes hablan de cuestiones que les preocupan o asuntos que consideran interesantes para compartir. Maestros y psicólogos están involucrados para luchar contra el 'bullying', también para que los jóvenes aprendices caminen por la buena senda. Por ello, el niño que quiera entrenar debe aprobar en la escuela. Se fomenta la práctica de este deporte, pero siempre de la mano de la educación. Este arte marcial ha ido adquiriendo más espacio en nuestro país en los últimos años, más desde que se supo que entraba en los planes del COI como futuro deporte olímpico. Canales de televisión de todo el mundo siguen esa estela y cada vez es más ascendente el interés en mostrar al espectador los entresijos de una especialidad deportiva desconocida para el gran público.

[Lea más noticias de boxeo y MMA]

Honor, respeto, excelencia, juego limpio y tradición. Son los cinco pilares, recordando a los cinco anillos olímpicos, sobre los que se sustenta este campeonato. Se trata de una competición privada y hay que recordar que este deporte depende de la Federación Española de Kickboxing (FEK). Como informó en su día, el muay thai lucha por su independencia y además de esta asociación, también la Federación Española de Muay Thai (FEMT) que lidera Francisco Villalba pelea por lo mismo. En este caso, la Asociación Española de Muay Thai dio un paso importante al depender de la International Federation of Muaythai Amateur (IFMA), única organización reconocida por el COI, también de la WMC (Consejo Mundial de Muay Thai). Ingresó en una vía que espera tener como meta final unos Juegos Olímpicos.

Sarai Medina, medalla de plata en el Mundial de Malasia 2014. (FOTO: www.spainmuaythai.com)
Sarai Medina, medalla de plata en el Mundial de Malasia 2014. (FOTO: www.spainmuaythai.com)

Violencia de género

Los ganadores de este campeonato podrán representar a España en el Campeonato Mundial que se celebrará en Minsk en mayo, una cita que podría abrir la puerta a más de un luchador para participar en los World Games de Wroclaw (Polonia). Una competición reconocida por el COI en el que cobran protagonismo, como es el caso del muay thai, varios deportes que no son olímpicos. Esta asociación española, que se financia con aportaciones particulares y de algunos patrocinadores, al no tener subvención estatal, considera que el muay thai es una herramienta social importante; antes de que los practicantes lleguen a la madurez, momento en el que las peleas ya serán duras desde el punto de vista físico, se fomenta que los pequeños guerreros lo practiquen como un perfecto deporte de mantenimiento. "El muay thai es un buen instrumento para descargar desde el punto de vista psicológico", explica Luna, para dejar claro que la competición no lo es todo. Sobre todo cuando la lucha contra el 'bullying' es uno de los motores de la asociación.

El número de mujeres españolas que practican este arte ha crecido de manera notable. Son menos en relación a los hombres, pero tanto ha sido su auge en el sector femenino que el pasado 19 de noviembre la asociación organizó el primer evento de muay thai dedicado exclusivamente para mujeres. Ellas son también protagonistas del programa 'Yo mujer', que con el slogan 'Soy mujer, soy muay thai' refuerzan el papel de este deporte en la prevención de la violencia de género. Sarai Medina, medalla de plata en el Mundial de Malasia 2014, da su visión sobre el arte al que está enganchada y su positiva incidencia a nivel social afirmando que "no entiende de razas, naciones o estatus social". Sobre las bondades del muay thai en la lucha contra esta dura lacra social, añade en la página web de la Asociación Española de Muay Thai que "te ayuda a ser más fuerte mentalmente y saber actuar en cualquier circunstancia".

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios