Conor McGregor, el luchador que debería ser un referente empresarial
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
CAMPEÓN DE UFC TRAS NOQUEAR A JOSE ALDO

Conor McGregor, el luchador que debería ser un referente empresarial

The Notorious se hizo famoso cuando noqueó en 13 segundos a José Aldo para ser campeón de UFC. Su habilidad para vender su imagen y sus combates podría ser ejemplo para muchas empresas

Foto: Conor McGregor, tras proclamarse campeón del mundo de UFC. (Reuters)
Conor McGregor, tras proclamarse campeón del mundo de UFC. (Reuters)

Conor 'The Notorious' McGregor obtuvo la fama mundial el pasado 12 de diciembre al noquear en 13 segundos a José Aldo para proclamarse campeón de UFC (la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo que alberga la mayor parte de los mejores luchadores y produce eventos por todo el mundo). La gran cualidad de este irlandés de 27 años no solo reside en su capacidad para aplastar a sus rivales, sino también en su inconfundible estilo para vender sus combates y su imagen personal.

The Notorious procede de un pueblo cercano a Dublín y su sueño siempre fue ser campeón de UFC. No son sus únicos logros, también ha conseguido batir el récord de PPV de este deporte, que una pelea del peso pluma -sin título en juego- sea la cabeza de cartel de una velada ('main event') por primera vez en la historia de este deporte, ser el protagonista del programa 'The Ultimate Fighter'… ¿Cómo lo ha conseguido? Confianza, tiene una increíble confianza en sí mismo. Ha creído en sí mismo desde el primer día, pese a haber sufrido dos reveses en su carrera profesional cuando peleaba en una categoría inferior a UFC. No acepta un “no es posible” por respuesta ni la posibilidad de rendirse. Una vez dijo: “Solamente hay una cosa imposible y es ganar a una persona que no se da por vencida”.

Un buen producto

Es muy bueno peleando y da a sus aficionados lo que buscan: terminar los combates por la vía rápida, es decir, por KO. Pero este buen producto no solo se basa en su estilo de lucha; su imagen es tremendamente importante para él. Viste con trajes hechos a medida y gafas de sol, le gusta llamar la atención. En la rueda de prensa previa a su segundo combate de UFC, dijo: “A mí lo único que me interesa es vestir bien y patear el culo de mis rivales. Lo primero ya lo estoy haciendo y lo segundo lo veréis el sábado”. Una muestra de su gran confianza. Sus tatuajes y peinados tampoco pasan desapercibidos.

Quiere que se hable de él y lo consigue. No existe la publicidad negativa. Algunas de sus frases célebres: “We’re not here to take part, we’re here to take over” (No estamos aquí para ser parte, estamos aquí para hacernos cargo de esto); “voy a ganar por KO en el primer asalto, subrayad mis palabras”, y así fue; “me podéis llamar 'Mystic Mac' porque preveo estas cosas”, refiriéndose al KO en el primer asalto; “un hombre que lleva un traje como este no puede sentir la presión”, “tengo una mente completamente resistente a las balas, sólida como una roca”.

Tiene claro lo que debe hacer para vender los combates y su táctica se basa en menospreciar a sus rivales. Insulta a sus oponentes en la televisión y redes sociales (que maneja a la perfección). Sus ruedas de prensa son impresionantes e, incluso, llegó a arrebatar el cinturón de campeón a José Aldo. Crea mucho ruido en torno a sus combates y esto se traduce en grandes ventas por PPV.

Ambición desmedida

McGregor fue fontanero. Dejó su trabajo para cumplir su sueño y llegó a recolectar 188 euros semanales del programa de asistencia alimentaria antes de su primer combate en UFC. Allí hay un bonus por llevarse la victoria en el combate y puedes ganar 60.000 dólares (54.704 euros) por conseguir el KO de la noche. Tras su primer combate en UFC (ganó por KO en el primer asalto), se sinceró: “Me subí al octágono con una idea clara: 60.000 dólares. Con ese dinero me puedo comprar un coche y unos buenos trajes a medida”. Lo consiguió, como todo lo que se propone. Su siguiente meta consiste en renovar su contrato con UFC por la impresionante cifra de 100 millones de dólares.

Le gusta el 'networking'. Es amigo de Dana White (presidente de UFC) e incluso intentó apostar dos millones de dólares con él a que ganaría a Chad Mendes en el segundo asalto. ¿Adivinan qué pasó? Lo hizo, pero la apuesta nunca se cerró por parte de Dana. Es amigo de las estrellas de Hollywood y se rumorea que va a tener un papel en la siguiente película de Vin Diesel.

Conor 'The Notorious' McGregor es un ejemplo a seguir para las empresas, pero adaptándolo a cada negocio. Invito a seguir a este personaje en las redes sociales. Cuenta con dos millones de seguidores en Facebook, 2,3 millones en Instagram y un millón en Twitter. Casi nada.

Conor McGregor
El redactor recomienda