Rubén Nieto debió esperar 40 minutos en el ring para no comenzar otra pelea (callejera)
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
LOS AFICIONADOS LOCALES QUISIERON VENGANZA

Rubén Nieto debió esperar 40 minutos en el ring para no comenzar otra pelea (callejera)

Los aficionados locales se tomaron mal la decisión de descalificar a su compatriota Lenny Daws frente al púgil español, quien ganó el pasado fin de semana el título de Campeón de Europa

placeholder Foto: Rubén Nieto al ser proclamado Campeón de Europa.
Rubén Nieto al ser proclamado Campeón de Europa.

La venda en la cabeza impedía ver la profunda herida que el púgil inglés Lenny Daws le acababa de hacer en la frente por un cabezazo, una grieta de unos cinco centímetros por donde la sangre no dejaba de brotar. Rubén Nieto debió esperar 40 minutos sobre el ring con esa hemorragia, además de otras heridas producidas por los golpes recibidos durante su combate, hasta que la seguridad le escoltó a él y su equipo para salir del Westcroff Leisure Centre del sur de Londres con un buen puñado de aficionados locales que, en estado etílico, amenazaban con cumplir venganza por la derrota de su compatriota.

Ese fue el estreno como campeón de Europa de Rubén Nieto. El boxeador de 32 años señaló que su triunfo se había producido de una manera “especial” por haber vencido en casa de su enemigo, aunque finalmente fuera por una descalificación (el árbitro penalizó a Daws por propinar un cabezazo “no accidental” a Rubén que originó una brecha que le imposibilitaba continuar peleando). El hecho de que el madrileño hubiera estado dominando la pelea y tirase en una ocasión -a punto de que fueran dos- a la lona a su rival, no sirvió para que el público aceptara de mejor manera la decisión del colegiado Freddy Rafn.

Ahora, a por la mejor oferta económica

Según fuentes de El Confidencial situadas en el lugar del evento, el estado ebrio de los causantes de esta larga espera era otro elemento contra el que debía luchar la organización para establecer la calma. Cuarenta minutos, con su cinturón, aguantó Rubén Nieto junto a su equipo –el entrenador Luis Muñoz y Ricardo Sánchez Atocha–.

Después de lo que, a día de hoy, ya es una anécdota, el todavía transportista de una empresa dental –Funnydent–, espera poder iniciar en 2016 su camino como profesional al 100%. Sabiendo de su necesidad financiera, su mánager, Sánchez Atocha, trabajará por conseguir la mejor oferta económica de cara a su próximo combate, quién sabe si de cara a aspirar a un título mundial. E incluso no es descartable que sea en España, donde pase lo que pase sobre el ring, 40 minutos después de la pelea en ningún caso continuará encerrado entre las dieciséis cuerdas.

Boxeo Rubén Nieto Ricardo Sánchez Atocha
El redactor recomienda