Griffin, una nueva pieza en la ambiciosa apuesta de los Nets que sacude la NBA
  1. Deportes
  2. Baloncesto
Un movimiento que asusta a la liga

Griffin, una nueva pieza en la ambiciosa apuesta de los Nets que sacude la NBA

El All Star se suma al proyecto faraónico de Brooklyn junto a Harden, Durant e Irving. Anteriormente una súper estrella, las lesiones han castigado la carrera del ala-pívot

placeholder Foto: Blake Griffin en una imagen con los Detroit Pistons. (Reuters)
Blake Griffin en una imagen con los Detroit Pistons. (Reuters)

Los Brooklyn Nets continúan avanzando para formar la mejor plantilla posible de cara a conquistar el anillo de la NBA en la presente temporada. Un todo por el todo en busca del ansiado trofeo que les llevó a hacerse con los servicios de Blake Griffin, otrora súper estrella de la liga, quien complementará a un vestuario liderado por Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving. La apuesta más arriesgada y ambiciosa por el título desde que la franquicia se mudase de Nueva Jersey al barrio de Nueva York en el 2012.

El fichaje de Blake Griffin se había acordado desde la pasada semana, cuando ejerció la opción del 'buyout' de su contrato con los Detroit Pistons. Así el ala-pívot, renunció a más de 13 millones de dólares que le quedaban por cumplir de su contrato por obtener la libertad deportiva de elegir firmar por cualquier equipo. Los Nets fueron, desde el primer momento, la opción preferente para el que fuera número uno del Draft 2009. A sus 31 años, y aún estando físicamente lastrado en comparación a los mejores años de su carrera, firma por apenas un millón de dólares para lo que resta de temporada. Incluso menos cantidad de la, ya de por sí baja, cifra que podían emplear en Brooklyn para convencerle, puesto que la franquicia cuenta con una excepción ‘mid-level’ de 5,7 millones.

La noticia rompe el mercado de la NBA (todavía se esperan nuevos movimientos como consecuencia) y refuerza a uno de los equipos más poderosos de la liga con todo un All Star, aunque no se encuentre en su mejor momento. “Griffin no es un componente para un ‘Big Four’ como tal, no es otro James Harden. Lo que sí que ganan es a un jugador con una calidad indiscutible, aunque el físico no es el que tenía. Sobre todo, lo más importante es la motivación que pueda alcanzar con los Nets”, explica Antonio Sánchez, comentarista de la NBA en Movistar.

“Este año bajaron bastante sus números. Las lesiones han sido el gran problema de su carrera”.12,3 puntos, 5,2 rebotes y 3,9 asistencias son sus promedios de la presente temporada en unos Pistons cuya única aspiración es la reconstrucción, hundidos en el fondo de la NBA. Unos números que, pese a ser espectaculares para un contrato de apenas un millón de dólares, se alejan de la figura de súper estrella que llegó a ser Blake Griffin. El natural de Oklahoma tuvo que retrasar su debut en la liga una temporada entera tras sufrir una grave lesión de rodilla en el 2009, como anticipo de los problemas físicos que iban a condicionarle en los años venideros. La firma con los Nets es un contrato corto, hasta final de temporada, y el propio jugador explicó a la prensa que “Mi único objetivo es ayudar a ganar un campeonato”.

placeholder Durant y Harden, una dupla letal para los intereses de los Nets. (Reuters)
Durant y Harden, una dupla letal para los intereses de los Nets. (Reuters)

Sánchez, eso sí, no cuelga la medalla de máximos favoritos a los Nets a pesar de la llegada del ala-pívot. “Son un poco más favoritos, lo que le faltaba a los Nets era fondo de armario y que no fueran los tres de siempre los que se vayan a jugar el balón. La temporada de Joe Harris es tremenda, Claxton también está muy bien, por ahí también está Jeff Green… Con Griffin suma, puede ayudar en momentos determinantes. Pese a su llegada, no les veo como los súper favoritos, son uno de los tres, cuatro equipos aspirantes”, reflexiona el autor de ‘Generación ÑBA’.

Griffin impactó en la NBA gracias a un prodigioso físico (sus 2,06 metros de altura), con el que era capaz de postear y matar con facilidad ante las defensas más duras del campeonato. Incluso llegó a ganar el concurso de mates del All Star en el 2011. Las lesiones acabaron por pasarle factura, prueba de ello es que para encontrar su último mate en la liga haya que remontarse hasta el 2019. Para Sánchez, el contexto de los Nets es un lugar ideal donde reencontrarse con su juego: “Le puede beneficiar el paraguas de estar a un lado de este tipo de estrellas. No es un jugador que físicamente esté para liderar un equipo. Puede jugar menos minutos, pero de mayor calidad. Al final él ha sabido adaptarse, en Detroit aportó cosas y en Brooklyn puede aportar mucho más. No va a ser el foco principal, a ver qué minutos le da Steve Nash y de qué calidad son, si son con equipos de la parte baja o partidos importantes”.

placeholder Lejos quedan las imágenes de dominación del poste bajo de Griffin en los Clippers. (Efe)
Lejos quedan las imágenes de dominación del poste bajo de Griffin en los Clippers. (Efe)

Los súper equipos, el peligro de la NBA

Si algo preocupa al aficionado de la NBA es la tendencia de los últimos años: franquicias con gran mercado que aglutinan súper estrellas -a veces con escasa sinergia- para convertirse en aspirantes instantáneos. El caso de los Nets, capaces de juntar a James Harden, Kevin Durant y Kyrie Irving y, más tarde, sumar la pieza de Griffin, es el ejemplo más claro. El propio Michael Jordan llegó a realizar unas polémicas declaraciones en el 2017 ante la incipiente moda en la revista Cigar Aficionado: “Existirán uno o dos equipos geniales y después 28 que serán basura. Merma la competitividad de la liga”.

“En este caso las normas son así, Griffin se ha bajado el sueldo, aceptando ganar lo mínimo. La única forma que tenía era perder dinero, que tampoco es que le haya ido mal en su carrera, irte a Brooklyn por el mínimo para aspirar a un anillo. ¿Es injusto? Bueno, se tiene el límite salarial para evitar este tipo de situaciones. Pero si hay un jugador que se baja el sueldo hasta el mínimo, pues está dentro de lo permitido. Los Nets hicieron un esfuerzo enorme por juntar a tres nombres como Durant, Harden e Irving y ahora llega Griffin con unas condiciones económicas concretas a consecuencia”, explica Sánchez, quien lleva 20 años retransmitiendo la NBA en España.

Foto: Ilustración genérica de lanzamientos triples.

Para el periodista, la mayor preocupación sería la opción de Andre Drummond, a quien también se ha relacionado con los Nets: “Si Drummond acaba llegando… Eso sí sería un ‘Big Four’, en la liga hay dos o tres hombres altos de su nivel”. Brooklyn está muy interesado en hacerse con los servicios del jugador de los Cavaliers, aunque tiene competencia con el otro gran aspirante de la NBA, los Angeles Lakers de LeBron James.

“Pasó en su momento con los Warriors, eran los mejores y de repente fichan a Kevin Durant, eso era increíble. Con los Lakers ha pasado un poco lo mismo, LeBron James, Anthony Davis y ahora llega Marc Gasol. Son piezas que no tienen tanto nombre, pero con un equipazo. Clippers, más de lo mismo con dos súper estrellas y un fondo de armario potente”, insiste el comentarista NBA.

La figura de Nash y el funcionamiento de los Nets

“Veo más problemáticas las cabecitas de Harden e Irving que el desequilibrio de la plantilla. Los jugadores saben qué papeles tienen. Está jugando mejor Brooklyn de lo que pensaba y sobre todo viene porque el grupo ha asumido que rol tiene cada uno”, responde Antonio Sánchez cuando se le pregunta por las posibles debilidades de los Nets en su apuesta por las súper estrellas, así como las piezas de valor que perdieron en el traspaso de Harden como Jarrett Allen; “Sus momentos finales en Houston le han pasado factura, echó un pulso público porque quería salir de ahí. Preocupa más Irving, pero mira lo que hizo en aquel anillo del 2016 frente a los Golden State Warriors con Cleveland, lo importante que puede llegar a ser. Para mí, el Irving más centrado, si hablamos de un base como un organizador de juego puro, es el mejor uno de la liga junto a Damian Lillard, porque Harden y Stephen Curry son otra cosa”.

placeholder Steve Nash, actual entrenador de los Nets. (Reuters)
Steve Nash, actual entrenador de los Nets. (Reuters)

Actualmente, los Nets son el segundo mejor equipo de la Conferencia Este con una derrota más que Philadephia, además de estar jugando un brillante baloncesto. Todo ello con Durant lesionado y sin la aportación de Griffin. Steve Nash, que causó discrepancias con su elección como entrenador jefe por ser su primera experiencia en un banquillo, se ha convertido en un acierto para la franquicia. “A la hora de gestionar los egos, está haciendo una gran labor. En una comparativa futbolera, pasa lo mismo con equipos como el gran Barcelona o el Madrid de los Galácticos y Del Bosque, donde gestionar el vestuario era lo más meritorio. El propio Steve Kerr con los Warriors campeones, un equipo donde había jugadores difíciles como Draymond Green, también es un ejemplo. Podía haber explotado y no fue así”.

“Steve Nash no es un exjugador cualquiera, es uno de los mejores bases de la historia. No tiene experiencia como entrenador, pero si te viene Nash a decirte algo, pues es Steve Nash. Hacerse con el vestuario está siendo su principal virtud, el equipo lo está haciendo muy bien”, asegura Antonio Sánchez. Dos premios MVP acreditan su trayectoria como jugador NBA, ahora Brooklyn apuesta el todo por el todo para conseguir su primer anillo, aunque sea como entrenador.

Brooklyn Nets Detroit Pistons NBA Blake Griffin Kyrie Irving Kevin Durant Steve Nash
El redactor recomienda