El frenazo de Ricky Rubio: de la plenitud a la peor temporada de su carrera
  1. Deportes
  2. Baloncesto
Tras regresar a los Timberwolves

El frenazo de Ricky Rubio: de la plenitud a la peor temporada de su carrera

Mientras los Phoenix Suns se consolidan en puestos de Playoffs, Minnesota es último en la Conferencia Oeste con el español registrando las peores cifras de su experiencia en la NBA

placeholder Foto: Ricky Rubio da órdenes a sus compañeros durante un partido. (Efe)
Ricky Rubio da órdenes a sus compañeros durante un partido. (Efe)

El negocio de la NBA le jugó una mala pasada a Ricky Rubio el pasado noviembre. Con años de experiencia a su espalda, el talentoso base salía por primera vez al mercado como agente libre sin restricciones en el 2019. Varias franquicias se entrevistaron por el español, un playmaker con trayectoria suficiente en la mejor liga del mundo como para ofrecer cualidades atractivas a buenos proyectos. A Ricky le gustó lo que le propuso Phoenix Suns: un equipo joven con aspiraciones de jugar Playoffs y que corría en la pista, faceta donde el de El Masnou saca a relucir su mejor versión. Allí se reencontró con su juego, después de dos años anclado en el lento sistema de los Utah Jazz, destacando especialmente en un arreón final en la burbuja de Orlando que llevó a la franquicia de Arizona a acariciar la fase final del torneo. Aquel espectacular final de temporada no evitó que los Suns lo traspasaran. “...What a bussines”, se limitó a señalar Rubio.

placeholder Ricky Rubio trata de superar a un defensor. (Reuters)
Ricky Rubio trata de superar a un defensor. (Reuters)

Apenas unos días permaneció oficialmente en los Oklahoma City Thunder, lugar al que los Suns le enviaron en un paquete por los servicios de la veterana estrella Chris Paul. Minnesota Timberwolves sería el lugar al que volver, allí empezó su carrera en la NBA cuando fue drafteado en la quinta posición del 2009 (su marcha a Estados Unidos se produciría en el 2011). Ricky Rubio, después de una década en la liga, conocía a la perfección el sistema del mercado, pero no pudo evitar sentirse maltratado por las formas con la que se le despidió de Phoenix. Tres meses después, el inicio de la temporada 2020/21 está siendo el peor de toda su carrera.

“Este no es el Rubio que se ha podido ver en la última década de la NBA”, así de contundente se mostró el medio especializado en información de los Timberwolves Canis Hoopus, que se pregunta qué le está sucediendo al español. Los números son evidentes, primero porque Ryan Saunders no está confiando en él tanto como se intuía en un principio y segundo porque el rendimiento del base está siendo decepcionante. El mismo reconocía haber perdido no estar satisfecho por cómo estaba jugando en esta temporada, dejando apenas destellos de su calidad. Rara vez comienza en el quinteto titular de Minnesota, que tiene a la pareja formada por D’Angelo Russell y Malik Beasley como la línea exterior habitual.

Ricky Rubio está jugando 23,5 minutos por partido. Este es, con diferencia, su peor dato en los 10 años de carrera que lleva en la NBA. Cuando está en pista, el impacto del español es escaso. No solo su situación condena a los Timberwolves, un proyecto de equipo de Playoffs que año tras año carbura en la mediocridad -cayeron en la primera ronda del 2018- a pesar de contar con piezas tan interesantes como Karl-Anthony Towns. Minnesota es el peor equipo de la Conferencia Oeste y solo los Detroit Pistons cosechan peores resultados en toda la NBA.

Foto: Campazzo realiza una entrada a canasta en la NBA. (Reuters)

Aunque la aportación anotadora nunca ha sido el punto fuerte del catalán, sus registros de la actual temporada vuelven a ser los peores que ha tenido. Tan solo seis puntos por partido está anotando Ricky, cifra muy baja para una NBA comandada por bases amenazantes desde cualquier punto de la cancha. Su cualidad más valorada por la organización, la capacidad para asistir, tampoco está resaltando aunque sí consigue casi seis asistencias por partido, una cifra considerable pese a la bajada de minutos. Especialmente errático está siendo su porcentaje desde el triple, su gran asignatura pendiente desde que llegara a Estados Unidos, anotando solo el 16% de sus lanzamientos de tres en esta temporada 2020/21 (solo tres jugadores de todos los bases y escoltas de la liga tienen peor porcentaje en este apartado).

Confianza desde los Timberwolves

Ricky Rubio regresó a Minnesota convencido de poder ejercer un papel de líder tanto dentro del campo como en el vestuario. Es precisamente esta faceta la que más halagos está provocando en la franquicia. A sus 30 años, el español es todo un veterano curtido de la NBA y los Timberwolves aseguran que esperan que mejore sustancialmente a corto plazo. D'Angelo Russell, por quien Saunders apuesta como timón del equipo por delante de Rubio, aseguró tener plena confianza en su compañero a pesar de esta mala racha de juego. Ricky es una figura respetada y valorada por la organización. El base no dudó en defender públicamente a Donovan Mitchell -excompañero en Utah e íntimo amigo- cuando esté protagonizó un encontronazo mediático con Shaquille O’Neal.

placeholder Ricky Rubio protagoniza una intensa defensa. (Efe)
Ricky Rubio protagoniza una intensa defensa. (Efe)

El de El Masnou tiene por delante dos años más de contrato con 17 millones de dólares por cobrar cada temporada. Es el español que mayor salario tiene de la actual NBA, además de ser el tercer jugador de la plantilla de los Timberwolves con mayor remuneración. Su cartel dentro de la liga sigue siendo importante, pero a día de hoy se encuentra desperdiciando los teóricos mejores años de su físico con un equipo sin aspiraciones más allá de la fase regular y donde no goza de protagonismo. El espejo en el que mirarse para resolver la situación no queda lejos. Ricky Rubio demostró el pasado septiembre del 2019 su carácter y personalidad. En una España lastrada por las bajas de Pau Gasol, Nikola Mirotic, Serge Ibaka o Sergio Rodríguez, el base dio un paso adelante echándose el equipo a la espalda. Compartió el liderazgo con un sensacional Marc Gasol, pero fue él quien acabó coronándose como MVP del torneo. El unicornio español, como se le apodó en Minnesota, todavía tiene baloncesto por repartir.

NBA Ricky Rubio Minnesota Timberwolves Phoenix Suns Shaquille ONeal
El redactor recomienda