UNA ESTRELLA EMERGENTE DE LA LIGA

Jaylen Brown, el intelectual de la NBA que lidera las protestas raciales con solo 23 años

Quienes conocen a Jaylen Brown lo ven como un joven con una gran educación, con inquietud por lo desconocido y que siempre ha apostado por sus estudios antes que el baloncesto

Foto: Jaylen Brown lideró una manifestación por el asesinato de George Floyd. (@fchwpo)
Jaylen Brown lideró una manifestación por el asesinato de George Floyd. (@fchwpo)

"Es extremadamente inteligente para la NBA". Así hablaba un ejecutivo de una de las franquicias que se interesó por un tal Jaylen Brown antes del draft de 2016. Un chico que copado los medios del mundo, y no por su juego en la pista, sino por liderar una manifestación contra el presunto asesinato racial de George Floyd a manos de la policía estadounidense en Mineápolis. Pero, ¿quién es realmente Jaylen Brown? Quienes lo conocen lo ven como un joven con una gran educación, muy diferente a lo establecido, con mucha inquietud por lo desconocido y que siempre ha apostado por sus estudios antes que por el deporte. Todo ello a pesar de convertirse en las dos últimas temporadas en una de las piezas claves de Boston Celtics con solo 23 años y ser el vicepresidente más joven de la historia del sindicato de jugadores (NBPA).

Van Heen, profesor de su universidad, recordaba cómo Brown le pidió en su primer y único año en el college asistir a su clase para realizar una materia que estaba dirigida únicamente para los alumnos del máster de estudios culturales en educación deportiva. "Creía que no, pero consiguió el permiso y nunca se perdió una sola sesión", confesaba. A una edad muy temprana fue capaz de escribir un ensayo de 20 páginas en el que argumentaba que la sociedad empujaba a los niños que destacan por sus cualidades y condiciones físicas hacia la práctica deportiva aun a riesgo de perjudicar su desarrollo intelectual. ¿Una idea de lo que estaba sufriendo y no iba a aceptar? "Lo que aprendí en esa clase me acompañará el resto de mi vida", explicaba. "Para mí y mi familia, la educación es algo fundamental".

Una personalidad diferente

El jugador de los Boston Celtics lucha a sus 23 años con acabar con la etiqueta de que por ser un jugador de baloncesto solo vales para eso, nada más. "Cada vez se acepta más, pero aún es muy habitual seguir oyendo comentarios del tipo: 'cállate, solo eres un jugador de baloncesto', cada vez que un jugador expresa su opinión sobre, por ejemplo, Donald Trump. Quiero ayudar a cambiar esa noción".

En el intento por cambiar esa percepción, el escolta o alero de los Celtics fue noticia este fin de semana tras conducir durante 15 horas desde Boston hasta Atlanta para ponerse al frente de la manifestación, megáfono en mano y pancarta con el lema ‘no puedo respirar’. "Conduje 15 horas para llegar a Georgia, mi comunidad", admitió el jugador de la NBA. "Una protesta pacífica. Ser una celebridad, ser un jugador de la NBA no me excluye de ninguna conversación. Primero y ante todo soy un hombre negro y soy miembro de esta comunidad", señaló un Jaylen que, para quien lo conoce, no le ha pillado por sorpresa esta reacción. El joven de 23 años es muy diferente a lo habitual que te puedes encontrar en la NBA y por muchos es considerado como el cerebrito de la liga. Un apasionado del ajedrez, con inquietudes, inteligencia y que siempre ha apostado por el conocimiento por encima del deporte.

Su abuelo le enseñó a jugar al ajedrez cuando era niño y desde entonces nunca ha dejado de hacerlo. Hasta fue capitán del equipo en su instituto. "Se puede comparar a la vida real", explicaba. Además cursó una asignatura optativa de ajedrez durante su estancia en la Universidad de California. "Cuando entré en el aula la gente se me quedó mirando como si me hubiese equivocado de clase", detallaba en una muestra más de que por su estatus no era especialmente bien recibido dependiendo en que lugares. Otro motivo más por el que lucha contra estas injusticias raciales en su país.

Su convulsa llegada a la NBA

Jaylen Brown, en otro orden de cosas, es vegano por lo que ha tenido algún problema en Boston con sus nutricionistas del equipo. Destaca también por su interés en aprender siempre cosas nuevas, como su continuo estudio de la lengua española, de historia, y la práctica de la meditación y la filosofía. De hecho, su cuenta de Instagram contiene bastantes frases motivacionales, algo muy inusual en un chico de 23 años que es millonario, tiene la vida bien encaminada y juega en la mejor liga de baloncesto del mundo. Un estilo de vida distinto que llegó a ponerle trabas en su llegada a la NBA. Algunos equipos desecharon la opción de draftearle por ser demasiado inteligente.

En un artículo en 'The Undefeated' el ayudante de un general manager de un equipo NBA un mes antes de la celebración del draft 2016 analizaba la situación de Brown y explicaba por qué algunas franquicias no apostaban por él a pesar de su enorme talento para el baloncesto. "Es un chico extremadamente inteligente. Una persona con inquietudes en todo. Es tan inteligente que llegaba a intimidar a algunos equipos. Quiere saber por qué está haciendo algo en lugar de simplemente hacerlo. No creo que esto sea algo malo, pero es una forma de cuestionar la autoridad. Hay ciertos entrenadores de la vieja escuela que no quiere que se les cuestione". Unos comentarios que levantaron cierta polémica en su día. Corrió la idea de que al ser la mayoría de directores deportivos y entrenadores de la liga blancos, no les haría gracia tener que lidiar con que un afroamericano como Brown les plantara cara en algún momento en el vestuario.

Su llegada a la NBA también fue diferente a la del resto. Ya en su adolescencia Brown había preferido el nivel académico de la Universidad de Berkeley, en California, a universidades más destinadas a la preparación baloncestística. Otras por las que los jugadores de un buen nivel en el instituto apuestan para desarrollar su carrera. Aún así él supor compaginar su trabajo con su hobbie y pudo crecer en el baloncesto hasta colarse en el draft.

En sus primeros contactos con la NBA no quiso tener un agente. Le bastó con un pequeño grupo de asesores para tomar sus propias decisiones. “Tengo a exjugadores de la NBA y profesores con doctorados a mi alrededor ayudándome y aconsejándome. Gente que sabe de lo que habla y lo que hace", explicaba. "Me ayudan a construir mi propia marca". Aún así esos padrinos no eran nada malos. Estaba el propio Shareef Abdur-Rahim o todo un hall of famer como Isiah Thomas. "Es una de mis personas favoritas. Aprendo mucho cada vez que hablo con él", decía Thomas de Brown.

Éxito en Boston

En su carrera baloncestística ha ido creciendo a pasos agigantados. Brown, con tal solo 21 años, empezó a asombrar a todo el público de la NBA. En 2017 vivió su noche más especial en la liga en un partido contra los mejores en ese momento, los Golden State Warriors. Horas antes del choque, Jaylen fue informado de una dura noticia. Su mejor amigo, Trevin Steede, había fallecido en Atlanta. En ese momento no se veía capacitado para jujar uno de los mejores partidos de la temporada, y Brad Stevens estaba dispuesto a dejarlo fuera. Pero una llamada de la madre y la familia de la víctima le hizo cambiar de opinión y salir a jugar en su honor. Demostró su casta y consiguió 22 puntos, más que nadie en su equipo, y 7 rebotes para remontar y conseguir la victoria ante los Warriors. Tras el partido Irving le dio la pelota y le dijo “Esta va para Trevin”.

Un gesto y una implicación que sin duda hacen más grande la figura de Brown como persona y le han hecho crecer como jugador a lo que es hoy en día. En la actualidad la NBA está parada por el brote de coronavirus, pero Brown volvió a firmar con los Celtics un contrato de poco más de 100 millones de euros que durará hasta la temporada 2023–24. Está promediando 20.3 puntos por partido y logró el 28 de diciembre de 2019 contra los Cleveland Cavaliers 34 puntos, su puntuación más alta. El mejor ejemplo de como lidiar con una vida de estrella de la NBA, sin perder la cabeza por la juventud y el dinero. Para Brown la vida es mucho más que simple baloncesto y lo demuestra con cada acción tanto dentro como fuera de la pista. Su lucha en busca de justicia por el asesinato de George Floyd es solo un ejemplo más.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios