harden y davis no jugarán el mundial

¿Puede perder Estados Unidos? Las bajas que le hacen más 'humano' en el Mundial

Tras las renuncias de Harden, Anthony Davis, Gordon y McCollum para asistir al próximo Mundial, Damian Lillard se queda como la mayor estrella de una selección menos potente que otros años

Foto: Ni Anthony Davis (i) ni James Harden (d) jugarán el Mundial de China. (EFE)
Ni Anthony Davis (i) ni James Harden (d) jugarán el Mundial de China. (EFE)

Si hablamos del 'coco' en el baloncesto de selecciones, los ojos se van al de siempre: Estados Unidos. Ha ganado los últimos dos Mundiales y los últimos tres Juegos Olímpicos. Desde que la derrota en las semifinales de 2006 les hiciera ponerse las pilas, no ha vuelto a perder. En el último Mundial, celebrado en España en 2014, barrió en la final a Serbia con jugadores de la talla de Stephen Curry, Derrick Rose, Kyrie Irving, James Harden, Anthony Davis o DeMarcus Cousins. Cuatro años antes, en el Mundial de Turquía, batió a la anfitriona en la final con una plantilla liderada por Kevin Durant y con Andre Iguodala, Lamar Odom, Chauncey Billups... Las plantillas que llevó a los Juegos Olímpicos eran incluso mejores. Este año, las bajas se suceden y el equipo que viajará a China para la Copa del Mundo que comienza a finales de agosto puede ser el más flojo en mucho tiempo.

De la prelista de 20 jugadores han renunciado James Harden, Anthony Davis, CJ McCollum y Eric Gordon. De una lista anterior de 35 ya se habían caído, por distintos motivos, LeBron James, Stephen Curry, Kevin Durant... El grupo de jugadores con el que cuenta Gregg Popovich, que se estrena como seleccionador, no tiene tanto jugador 'superclase' como años atrás. Los convocados son: PJ Tucker, Donovan Mitchell, Kemba Walker, Bradley Beal, Kyle Kuzma, Damian Lillard, Brook Lopez, Kevin Love, Jayson Tatum, Khris Middleton, Andre Drummond, LaMarcus Aldridge, Harrison Barnes, Tobias Harris, Paul Millsap y Myles Turner. Aparte de los mencionados, también hay varios invitados que pueden formar parte del equipo si es necesario. El más destacado es Zion Williamson, número 1 del 'draft'. Aparte Otros son Landry Shamet y De'Aaron Fox, buenos jugadores jóvenes, pero el peso de las grandes estrellas.

Pau y Kobe durante la final de los Juegos de Pekín. (REUTERS)
Pau y Kobe durante la final de los Juegos de Pekín. (REUTERS)

El cambio tras 2004

Estados Unidos lleva once años dominando el baloncesto de selecciones. El cambio vino tras los fiascos de los Juegos Olímpicos de 2004 y el Mundial de 2006. En Atenas, Argentina ganó en semifinales a Estados Unidos (plantilla que en aquel momento se conoció como el 'Nightmare Team', el 'equipo de pesadilla'). Aquella derrota supuso un punto de inflexión para los americanos, pues se tomó una decisión crucial: el que quisiera jugar con la selección debería comprometerse a estar tres años, lo que siginificaba cubrir un ciclo olímpico y mundialista. Se buscaba la continuidad y el compromiso de los jugadores tras un palo tremendo. El plan tardó tardó en funcionar, porque dos años después, en el Mundial de Japón, Estados Unidos volvió a perder en semifinales, esta vez ante Grecia, a pesar de tener un equipo con LeBron James, Chris Paul, Dwyane Wade, Chris Bosh, Carmelo Anthony...

La reacción llegó en los Juegos Olímpicos de Pekín con el equipo conocido como el 'Redeem Team'. Estados Unidos acudió con todo lo que tenía Wade, Bosh, Carmelo, Lebron, Kobe, Howard... En esa final se impuso a España en un apretado partido que se decidó en los últimos tres minutos.

Desde entonces el compromiso con el proyecto de la federación ha permitido a Estados Unidos llevar equipos muy potentes y no perder ningún partido, pero poco a poco las estrellas de la NBA que han ganado medallas con la selección en los últimos años se han ido borrando. Lebron, por ejemplo, no ha vuelto desde 2012. Si se miran los nombres con atención, la plantilla para la Copa del Mundo de China parece que resuena más por los jugadores físicos (como es el caso de Drummond, Aldridge, Tucker, Millsap o Harris) que por la fantasía y la clase de antaño de esta selección.

Pagol y Reyes pugnando por el balón con Durant en las semifinales de los Juegos de Rio. (REUTERS)
Pagol y Reyes pugnando por el balón con Durant en las semifinales de los Juegos de Rio. (REUTERS)

Harden ha decidido no ir a China para preparar bien la próxima temporada en la NBA en la que Houston planea asaltar la NBA de la mano de Russell Westbrook, exactamente la misma excusa dada por Anthony Davis tras su trapaso a los Lakers, donde jugará junto a LeBron. Harden viene de lograr 35 puntos de media por partido y de pelear por el MVP de nuevo, aunque en 'playoffs' los Warriors volvieron a ser su bestia negra en las semifinales de la Conferencia Oeste. Por su parte, las lesiones este año nos han impedido que Anthony Davis siguiese dominando los tableros en la NBA a su antojo, pero aun así en los 56 encuentros que ha jugado ha logrado promediar 25 puntos y 12 rebotes por partido. Pasando muy de puntillas, se puede decir que con estas dos ausencias Estados Unidos ha perdido 60 puntos por partido, los que han promediado juntos en temporada regular.

Sus bajas se suman a las ya conocidas de LeBron James, Kawhi Leonard, Stephen Curry, Kevin Durant, Paul George, Klay Thompson... Unos por lesión, otros por prepararse el próximo año y LeBron por temas personales (grabará este verano la segunda parte de Space Jam), el caso es que este Mundial puede que nos encontremos con la selección estadounidense menos dominadora de los últimos años.

Imagen de un partido entre Rockets y Pelicans. (REUTERS)
Imagen de un partido entre Rockets y Pelicans. (REUTERS)

El quinteto

El peso recaerá sobre Damian Lillard, Kemba Walker, LaMarcus Aldridge o Andre Drummond, jugadores que no tienen el cartel de algunos de los últimos nombres que han pasado por la selección esta última década. Aun así, Estados Unidos sigue siendo el máximo favorito, pero otros conjuntos como Francia, Serbia o Australia ven opciones ante tanta ausencia norteamericana.

Con las bajas mencionadas, el posible quinteto de Estados Unidos para este Mundial podría quedar a día de hoy de la siguiente manera: Damian Lillard, Bradley Beal, Khris Middleton, Tobias Harris y LaMarcus Aldridge, alineación que podría estar sujeta a más bajas y a si Popovich utiliza a Tobias de alero o ala-pívot y lo mismo con Aldridge, que en realidad juega más como '4'. Cualquier selección mataría por tener a alguno de esos nombres en su plantel.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios