qué hay detrás de la mala racha de los mavs

Cuanto peor, mejor: por qué Doncic no puede (ni debe) frenar la caída de Dallas

Luka Doncic sigue a un nivel altísimo, lo que contrasta con la mala racha de los Mavericks. A la franquicia texana le interesa perder todo lo que pueda de aquí a final de temporada

Foto: Luka Doncic es el principal favorito para ganar el premio al novato del año. (USA TODAY Sports)
Luka Doncic es el principal favorito para ganar el premio al novato del año. (USA TODAY Sports)

A principio de temporada, cada vez que le preguntaban a Luka Doncic por la posibilidad de ganar el premio al novato del año, el esloveno respondía que le hacía ilusión, pero señalaba otro objetivo más importante: entrar en 'playoffs'. Ahora no podría decir lo mismo. El reconocimiento al mejor debutante lo tiene en el bolsillo, pero meterse en la postemporada sería casi un milagro. Los Mavs están ocho partidos de distancia del octavo puesto de la Conferencia Oeste y le quedan 19 por jugar. Han perdido nueve de los últimos once partidos. Están en una cuesta abajo.

Mientras, Doncic sigue jugando a gran nivel. En ese período de once encuentros, de los que se perdió dos por lesión, promedió 23,3 puntos, 8,2 rebotes y 5,7 asistencias, números muy parecidos a sus promedios de la temporada (21,1, 7,3 y 5,6). Aunque el rendimiento de Trae Young (el jugador por el que fue traspasado la noche del 'draft') está siendo fantástico en las últimas semanas, el premio al esloveno está cantado. Ha sido elegido mejor novato de la Conferencia Oeste cada mes y va camino de serlo también en marzo y abril.

Traspasó a todo el quinteto menos Doncic

El nivel de Doncic no le está sirviendo a los Mavericks para ganar partidos, pero es que a la franquicia ya no le interesa sumar más victorias esta temporada. Estaría encantada con perder los 19 partidos que le quedan porque ello le ayudaría en su objetivo de elegir lo más arriba en el próximo 'draft'. Lo que comenzó como un curso con aspiraciones de meterse en 'playoffs' ha acabado siendo un segundo año de transición. Por primera vez en dos décadas, los Mavs enlazarán tres temporadas por debajo del 50 % de victorias.

Las aspiraciones de acabar entre los ocho primeros de la Conferencia Oeste se fueron diluyendo con el paso de los partidos y se esfumaron por completo a comienzos de febrero. En dos traspasos, los Mavericks se deshicieron de cuatro titulares y el mejor jugador que consiguieron a cambio, Kristaps Porzingis, sigue lesionado y no jugará hasta la próxima temporada. La franquicia sacrificó el presente para construir un equipo competitivo alrededor de Luka Doncic y el pívot letón con el que luchar por todo a medio plazo.

Del quinteto titular de los Mavericks a principio de temporada solo queda Doncic. (EFE)
Del quinteto titular de los Mavericks a principio de temporada solo queda Doncic. (EFE)

Perder para no darle su elección Atlanta

La elección en el próximo 'draft' puede convertirse en una pieza importante y barata para ese equipo de futuro, pero puede que tengan que desprenderse de ella por el traspaso realizado para conseguir a Doncic. El exjugador del Real Madrid fue elegido en el 'draft' por los Atlanta Hawks y no por los Mavs. Ambas franquicias acordaron intercambiar sus elecciones para quedarse con el jugador que querían. El traspaso incluía una pieza más: la elección de primera ronda de Dallas en el 'draft' de 2019.

Esa mercancía tiene un asterisco: si la elección es una de las cinco primeras, se la quedará Dallas. El acuerdo estipula que entonces los Mavericks tendrán que darle a los Hawks su elección de primera ronda en 2020, pero de nuevo con la misma restricción: si es una de las cinco primeras, se quedará en los Mavs y tendrán que darle la del año siguiente. En 2021 y 2022, la protección es a las tres primeras elecciones. En 2023 no habrá ninguna.

Por todo lo anterior, a los Mavericks les interesa perder lo máximo posible de aquí a final de temporada para maximizar sus opciones de entrar en las cinco primeras posiciones del 'draft'. Cuanto peor es un equipo en temporada regular, más opciones tiene elegir más arriba (aunque la última reforma da las mismas opciones de elegir primero a los tres últimos para desincentivar que los equipos pierdan a propósito).

Los Mavericks son ahora mismo el octavo peor equipo de toda la NBA, lo que le da un 26 % de probabilidades de elegir entre los cinco primeros del 'draft'. Le quedan 18 partidos por jugar y podría empeorar uno o dos puestos, pero los equipos a los que puede superar están en la misma situación. Es el caso de los Wizards, que les ganaron este miércoles, o los Grizzlies, dos partidos y medio peores. Estos tienen que darle su elección a los Celtics si no eligen entre los ocho primeros, por eso también les interesa perder para maximizar sus opciones. Aunque en la NBA no siempre los planes de la directiva se alinean con el rendimiento de la plantilla: Memphis ha ganado tres de sus últimos cinco partidos.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios