segundo partido de la final (2:00 horas)

Jugar más rápido, la fórmula de los Cavs para escapar de la trampa de los Warriors

"Si el entrenador cree que tenemos que jugar más rápido, entonces lo haremos", dijo LeBron James, que ha ganado siempre el segundo partido de una serie tras perder el primero

Foto: La defensa de los Warriors sobre LeBron James volverá a ser clave (Cary Edmondson-USA TODAY Sports)
La defensa de los Warriors sobre LeBron James volverá a ser clave (Cary Edmondson-USA TODAY Sports)

En 2015, la final de la NBA se decantó cuando Steve Kerr, entrenador de los Golden State Warriors, metió en el quinteto a Andre Iguodala y movió a Draymond Green en el puesto de cinco. Eso fue decisivo para ganar el anillo, y desde entonces ha sido un arma bastante utilizada por los vigentes campeones. Un año después, los Cleveland Cavaliers siguen encontrar respuesta a ese ajuste, que volverá a ser clave en el segundo partido, que se disputa en la madrugada del domingo al lunes (02:00 horas, 'Canal+ Deportes').

[Un banquillo de lujo: los suplentes le dan la victoria a los Warriors]

Más allá del resultado, el estreno de la final de la NBA dejó una lectura preocupante para los Cavs: las cosas apenas han cambiado en 12 meses. LeBron James ya no está tan solo, Kyrie Irving y Kevin Love le acompañan, pero el resultado fue el mismo. El quinteto de 'pequeños' le da una ventaja a los Warriors, tanto en ataque como en defensa, que los Cavs no han sabido contrarrestar. En defensa, Golden State cambia los emparejamientos de manera constante, incluso haciendo que Curry defienda a LeBron en algunas jugadas. En ese duelo tiene mucha ventaja el jugador de los Cavs, pero cuando tiene enfrente a Iguodala, Green o Barnes, la cosa cambia.

Parar a Curry y Thompson no le bastó a los Cavs en el primer partido (Kyle Terada/USA TODAY Sports)
Parar a Curry y Thompson no le bastó a los Cavs en el primer partido (Kyle Terada/USA TODAY Sports)

¿Cómo salir de esa trampa? Según Tyronn Lue, entrenador de los Cavaliers, jugando más rápido. En la rueda de prensa del viernes, Lue no se cansó de repetir una palabra: 'pace' (ritmo). Hasta ocho veces la pronunció. "Creo que no jugamos lo suficientemente rápido. No aceleramos el ritmo y no fuimos agresivos en transición", explicó. El técnico quiere su equipo corra para conseguir tiros liberados antes de que los Warriors monten su defensa.

[Trecet: Final NBA, son 336 minutos]

El responsable de elevar el ritmo es LeBron James. "Le dije (a LeBron) que necesito que juegue más rápido. Necesito que eleve el ritmo en ataque", dijo Lue. LeBron recogió el guante. "Si el entrenador cree que tenemos que jugar más rápido, entonces lo haremos. Tenemos que acelerar un poco el 'tempo', conseguir algunas canastas fáciles y recuperar nuestro juego", explicó el alero, que cree que estuvieron demasiado estáticos en el primer partido.

"El segundo será diferente", dijo Lue. "Tenemos que realizar un par de ajustes y hacer unas pocas cosas mejor. Pero en general, dejar a Steph (Curry) y Klay (Thompson) en 20 puntos entre los dos, ganar el rebote e ir a la línea de personal el doble de veces son algunas cosas que hicimos bien. Tenemos que construir a partir de ahí". Una estadística da esperanza a los Cavaliers: cada vez que un equipo e LeBron James ha perdido el primer partido de una serie, ha ganado el segundo. Eso ha sucedido nueve veces.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios