Es noticia
Menú
Veinte partidos para ser inmortales
  1. Deportes
  2. Baloncesto
los warriors, cerca de la marca más legendaria de la nba

Veinte partidos para ser inmortales

Dos son los principales obstáculos entre los Warriors y el récord de los Bulls: tres partidos contra los Spurs y el descanso que pueda dar Steve Kerr a sus jugadores. "Será prioritario", ha dicho

Con la victoria del lunes contra los Orlando Magic, los Golden State Warriors arrebataron un récord a los Chicago Bulls de Michael Jordan: el de más victorias consecutivas en casa, que ahora es de 45. Es solo una barrera más que cae ante el mejor equipo del momento, que ya fue capaz a principio de temporada de completar el mejor arranque de la historia de la NBA con 24 triunfos seguidos. Sumadas, esas dos cifras no llegan a 73, la siguiente cima que quieren coronar Stephen Curry y compañía.

Los Warriors tienen una marca de 56 victorias y 6 derrotas y le quedan 20 partidos de aquí al 13 de abril, último día de la temporada regular. Para superar la legendaria marca de los Bulls de la temporada 1995-1996 tendrían que ganar 17. Eso sería un 85% de victorias, un pocentaje asequible si se tiene en cuenta que Golden State lleva todo el curso por encima del 90%.

Ni siquiera la sorprendente derrota contra los Lakers ha impedido que el vigente campeón siga por delante del ritmo de aquellos Bulls: a estas alturas de la temporada, en 1996, Chicago llevaba una derrota más (55-7). En sus últimos 20 partidos ganó 17, justo la marca que le daría a los Warriors el récord de 73 victorias. Las tres derrotas de los Bulls hace 20 años fueron por un punto: 109-108 contra los Raptors, 87-98 contra los Hornets y 99-100 contra los Pacers. Una curiosidad: en el partido contra los Hornets fue protagonista el padre de Stephen Curry, Dell Curry, que anotó los dos tiros libres decisivos.

Dos amenazas: los Spurs y el descanso

De los 20 partidos que le quedan a los Warriors, 14 serán en casa, empezando por el de la próxima madrugada contra los Utah Jazz. En total jugará contra 13 equipos (repite contra Jazz, Blazers, Mavericks, Spurs, Wolves y Grizzlies), de los cuales 7 están por debajo del 50% de victorias y fuera de los 'playoffs' en el momento de escibir este texto. El mayor peligro es el triple enfrentamiento con los San Antonio Spurs. Ambos equipos se han enfrentado una vez esta temporada, con victoria muy clara para los Warriors (120-90) en el Oracle Arena de Oakland. Pero de los tres duelos que quedan, dos serán en San Antonio, donde Golden State perdió el partido que jugó la temporada pasada, también al final de curso.

Los duelos contra los Spurs son, 'a priori', los más complicados para los Warriors, no sólo por nivel del equipo que entrena Gregg Popovich, sino porque puede estar en juego algo mucho menos lustroso que un récord, pero bastante más importante: la ventaja de campo en un hipotética final de conferencia. Ahora mismo, los Spurs tienen una marca de 54-10 y están a 3 partidos de distancia de los Warriors, por lo que los tres enfrentamientos pendientes pueden acabar modificando el paisaje de los 'playoffs'. Los dos últimos partidos contra los Spurs serán en la última semana, igual que otros dos ante los Memphis Grizzlies, y contra cada uno de ellos jugará un partido en casa y otro fuera. Es un final con trampa para los Warriors.

En esa última semana entrará en juego otro factor: el descanso. El entrenador, Steve Kerr, ya ha dicho que antepondrá el estado de sus jugadores al récord. "Será prioritario", ha advertido. Hace un año, en una situación parecida, los titulares solo descansaron en el último partido de la temporada regular y en el último cuarto del penúltimo, una victoria clara contra Memphis. Los Warriors cerraron la temporada con cuatro victorias seguidas (todas en Oakland) y con solo tres derrotas en los últimos 20 partidos (ocho de ellos fuera de casa), justo la marca que les permitiría superar el récord de los Bulls. "Honestamente, entre un equipo de 70 victorias y campeón y otro de 73, pero agotado en los 'playoffs', vamos a intentar evitar lo primero", ha explicado Curry. "Pero al mismo tiempo, es un equilibrio difícil. ¿Cuántas veces vas a tener esta oportunidad?".

Con la victoria del lunes contra los Orlando Magic, los Golden State Warriors arrebataron un récord a los Chicago Bulls de Michael Jordan: el de más victorias consecutivas en casa, que ahora es de 45. Es solo una barrera más que cae ante el mejor equipo del momento, que ya fue capaz a principio de temporada de completar el mejor arranque de la historia de la NBA con 24 triunfos seguidos. Sumadas, esas dos cifras no llegan a 73, la siguiente cima que quieren coronar Stephen Curry y compañía.

Chicago Bulls
El redactor recomienda