Es noticia
Menú
Los Warriors acaban el año mejor que los Bulls de Jordan en 1995
  1. Deportes
  2. Baloncesto
vencieron a los rockets por 110-114

Los Warriors acaban el año mejor que los Bulls de Jordan en 1995

Los Warriors jugaron otra vez sin Curry, pero esta vez si consiguieron vencer a los Rockets. Los actuales campeones cierran el 2015 con una marca de 30-2, mejor que el 25-3 de los Bulls

Aún queda mucho para que termine la temporada regular de la NBA (a Golden State les quedan 50 partidos) y hay muchos obstáculos por el camino, pero los Golden State Warriors avanzan con paso firme hacia el que quizá sea el récord más legendario de la historia de la competición: la marca de 72 victorias y 10 derrotas que consiguieron los Chicago Bulls de Michael Jordan en la temporada 1995-1996.

Con su victoria de anoche ante los Houston Rockets por 110-114, los Warriors cierran el 2015 con una marca de 30-2. A estas alturas de la temporada, en el curso 1995-1996, los Bulls llevaban menos victorias y más derrotas (y también menos partidos). Chicago llegó al año nuevo de 1996 con una marca de 25-3. Si Golden State repitiera la marca de los Bulls en sus últimos 50 partidos (43-7), acabaría con 73-9, un nuevo récord.

Thompson y Green brillan en Houston

Como en Dallas, donde Golden State perdió con claridad, en Houston tampoco pudo jugar Stephen Curry, que sigue con problemas en su pierna izquierda. Son precisamente las lesiones uno de los principales peligros a los que se enfrentan los Warriors. Antes los Rockets no sólo era baja Curry; tampoco Ezeli, Barbosa o Barnes, que lleva más de un mes lesionado, pudieron jugar. A pesar de eso, el mejor equipo de la liga acabó ganando el partido gracias, sobre todo, a la actuación de Klay Thompson y Draymond Green.

El primero comenzó el partido con problemas de faltas, pero se enchufó tras un tiempo muerto y acabó completando una gran actuación: 38 puntos (16/27 en tiros de campo; 6/11 en triples) y 7 rebotes. Más completo fue el partido de su compañero, que consiguió su quinto triple doble de la temporada: 10 puntos, 16 asistencias (11 en la primera parte) y 11 rebotes. Green es el sexto jugador desde la temporada de 1985-86 que sin ser un base logra 16 o más asistencias. Los otros son Mark Aguirre, Larry Bird, Boris Diaw, LeBron James y Hedo Turkoglu.

El triple doble de Draymond Green.

No fueron los únicos destacados por parte de los Warriors. Iguodala (20 puntos), Livingston (13) y Clark (12) también superaron la decena de puntos, y Bogut rozó el doble doble (9 puntos y 11 rebotes). A pesar de la baja de Curry, Golden State demostró que su estilo es innegociable, como prueban sus 35 asistencias.

"El equipo respondió bien tras la derrota de la pasada noche y sobre todo recuperamos el acierto encestador y también jugamos mejor defensa", declaró Luke Walton, entrenador interino de los Warriors. "La ausencia de Stephen ha permitido al equipo mostrar carácter y saber compensar su aportación".

Los Rockets plantaron cara hasta los minutos finales, liderados por James Harden y Dwight Howard. El escolta acabó co 30 puntos, 5 asistencias, 5 rebotes y 3 robos, mientras que el pívot realizó uno de sus mejores partidos del año: 21 puntos, 13 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y 3 tapones.

Victoria de Ibaka y derrota de Ricky

Dos españoles tuvieron partido en Nochevieja. Serge Ibaka consiguió la victoria con los Thunder ante los Phoenix Suns (106-110). El pívot terminó con 9 puntos y 5 rebotes. Oklahoma City es tercero del Oeste con una marca de 23-10. Fueran de los puestos de 'playoffs' están los Minnesota Timberwolves, que tras perder ante Detroit Pistons por 115-90 se quedan con un registro de 12-21. Ricky Rubio consiguió 9 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes.

Aún queda mucho para que termine la temporada regular de la NBA (a Golden State les quedan 50 partidos) y hay muchos obstáculos por el camino, pero los Golden State Warriors avanzan con paso firme hacia el que quizá sea el récord más legendario de la historia de la competición: la marca de 72 victorias y 10 derrotas que consiguieron los Chicago Bulls de Michael Jordan en la temporada 1995-1996.

El redactor recomienda