Grizzlies y Timberwolves: resultados parecidos, sensaciones opuestas
  1. Deportes
  2. Baloncesto
marc gasol y ricky rubio se enfrentan esta noche

Grizzlies y Timberwolves: resultados parecidos, sensaciones opuestas

Tienen el mismo número de victorias, pero las situaciones son muy distintas. Los Grizzlies no han comenzado bien la temporada y los Timberwolves sueñan con los 'playoffs'

Foto: Los Grizzlies están teniendo muchos problemas en defensa (Efe)
Los Grizzlies están teniendo muchos problemas en defensa (Efe)

Un vistazo a la clasificación de la NBA, que tras varias semanas de competición comienza a dar una imagen fiable, permite ver a los Memphis Grizzlies y los Minnesota Timberwolves, rivales este domingo (21:30 horas, Canal+ Deportes), casi empatados. El equipo de Marc Gasol, que ganó el viernes casi sobre la bocina a los Portland Trail Blazers, tiene una marca de 4-6 tras los primeros diez partidos de la temporada. Los Wolves de Ricky Rubio han jugado un partido menos, pero han ganado los mismos. En la clasificación, la distancia es mínima, pero sobre el parqué es mucho más grande.

Memphis es el quinto equipo que más victorias ha conseguido durante las tres últimas temporadas (53,6 de media) y lleva cinco años seguidos jugando los 'playoffs' (llegó a la final de conferencia en 2013), pero no está cumpliendo con las expectativas. Todo lo contrario que los Wolves, el peor equipo del curso pasado, con 16 triunfos. En Minnesota tienen poco que perder; con uno de los equipos más jóvenes y con más talento por pulir de la NBA, su comienzo de temporada está siendo esperanzador. El objetivo es volver a los 'playoffs', terreno que no pisan desde 2004.

Los Grizzlies naufragan en defensa

Los Grizzlies son un equipo contracultural. En una era en la que el 'pace and space' (ritmo y espacio) domina en la NBA, en Tennessee han construido un equipo ganador en el que sus dos pívots, Marc Gasol y Zach Randolph, son la referencia. Mientras la liga giraba hacia el 'smallball' y una mayor importancia del tiro de tres, en Memphis han seguido apostando por un juego más lento (uno de los ritmos más bajos de la liga) y con una escasa amenaza exterior. Eso le ha creado problemas, sobre todo en la postemporada, en la que la falta de tiradores ha acabado por perjudicar a sus pívots, sin espacio en la zona.

Pero el plan permanece inalterable desde hace un lustro, y ha funcionado, sobre todo porque tenían una de las mejores defensas de la NBA. El problema es que ahora están fallando también en eso. La pasada temporada terminaron con la tercera mejor defensa de la liga: 102,2 puntos en contra por cada 100 posesiones, según datos de Basketball Reference. Y este curso están recibiendo 107,1. En ataque, los números no son mejores: de 105,7 a 97,2. El diferencial neto ha pasado de 3,5 a -9,9. "Me encanta que estemos jugando duro. Pero ahora tenemos que jugar mejor", dijo el entrenador del equipo, Dave Joerger, antes del partido contra los Golden State Warriors del miércoles.

Tras diez partidos, los Grizzlies son el equipo con el peor porcentaje de tiro efectivo (una estadística que ajusta el mayor valor del tiro de tres) con un 43% y a la vez es el segundo que mejor pocentaje permite a sus rivales (52,9). Sólo dos equipos lanzan menos de tres que Memphis, que tiene el peor porcentaje (26,8%). Courtney Lee, su mejor tirador, ha comenzado fatal la temporada: 7/37 (18,9%). Marc Gasol, que contra los Blazers completó su mejor partido hasta el momento, no se libra de los problemas. A pesar de ser el mejor del equipo (promedia 16,3 puntos, 6,1 rebotes y 3,4 rebotes), está teniendo el peor porcentaje en el lanzamiento de su carrera: 43,9%.

Pese a lo anterior, no todo es negativo. Hay varias razones para creer que los Grizzlies irán a más. Hasta ahora han tenido un calendario duro (dos partidos contra los Golden State Warriors y otro contra Cleveland Cavaliers, los dos mejores equipos de la NBA) y lo normal es que su defensa vaya mejorando hasta acercarse a los niveles de temporadas anteriores. Además, se han reforzado con Mario Chalmers, procedente de Miami Heat. Pero más vale que sea pronto: la Conferencia Oeste, y sobre todo en la División Sudoeste, no da respiro.

La influencia de Ricky Rubio

Los Timberwolves llegan al partido tras tres derrotas consecutivas, pero sus sensaciones son contrarias a las de los Grizzlies. El pívot novato Karl Anthony-Towns está sienso una de las grandes sensaciones, y el equipo está rindiendo a buen nivel. Ricky Rubio, que no ha jugado los últimos tres partidos por lesión y es duda para jugar contra los Grizzlies, está siendo uno de los culpables. El base español comenzó la temporada de manera inmejorable: 28 puntos y 14 asistencias en la victoria contra los Lakers. Ese partido disparó la euforia en torno a él, quizá demasiado.

Ricky ha mejorado, en gran parte porque ya ha superado la lesión que le dejó sin jugar buena parte del curso pasado. Pero el nivel mostrado en el Staples Center, favorecido por la defensa rival, quizá fue irreal. Tras seis partidos, el base catalán promedia 13 puntos, 9 asistencias y 4,3 rebotes, los mejores números de su carrera, pero sus porcentajes siguen siendo malos. Aunque es cierto que se nota la mejoría cerca del aro, su verdadero talón de Aquiles (y no el tiro de tres, como suele pensarse). Es ahí, en las entradas a canasta y en la media distancia, donde se nota el cambio.

De todas formas, la mayor influencia del catalán aparece en defensa. Con él en pista, los Wolves reciben 86,7 puntos por cada 100 posesiones, según datos de NBA/Stats. Sin él, 112,2. Para Minensota, tener o no a Ricky Rubio, más allá de su acierto en el tiro, es fundamental, como desmuestra el porcentaje de victorias: con él ganan el 23,9% (27 de 113); sin él, el 43,3% (90-118). Por eso, buena parte de las opciones de 'playoffs' de Minnesota pasan por el español.

Marc Gasol Ricky Rubio Memphis Grizzlies Minnesota Timberwolves NBA
El redactor recomienda