LeBron James no está solo: un gigante ruso y un australiano despistado son sus escuderos
  1. Deportes
  2. Baloncesto
timofey mozgov y Matthew dellavedova

LeBron James no está solo: un gigante ruso y un australiano despistado son sus escuderos

Sin Kevin Love y Kyrie Irving, lesionados, el rendimiento de dos secundarios como Timofey Mozgov y Matthew Dellavedova es la mejor noticia para unos Cavaliers que dependen de LeBron James

placeholder Foto: Mozgov promedia 16,5 puntos y 9 rebotes en las Finales (Efe)
Mozgov promedia 16,5 puntos y 9 rebotes en las Finales (Efe)

En octubre, la revista Sports Illustrated ilustró laportada de su número previo a la temporada en la NBA con una foto de LeBron James, Kyrie Irving y Kevin Love. El titular era"Todos los hombres del rey" y debajo se podía leer: "LeBron James trae su talento para construir equipos de vuelta a Cleveland", en referencia a la influencia que ejerce en las decisiones de otras estrellas para que jueguen junto a él. Más de seis meses después, en plenas Finales, sus escuderos son Timofey Mozgov y Matthew Dellavedova, dos secundarios que han pasado a primer plano.

Irving y Love estaban llamados a acompañar a LeBron en su misión: ganar por fin el anillo con su equipo, los Cleveland Cavaliers. Y durante buena parte de la temporada lo hicieron. Con sus altibajos, Cleveland se plantó en los playoffs con el cartel de favorito. Sólo los Golden State Warriors estaban por encima. Pero esa guardia pretoriana ha ido cayéndose hasta dejar al rey solo en el momento más importante. Kevin Love se lesionó el hombro en la primera eliminatoria y Kyrie Irving se lesionó la rodilla en el primer partido de la final, ganado por los Warriors.

El viernes, LeBron estaba solo: sin Love ni Irving, con la final en contra (1-0) y con la sensación de que estaba decidida. ¿Un 4-0 para los Warriors? Para muchos, bastante probable. Pero para LeBronno. Era él contra el mundo. O eso parecía. En el segundo partido, jugado el domingobrillaron otros dos nuevos escuderos, muy diferentes a los dos All Star que comenzaron la guerra allá por noviembre.

En el lugar de Irving, Matthew Dellavedova, base australianode segundo año que fue noticia tras el primer partido porque no se enteró de que su equipo se fue sin ély se tuvo que ir del pabellón al hotel en Uber. Y cubriendo el hueco dejado por Love, Timofey Mozgov, un pívot ruso de 2,16 metros fichado en enero de los Denver Nuggets y que promedia 16,5 puntos y 9 rebotes tras los dos primeros partidos de las Finales.

Ellos dos tuvieron parte de culpa en la victoria de Cleveland ante Golden State por 93-95. Mozgov aprovechó una y otra vez la atención que los interiores de los Warriors prestaban a LeBronpara sacar ventaja en la pintura, mientras que Dellavedova realizó una soberbia defensaa Stephen Curry: mientras lo defendió, el MVP falló sus ocho tiros y perdió cuatro balones. Además, Dellavedova capturó un rebote ofensivo a 10 segundos del final y anotó dos tiros libres que dejaron el marcador en 93-94. LeBron fue el mejor (39 puntos, 16 rebotes, 11 asistencias), pero el base australiano (9 puntos y 5 rebotes)fue el héroe. "Probablemente la gente le ha estado diciendo que es demasiado pequeño, que no es lo suficientemente rápido, que no maneja bien el balón, y él ha superado las expectativas muchas veces", dijo LeBron.

"Hizo lo que viene haciendo cada vez que lo ponemos en esa situación", dijo el entrenador de los Cavaliers, David Blatt, que también reconoció el gran partido de Mozgov, al que ya entrenó hace unos años en la selección rusa.

Curry: "Dudo que suceda otra vez"

Los dos, Dellavedova y Mozgov, representan muy bien el estilo de los Cavaliers, desprovistos de la exuberancia ofensiva de Iriving y Love, pero capaces de hacerle la vida imposible a cualquier rival desde la defensa. Ya lo hicieron en la final del Este contra los Atlanta Hawks, en la que Irving se perdió dos partidos.Contra los Warriors están consiguiendo que se juegue a lo que ellos quieren: ritmo bajo, poco acierto e incomodidad hasta para el espectador. De momento, dos prórrogas en dos partidos, una victoria para cada equipo y dos encuentros en Cleveland que pueden dejar muy tocados a los Warriors siel guion es parecido a lo vivido hasta ahora.

"Si esperas que juguemos un baloncesto sexy y bonito, entonces esos no somos nosotros ahora mismo. Todo es duro. Vamos a salir con una mentalidad agresiva en ataque y en defensa", avisa LeBron James.

El objetivo es seguir maniatando a Curry, que ya piensa en cómo evitar el marcaje de Dellavedova: "Dudo que suceda otra vezcon los ajustes que haga cuando vea el partido. Y como he dicho, un partido no va a hacer que dejetirar o a alterar mi confianza".

NBA playoffs NBA LeBron James Matthew Dellavedova Cleveland Cavaliers Golden State Warriors Timofey Mozgov
El redactor recomienda