Las zapatillas, una industria millonaria

Kevin Durant, el chico de los 300 millones

Tras estar muy cerca de aceptar una oferta de Under Armour, el alero de Oklahoma City Thunder seguirá vistiendo Nike a cambio de un contrato multimillonario

Foto: Durant seguirá vistiendo Nike (Reuters)
Durant seguirá vistiendo Nike (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

En un anuncio de 1988, Mars Blackmon, personaje de ficción interpretado por el actor y director Spike Lee, le preguntaba a Michael Jordan por lo que le hacía el mejor jugador del universo. ¿Sus mates? ¿El corte de pelo? ¿Las zapatillas? ¿Sus pantalones? Son las zapatillas, ¿verdad? ¿Los calcetines? ¡Tienen que ser la zapatillas!, sentenciaba Blackmon (Money!... It's gotta be the shoes!). Aquellos anuncios de las Air Jordan de Nike y la propia figura de la estrella de los Bulls ayudaron a construir una industria que la propia marca de Oregón se había decidido a explotar definitivamente con Jordan. El negocio de las zapatillas deportivas mueve actualmente en Estados Unidos 4.500 millones de dólares cada año. Todas las grandes estrellas del baloncesto reciben bastante dinero de las marcas deportivas, pero ninguna tiene un contrato como el que acaba de firmar Kevin Durant.

El alero de los Oklahoma City Thunder anunció hace unos días su decisión de renovar su acuerdo de patrocinio con Nike, tras unas negociaciones que poco han tenido que envidiar al período de agente libre de LeBron James. Durant tenía dos opciones sobre la mesa: seguir con la marca con la que firmó en el 2007 al llegar en la NBA (firmó por seis años y 60 millones de dólares) o irse a Under Armour, que tiró la casa por la ventana y le ofreció un contrato que rondaba los 285 millones por 10 años, más de lo que gana LeBron James, por ejemplo.

Pese a haber empezado la preparación, Durant anunció su baja en el Mundial (Reuters)
Pese a haber empezado la preparación, Durant anunció su baja en el Mundial (Reuters)

La renuncia a última hora de Durant fue interpretada como una manera de evitar cualquier mínimo riesgo en medio de una negociación tan importante. El propio jugador dijo que no tenía la energía suficiente para disputar la Copa del Mundo en España, pero la sombra de Nike y Under Armour era muy alargada. La oferta de UA incluía una parte en acciones de la compañía y la construcción de un centro comunitario con el nombre de su madre. La cantidad que le pusieron sobre la mesa era mayor de lo que cobra de su equipo: los Thunder le pagarán 19 y 20 millones en las dos próximas temporadas.

Tras recibir la oferta de Under Armour y visitar sus instalaciones (tras el final de su anterior contrato era 'agente libre'), Roc Nation, la agencia propiedad del rapero Jay Z que lo representa, se la comunicó a Nike, que se guardaba una opción para igualarla. Finalmente, aunque los detalles no han sido revelados, sumados diversos incentivos, la cantidad que recibirá Durant se acercará a los 300 millones durante los próximos diez años. Eso es bastante más, por ejemplo, que el jugador de baloncesto mejor pagado por Adidas, Derrick Rose, que antes de lesionarse de gravedad en el 2012, firmó un contrato por unos 200 millones y 13 años.

Jordan sigue siendo el rey

Las cantidades que ganan Durant, LeBron o Rose son espectaculares, pero ninguno de ellos se acerca al deportista que más gana. Exdeportista, para ser más exactos. Porque hace más de una década que Michael Jordan se retiró, pero sigue recibiendo por patrocinios bastante más que las tres estrellas citadas anteriormente.

Las Air Jordan son el modelo más vendido del mundo (Cordon Press)
Las Air Jordan son el modelo más vendido del mundo (Cordon Press)

Sólo en el 2013, según Forbes, Jordan recibió de Nike 75 millones de dólares en concepto de 'royalties'. La marca de Oregón disfruta de una posición de privilegio en el mercado del baloncesto: más del 90% es suyo, con el 10% restante repartido de manera desigual entre Adidas, Reebok, Under Armour y otras compañías. Datos que reflejan la desigualdad de la lucha por contratar a Kevin Durant entre Nike y Under Armour. Una es un gigante y la otra apenas está aún asomando la cabeza.

Una de cada dos zapatillas de baloncesto vendidas en el 2013 en Estados Unidos, explica el mismo artículo de Forbes, es de Jordan Brand. Y de cada una de ellas, Michael Jordan, en la actualidad propietario de los Charlotte Bobcats, se lleva una parte. Las ventas en Estados Unidos de la marca que lleva su logo aumentaron un 11% hasta los 2.700 millones de dólares el año pasado. Una buena porción de los 25.000 millones de dólares en ingresos de Nike en el ejercicio fiscal 2013 vienen de su unión con Jordan, por lo que no es de extrañar que la relación no tenga visos de terminar (Under Armour tuvo unos ingresos de 3.000 millones y sólo el 10% viene del baloncesto).

Lejos de esas cantidades se mueve aún Kevin Durant. Nike ingresó el año pasado unos 175 millones de dólares con la venta de sus zapatillas, según SportsOneSource, lejos aún de los 300 millones de LeBron James. Sin embargo, esa cantidad se disparó: las ventas se multiplicaron por cuatro en apenas un año. Con la renovación de Kevin Durant, más LeBron James y Kevin Durant, no parece que el reinado de Nike en el baloncesto corra peligro.

NBA
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios