YA ES EL FICHAJE ESTRELLA DE LABORAL KUTXA

De las apuestas ilegales a las drogas: Odom busca su 'rehabilitación deportiva' en España

Campeón de dos 'Anillos' de la NBA, con más de 100 millones de ingresos acumulados, Lamar Odom llega a Laboral Kutxa con la intención de volver a brillar

Foto: Lamar Odom sonríe tras caer al suelo en un partido con Los Angeles Lakers.
Lamar Odom sonríe tras caer al suelo en un partido con Los Angeles Lakers.

Campeón de dos 'Anillos' de la NBA, con más de 100 millones de ingresos acumulados en sus años como profesional, considerado unos de los mejores jugadores de baloncesto de los últimos años... pero con una infancia y juventud complicadas, que le han hecho vivir de lleno el preligroso mundo de las drogas: así es Lamar Odom, el último fichaje de Laboral Kutxa, un jugador que llega a la Liga Endesa con la intención de reverdecer viejos laureles.

El entrenador de Laboral Kutxa, Sergio Scariolo, aseguró que Lamar Odom llega a Baskonia para "volver a disfrutar del baloncesto". El técnico se mostró impresionado por la "humildad" que percibió en toda en la estrella NBA. "No es nada egoísta, inteligente, de los jugadores NBA alto nivel más adecuados para jugar el baloncesto de aquí. Las condiciones de salida son como para pensar que durante un tiempo pueda ayudar al equipo en la cancha", dijo.

A sus 34 años, Odom -que lucirá el '7'- quiere demostrar al público que aún puede ofrecer grandes tardes dentro de una pista. El ala-pivot nacido en Queen's siempre ha tenido una vida complicada. Desde muy pequeño, vio cómo el mundo de las drogas estaba presente en su hogar: parte activa de una familia desestructurada, pronto encontró en el baloncesto su tabla de salvación, una tabla que busca de nuevo para finalizar su rehabilitación.

Cuando sólo tenía ocho años, Odom se veía obligado a abandonar su hogar. Tras el fallecimiento de su madre y con un padre adicto a la heroína, el joven se veía obligado a marcharse a vivir con su abuela. Sólo un par de años después, su abuela también moría, momento a partir del que se vio obligado a valerse por sí mismo. Con poco más de 18 años, entraba en la Universidad de Nevada para jugar al baloncesto, pero las cosas no salieron como esperaba.

Aunque en lo puramente deportivo comenzaba a despuntar, sus problemas extradeportivos le jugaron una mala pasada. Al poco de su entrada, fue expulsado de la universidad por un caso de apuestas ilegales -del que fue castigado sin porder jugar durante una temporada-, lo que le obligó a cambiar sus estudios a Rhode Island. Precisamente esta situación impidió que fuera elegido en el 'draft' de la NBA de 1999 como número uno. Los Angeles Clippers se lo llevaron.

Los Lakers, la gran felicidad de su carrera

Pero en su primera experiencia NBA volvió a dejar mucho que desear, al ser sancionado con ocho meses de castigo por culpa de la marihuana. Esta situación le costó la marcha de la franquicia californiana, para recalar en Miami Heat. Pero la operación para fichar a Shaquille O'Neal iba a provocar su marcha a los Lakers, donde iba a firmar la mejor etapa como jugador de su vida: dos 'Anillos' y un promedio de 14 puntos en las siete temporadas que estuvo.

Los Lakers se iban a convertir en el equipo de su vida, un conjunto en el que iba a dejar atrás sus problemas pasados y adicciones. Muy amigo de Pau Gasol, afable y cercano a sus compañeros, se convirtió en uno de los jugadores más queridos dentro del vestuario. Conocido por ser gran aficionado a las gominolas, vivió en Los Angeles siete temporadas para el recuerdo. Pero su marcha iba a provocar que su vida desordenada volviera a aparecer.

En sus últimas tres temporadas en la NBA -una en Dallas y dos, de nuevo, en Clippers- su rendimiento iba a descender considerablemente. Sus continuas salidas nocturnas le perjudicasron seriamente, lo que provocó que viejos problemas que parecían ya olvidados empezaran a aparecer de nuevo en su vida. Tras acaba su vinculación con los Clippers y no encontrar equipo para la presente temporada, llegó su peor momento.

Caída y recuperación de Odom

Detenido por conducir bajo el efecto de sustancias prohibidas, el jugador estuvo en paradero desconocido durante tres días. ¿El motivo? El jugador se había convertido en adicto al crack y se encontraba en una clínica de desintoxicación para tratarse de estos problemas que, incluso, le llevaron al divorcio de la explosiva Khloé Kardashian. Ahora, quiere volver a sentirse jugador en Baskonia, donde tiene la intención de reverdecer viejos laureles.

Laboral Kutxa ha decidido traer a su equipo a una de las grandes estrellas de la NBA con el objetivo de insuflar ánimos a una afición necesitada de éxitos: "Queremos volver a generar ilusión, volver a creer en el proyecto de nuestro equipo y ésta es una primera medida. Iremos tomando diferentes decisiones en la próximas semanas y meses que nos van a llevar a una refundación del club", confirma Josean Querejeta. Es el momento de Odom en la Liga Endesa.

NBA
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios