Es noticia
Menú
El peor momento en la carrera de Pau Gasol
  1. Deportes
  2. Baloncesto
LOS JUEGOS DE RÍO de janeiro SE ALEJAN

El peor momento en la carrera de Pau Gasol

No hay decisión definitiva y el propio pívot abrió una puerta a todo al término del partido ante Francia. La promesa de seguir hasta Río de Janeiro ya no es tal

Foto: Un hundido Pau Gasol, tras la derrota sufrida por España ante Francia (Reuters)
Un hundido Pau Gasol, tras la derrota sufrida por España ante Francia (Reuters)

No es la primera derrota, ni será la última, pero sí la más dolorosa. Las expectativas creadas alrededor del equipo, el disputar un Mundial en casa, la posible revancha ante el poderoso equipo de los Estados Unidos, la opción de hacer historia, el nivel del equipo... Todos los factores han contribuido a que el golpe recibido por Pau Gasol haya sido el más duro de su carrera. Ni él ni ninguno de sus compañeros estaban preparados para recibir un palo semejante. Quedarse fuera del Mundial en cuartos no entraba ni en la peor de sus pesadillas.

Pau está pasando por los momentos más complicados y duros desde que es profesional del baloncesto. Un tipo acostumbrado a ganar y perder ve cómo el golpe no tiene comparación con ningún otro de los recibidos en sus quince años como profesional. El compromiso demostrado, su competitividad y, en especial, el rol de líder tanto dentro como fuera de la cancha le han sumido en un bajón moral desconocido hasta ahora.

Los que le conocen apuestan por la vuelta a la normalidad, el regreso a esa dinámica positiva que le ha llevado a ser considerado uno de los mejores jugadores de la NBA desde el año 2001. Ahora necesita tiempo, encontrar nuevas motivaciones, que las tendrá en días en cuanto pise Chicago y se ponga la camiseta de los Bulls.

El objetivo de Pau Gasol y del resto del equipo, de la llamada 'generación de oro', era la de pelear por una nueva final olímpica. Querían cumplirvenganza en los Juegos de Río.El jefe y el resto lo veían factible, pero una derrota, dolorosa al máximo, ha hecho que esa ambición quede aparcada y lo que antes era una seguridad plena en seguir vistiendo de rojo dos años más ahora se ha convertido en un más que complicado objetivo. Lo vivido el miércoles en Madrid va a dejarsecuelas deportivasy, sobre todo, morales.

Pau Gasol ha sido y es la referencia de la Selección. Cuando no está se habla incluso más de su ausencia que de los presentes en la cancha. Estirpe de líder. Ahora llega el momento de analizar, de ver qué sucede y de trazar una nueva estrategia. No hay decisión definitiva y el propio pívot de los Bulls abrió una puerta a todo al término del partido ante Francia.La promesa de seguir hasta Río de Janeiro ya no es tal.Si en la Federación eran optimistas por esa posibilidad, ya no lo son tanto. El panorama ha cambiado.

El internacional español fue ambiguo en sus declaraciones una vez consumada la eliminación de España. "Como siempre digo, nunca se sabe cuándo puede ser tu último partido. Me gustaría jugar hasta los 50 años, pero lo dudo. Es un honor, pero nunca se sabe". Y es que el pívot quiso y no pudo. La impotencia que sintió en la cancha la trasladó a sus palabras. Durante el partido la pedía ysus compañeros le buscaban en los momentos más angustiosos.

Una mirada suya bastaba para que una decisión cambiara de rumbo. Para sus compañeros y para el propio entrenador se ha convertido en la referencia durante todo el Mundial. Se contrarió cuando Orenga le sustituyó en el último cuarto y el cambio quedó en nada a los segundos, como también cuando alguno de sus compañeros no le veía cuando creía estar mejor situado que el resto. Es el alma de líder que en ocasiones se critica, pero que le lleva a asumir todo tipo de responsabilidades. Esas que le hacen llevar al límite las relaciones de vestuario. Y es que en ese cuarto se discutió en el descanso y al término del partido por algunas decisiones adoptadas durante el partido. Y todo porque son ganadores y la derrota dejó hundido al grupo, con Pau a la cabeza.

El mundo del baloncesto sabe que, si el pívot da el paso de seguir en la Selección, jugadores como Navarro o el propio Felipe continuarán hasta Río. Son conscientes de que el camino es duro, que necesitan ser finalistas del próximo Eurobasket o ganarse el pasaporte en un preolímpico, pero están dispuestos a asumir el reto, siempre y cuando no se encuentren a Orenga en el camino.

No es la primera derrota, ni será la última, pero sí la más dolorosa. Las expectativas creadas alrededor del equipo, el disputar un Mundial en casa, la posible revancha ante el poderoso equipo de los Estados Unidos, la opción de hacer historia, el nivel del equipo... Todos los factores han contribuido a que el golpe recibido por Pau Gasol haya sido el más duro de su carrera. Ni él ni ninguno de sus compañeros estaban preparados para recibir un palo semejante. Quedarse fuera del Mundial en cuartos no entraba ni en la peor de sus pesadillas.

Pau Gasol Marc Gasol
El redactor recomienda