Así quedan los cuartos de final
  1. Deportes
  2. Baloncesto
ocho equipos persiguen el sueño del oro

Así quedan los cuartos de final

En Barcelona, por una parte del cuadro, se medirán Eslovenia-Estados Unidos y Lituania-Turquía. En Madrid harán lo propio Serbia-Brasil y España-Francia

Foto: Como era de esperar, España y Francia volverán a cruzar sus caminos en el torneo.
Como era de esperar, España y Francia volverán a cruzar sus caminos en el torneo.

El Mundial de baloncesto que se disputa en nuestro país entra en su semana grande. Tras una primera fase sin sopresas, llegaron los siempre temibles cruces de octavos. Ocho partidos que nos dejaron sonrisas, lágrimas, sustos y alguna decepción. En el cuadro figuran ocho selecciones y sólo dos tendrán el honor de estar presentes en la gran final del próximo domingo (21.00 horas). Lituania y Turquía (martes 9, 17.00 horas) serán los encargados de abrir el fuego en un Palau Sant Jordi con demasiados huecos en sus gradas.. La vigente subcampeona de Europa tuvo que sufrir más de la cuenta ante los ‘Tall Blacks’ de Nueva Zelanda. A pesar de dominar el encuentro desde el inicio (9-23 en el primer cuarto), los neozelandeses se resarcieron gracias a la colosal actuación de Corey Webster (26 puntos) y se quedaron cerca de obrar el milagro (71-76). Valanciunas (22 puntos y 13 rebotes) dominó y acabó por salvar los muebles de los bálticos.

De sufrimiento y coraje sabe una Turquía, actual subcampeona del Mundo, que, pese a su condición de equipo invitado por la FIBA, destronó a Australia en un partido agónico que decidió un estratosférico triple de Emir Preldzic a cinco segundos del final (65-64). Segundos antes, el alero del Fenerbahce conectó otro tiro de tres para acercar a los otomanos a unos cuartos de final que pensaban contemplar desde casa. El karma pudo cebarse con los 'Bloomers', que se dejaron perder con descaro ante Angola para evitar encontrarse con el USA Team hasta unas hipotéticas semifinales. La jugada salió rana. “Así es como jugamos, no nos rendimos nunca y hoy fue un buen ejemplo de eso. Australia jugó un gran baloncesto y se lo merecían tanto como nosotros, pero estoy feliz de que salímos adelante y tenemos un lugar en cuartos de final”, declaró el el escolta Sinan Guler (16 puntos, cuatro rebotes y dos asistencias), uno de los más destacados en el cuadro dirigido por Ergin Ataman.

Eslovenia acepta el reto y le tocará bailar con la más fea: Estados Unidos (martes 9, 21.00 horas). El USA Team no dio opciones a una selección mexicana (86-53) que puso fin a su andadura tras 40 años (Puerto Rico 1974) alejado sin participar en un Mundial. Los 25 puntos y 8 rebotes de Gustavo Ayón no fueron suficientes para derrotar a un combinado que castigó con acierto desde la línea de tres (13/29). Estados Unidos celebró así su sexagésimo triunfo consecutivo desde que cayera en las semifinales del Mundial de Japón ante Grecia (101-95). Los eslovenos, por su parte, acabaron frenando con tablas y buenas decisiones la frescura de la República dominicana (61-71).

El miércoles, la acción regresará con los dos duelos que acogerá el Barclaycard Center de Madrid. El primer envite enfrentará a Serbia y Brasil (miércoles 10, 18.00 horas). Tras caer ante Francia, Brasil y España, la Serbia de Sasha Djordjevic desquició a una Grecia (90-72) que llegaba a los cruces de octavos como una de las tres selecciones que saldaron la primera fase sin conocer la derrota. Los balcánicos se planta en cuartos con el cuchillo del talento entre los dientes, otra vez alzando la voz en una Copa del Mundo. En el Mundial de Turquía llegaron hasta semifinales, después de eliminar a España con aquel memorable triple de Milos Teodosic que todavía revuelve las tripas de los españoles. De aquella cita, además del director de orquesta del CSKA, se mantienen otros tres protagonistas: Markovic, Krstic y Bjeliça. Con los deberes hechos, quieren seguir mordiendo.

Al otro lado, comparecerá una selección brasileña que al fin terminó alejando los fantasmas argentinos que les atormentaron durante años en las competiciones internacionales. En un encuentro serio y de mucho desgaste táctico, los discípulos del argentino Rubén Magnano llegan dispuestos a intentar cumplir las expectativas que pesan sobre sus hombros y que, hasta ahora, han supuesto un muro infranqueable. Alegría y alboroto que contrasta con la nostalgia que produjo ver abandonar el parqué a Scola, Nocioni y Prigioni. La ‘Generación Dorada’ del baloncesto albiceleste pudo rubricar en Madrid el epílogo de un libro lleno de éxitos. Un equipo de leyenda que quedará por siempre grabado en la memoria de todos los aficionados.

Por último, España y Francia se enfrentarán en los cuartos de final (miércoles 10, 22.00), tras sus respectivas victorias ante Senegal (89-56) y Croacia (69-64). Las dos selecciones midieron sus fuerzas en Granada, en la primera fase con victoria española por 88-64. Ante Senegal y en octavos de final, también hubo repetición de partido. El amistoso de mediados de agosto acabó 88-49 y aunque el partido de octavos finalizó 89-56, cualquier atisbo de comodidad habría que considerarlo como un espejismo. Senegal no dio su brazo a torcer en ningún momento y salió dispuesta a imponer su físico. Jugó al límite del reglamento y de sus fuerzas y sólo la calidad de los españoles, y su defensa, les permitió ganar el partido con la 'facilidad' que reflejó el marcador.

Francia, por su parte, tuvo que sufrir y trabajar para derrotar a una selección croata (69-64) que dominó el partido durante los primeros 18 minutos y que tiró por la borda todo su trabajo en el tercer cuarto, en el que recibió un parcial de 23-12. En los últimos minutos, Croacia volvió a apretar el acelerador de su juego pero un par de tiros fallados en situación límite, y el buen hacer francés en esos momentos decisivos, le impidieron obtener la victoria.

El redactor recomienda