Ricky Rubio conoce el secreto para frenar a la Senegal de su amigo Gorgui Dieng
  1. Deportes
  2. Baloncesto
el partido, este sábado a las 22:00 horas

Ricky Rubio conoce el secreto para frenar a la Senegal de su amigo Gorgui Dieng

La sorprendente Senegal del amigo de Ricky Gorgui Dieng es el rival de España este sábado a las 22:00 horas en los octavos de final de la Copa del Mundo

Foto: Senegal no fue rival para España en la gira de preparación (EFE)
Senegal no fue rival para España en la gira de preparación (EFE)

La última vez que España cerró una primera fase tan brillante como la de la última semana en Granada, fue campeona del mundo. Desde el 2006, con otro cinco de cinco en Hiroshima, aunque con rivales más flojos que el actual Mundial, la Selección Española no completaba un inicio tan redondo. Luego ha habido casos muy diferentes: en el 2007, en el EuroBasket jugado en casa, Croacia dio un aviso que acabó por confirmarse más adelante; en Pekín 2008, Aíto García Reneses se guardó sus cartas y Estados Unidos les pasó por encima; en el 2009, comenzaron tan relejados que Eslovenia casi los manda para casa... El de este año es un torneo extraño: mucha tralla para empezar y una cenicienta en el primer cruce. La sorprendente Senegal será el rival este sábado a las 22:00 horas en el Barclaycard Center de Madrid.

Por mucho que jugadores y seleccionador lo intenten, es muy complicado quitarse de la cabeza el éltimo antecdente entre ambos equipos: el pasado 17 de agosto en Las Palmas de Gran Canaria España venció por 88-49. El mejor de los senegaleses fue el pívot Gorgui Dieng (12puntos y 11rebotes), una de las estrellas de Copa del Mundo y líder de un equipo al que casi nadie veía compitiendo a estas alturas de campeonato."Dieng está liderando en todos los aspectos a su selección. Lo conozco muy bien, así que daré mis consejos a los pívots para que lo puedan parar", dijo Ricky Rubio tras la victoria española contra Serbia en la última jornada de la primera fase.

El base español comparte equipo en la NBA con el pívot senegalés, "un jugador que ha aprendido mucho este último año, que sabe jugar con el balón y que es duro", explica. Dieng llegó hace un año a los Minnesota Timberwolves tras abandonar la universidad de Louisville, con la que ganó el título nacional en abril del 2013. Le costó hacerse un hueco en la rotación de los Wolves, pero las lesiones y su trabajo al final le permitieron disponer de una oportunidad que no desperdició:11,9 puntos y 10,7 rebotes en el último mes de competición."Somos muy buenos amigos, es un trabajador nato, me han encantado cómo ha esperado su momento y ha aprvechado sus minutos", comentó Ricky, que confesó que lo llamaría para 'picarlo' "un poco".

¿Sólo físico?

Los 18 puntos (octavo máximo anotador)y 11,4 rebotes (segundo máximo reboteador) de media del pívot de 2,11 metros serán la máxima preocupación de España. Dieng destaca "sobre todo en el rebote ofensivo. Hay que bloquear el rebote porque es su arma letal", explica Ricky Rubio. En el partido del 17 agosto, Senegal cogió 20 rebotes de ataque, una cifra demasiado alta dada la diferencia entre ambas selecciones."Queríamos probarnos con un equipo de un nivel físico alto y ver si podíamos competir igual. En ese partido respondimos muy bien, es cierto que cogieron bastantes rebotes de ataque, también es cietrto que su porcentaje de ataque fue muy bajo. El equipo ha mejorado mucho en la estructura del cierre del rebote y ahora es muy difícil que un equipo nos coja más de 12 ó 13 rebotes", argumenta Juan Antonio Orenga.

"(Senegal)es un equipo muy físico, con un jugador interior dominante, con un tres que también es muy físico y juega en el poste bajo", advierte el seleccionador. La preocupación española se centra, de puertas para afuera,en la capacidad atlética de los senegaleses, pero quedarse solo en eso sería un error. Senegal no ha hecho historia metiéndose en octavos sólo a base de físico, pero es cierto que su capacidad atlética es una buena base para desarrollar su juego. Ocho de los doce integrantes del equipo superan los dos metros, y son el segundo equipo que más robos hace por partido (9,8) y el quetapones ha colocado, por delante incluso de Estados Unidos: 5,6 por encuentro.

Esa capacidad intimidatoria recae en Dieng (1,8 por partido) y en Hamady N'Diaye (2,2),las dos torres interiores. Los veteranos N'Doye y Dalmeida (que juega en la tercera división francesa) son otros de los jugadores más utilizados Cheikh Sarr, como también lo es Maurice N'Dour, uno de los jugadores con la historia más curiosa de toda la Copa del Mundo: durante estos días compatibiliza la competición con sus estudios a distancia. Ellos son la nueva cara del basket senegalés.

El éxito de Senegal no ha llegado por casualidad. Todo tiene una razón, y normalmente suele ser la misma: hacer las cosas bien. La llegada al puesto de mánager general del equipo de nacional del exjugador Boniface N'Dong, que pasó por las filas del Unicaja y el Barcelona, ha supuesto un gran impulso para el baloncesto senagalés. "La preparación de este año, a pesar de los problemas, ha sido bastante mejor que la de otros años y no por casualidad. Hablamos de que el equipo ha sido capaz de pasar una ronda. El día que lleguemos a tener una planificación mejor y se pueda tener una buena preparación el equipo solamente podrá ir a más”, explica un senegalés ilustre, Sitapha Savané, en una entrevista en la web de la ACB.

Dentro de la selección senegalesa también se habla español, y no sólo por N'Dong. El preparador físico y el fisioterapeuta son españoles. El primero, Carlos Martínez, se estrena en este Mundial, mientras que el segundo,Rayco García, ya estuvo con ellos en el Mundobasket de Japón en el año 2006. Los dos serán rivales de España en octavos de final. Ya han cumplido llegando hasta aquí, pero también se decía al inicio de la Copa del Mundo. Tras tres partidos muy exigentes, la Selección Española no puede relajarse por el poco cartel de su rival.

Senegal España Mundial de Baloncesto Gorgui Dieng Ricky Rubio
El redactor recomienda