dos tropiezos seguidos

La semana negra del Real Madrid en Moscú termina con un repaso del Khimki

Tras 13 victorias consecutivas, el Real Madrid ha perdido sus dos últimos partidos, los dos en Moscú. El Khimki se llevó la victoria por 102-94

Foto: Sergio Llull reapareció el martes tras casi dos meses de lesión. (EFE)
Sergio Llull reapareció el martes tras casi dos meses de lesión. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura2 min

Cuatro días en Moscú le han sentado muy mal al Real Madrid. El equipo llegó el lunes a la capital rusa tras 13 victorias consecutivas en la Euroliga y se va este jueves con dos derrotas y una muy mala imagen. En dos días ha enlazado dos de sus peores partidos del curso. El Khimki, liderado por Alexey Shved, le pasó por encima y ganó por 102-94, un marcador que engaña porque el Madrid recortó la diferencia en los últimos minutos, ya con el partidio decidido.

Ante el CSKA le falló el ataque y anotó solo 55 puntos. Contra el Khimki estuvo muy mal en defensa y recibió más de 100. Por momentos llegó a peligrar el 'basket average' logrado en la ida, que acabó con victoria madridista por 104-76. El Khimki llegó a tener más de 20 puntos de ventaja al comienzo del último cuarto. En ningún momento dio la sensación el Madrid de poder remontar. No fue capaz de parar el ataque ruso. El Khimki logró un 66,7% de acierto en tiros de dos y un 55,6% en triples.

El mejor fue Shved, que terminó con 21 puntos y 13 asistencias. El jugador ruso, máximo anotador de la competición, anotó cinco de los siete triples que lanzó y los tres tiros de dos puntos. Jugó uno de sus mejores partidos de la temporada, sin abusar tanto del triple y sin forzar tanto las situaciones de ataque, aunque perdió seis balones. El Madrid no evitó que encontrara con facilidad a los pívots.

El Madrid notó las bajas de Rudy Fernández (su jugador más en forma) y Anthony Randolph. Regresó Sergio Llull, muy lejos de su mejor forma tras casi dos meses de baja. Contra el Khimki, los mejores fueron Jordan Mickey, que terminó con 20 puntos, y Fabien Causeur, autor de 17. Ellos fueron los culpables de que la diferencia final fuera menor de diez puntos.

Esta temporada, el calendario de la Euroliga contempla que todos los equipos jueguen dos partidos seguidos en casa y dos seguidos fuera en dos de las siete semanas con doble jornada. La propuesta, impulsada por el sindicato de jugadores de la competición, tiene como objetivo reducir el número de viajes. Al Madri le tocaba esta semana jugar dos encuentros en Moscú, ciudad a la que ya no tendrá que volver (a menos que se enfrente a uno de esos equipos en los 'playoffs').

Euroliga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios