los tres estarán de nuevo en la final four

Las migajas que Real Madrid, CSKA y Fenerbahçe dejan al resto en la Euroliga

Tres de los cuatro puestos de la Final Four ya están repartidos. Los ocupan los mejores equipos de la Euroliga, los que tienen más presupuestos y mejores entrenadores

Foto: Real Madrid y CSKA de Moscú volverán e enfrentarse en la Final Four de la Euroliga. (EFE)
Real Madrid y CSKA de Moscú volverán e enfrentarse en la Final Four de la Euroliga. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

La Euroliga es una competición que juegan 16 equipos y siempre tiene a los mismos en la Final Four: Real Madrid, CSKA de Moscú y Fenerbahçe. Ese trío ha estado presente en cuatro de las últimas cinco y participará en la del próximo mes en Vitoria. El formato estrenado en la temporada 2016-2017 no ha estrechado la diferencia entre la clase media y la elite, que sigue copando la final a cuatro como lo hacía antes de que se instaurara la liga de 30 jornadas. La incertidumbre se reduce a conocer qué equipo acompaña cada año a esos tres gigantes, un hueco más abierto ahora con un Olympiacos venido a menos.

Los datos son abrumadores. Sumando la que jugarán en unas semanas, el Real Madrid ha jugado siete de las últimas nueve Final Four, el Fenerbahçe ha estado en las últimas cinco y el CSKA de Moscú ha jugado 17 de las últimas 18: la que se perdió fue la de 2011 en Barcelona. Esta temporada ocuparon las tres primeras posiciones de la fase regular, resultado que suelen repetir cada año, aunque a veces alguno sufre más de la cuenta. Fue el caso del Real Madrid la pasada temporada, cuando acabó quinto.

El dinero es importante

En un formato de liga a 30 jornadas, las sorpresas se minimizan y el potencial de los mejores equipos más poderosos termina imponiéndose. Consiguen casi siempre el factor cancha en los 'playoffs', una ventaja que no es decisiva, pero sí muy importante en la lucha por llegar a la Final Four.

Es obvio que el dominio de esos tres equipos nace su capacidad económica. Real Madrid, CSKA de Moscú y Fenerbahçe tienen tres de los presupuestos más altos de la Euroliga y, lo que es igual de importante, pueden soportar cada año enormes pérdidas. Si el Madrid tuviera que ajustar sus gastos a sus ingresos, gastaría menos de la mitad de lo que gasta ahora.

La Euroliga es una competición semicerrada, pero sus integrantes no compiten en igualdad de condiciones. De sus 16 participantes (18 a partir de la próxima temporada), once tienen la plaza asegurada durante una década. Dentro de ese grupo hay diferencias profundas: el presupuesto del Real Madrid ronda los 40 millones de euros; el del Zalgiris supera por poco los 10.

Obradovic ha convertido al Fenerbahçe en uno de los grandes de Europa, como hizo antes con el Panathinaikos. (EFE)
Obradovic ha convertido al Fenerbahçe en uno de los grandes de Europa, como hizo antes con el Panathinaikos. (EFE)

Y también los entrenadores

No solo el dinero explica el dominio de este trío en la Euroliga. Además de tenerlo hay que saber gastarlo, y esos tres equipos lo gastan bien, con buenas planificaciones y buenos entrenadores. La situación del FC Barcelona desde la marcha de Joan Creus y Xavi Pascual es el mayor elogio al buen hacer del Real Madrid, CSKA de Moscú y el Fenerbahçe. No es sencillo estar tanto tiempo en lo más alto.

De los tres, el equipo turco fue el último en llegar. Se unió a un grupo en el que estaba el Olympiacos, que ha bajado en las dos últimas temporadas. El Fenerbahçe debutó en una Final Four en 2015 y desde entonces no se ha perdido ninguna. Como Real Madrid y CSKA, el equipo turco tiene uno de los presupuestos más altos del baloncesto europeo, lo que le permite conformar plantillas de altísimo nivel. Se adelantó a todos cuando Bogdan Bogdanovic salió del Partizan de Belgrado, repescó a Luigi Datome de la NBA, le quitó a Kostas Sloukas al Olympiacos y se hizo con Nicolò Melli cuando lo quería todo el mundo.

Más importante que la capacidad financiera es la presencia de Zeljko Obradovic en el banquillo. El serbio, el mejor entrenador de la historia del baloncesto europeo, es una garantía. Él llevó al Partizan a su única Copa de Europa, hizo lo mismo con el Joventut, permitió al Real Madrid ganarla 15 años después y convirtió al Panathinaikos en una máquina de ganar. Lo que hizo en Atenas lo está repitiendo en Estambul. El dinero ayuda, sí, pero tener a Obradovic en tu banquillo no tiene precio.

La Euroliga es una competición de entrenadores que premia la estabilidad de los proyectos. Pablo Laso lleva casi ocho años en el banquillo del Real Madrid. Zeljko Obradovic va por los seis en el del Fenerbahçe, uno más que Dimitris Itoudis en el CSKA de Moscú. Sarunas Jasikevicius aún no ha cumplido los tres en el Zalgiris, pero nadie duda que la Final Four de la pasada temporada y los 'playoffs' de esta, dos resultados por encima del potencial de su plantilla, son culpa suya.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios