victoria madridista en la euroliga

El 'show' de canastas imposibles del Real Madrid en su repaso al Barcelona

El Real Madrid le devolvió aumentado al Barcelona el golpe que le dio hace unas semanas en la Liga Endesa. Ganó con autoridad en un partido que dejó varias jugadas difíciles de ver una cancha

Foto: Facundo Campazzo celebra la canasta con la que cerró la primera parte. (EFE)
Facundo Campazzo celebra la canasta con la que cerró la primera parte. (EFE)

El Real Madrid se divirtió a costa del FC Barcelona, al que venció con claridad en la Euroliga por (92-65). Al contrario de lo que sucedió hace dos semanas en el enfrentamiento de la Liga Endesa, dominado por los azulgrana, esta vez fue el equipo madridista el que dominó hasta el punto de darle un repaso al Barça, que acabó mostrando una pésima imagen. El duelo se desniveló en el segundo cuarto, con un parcial de 31-13 para los locales gracias, entre otras cosas, a los 15 puntos de Jaycee Carroll en ese período.

El Madrid ganó, además, dando espectáculo. Anthony Randolph y Facundo Campazzo protagonizaron dos jugadas excepcionales. La segunda de ellas, obra del base argentino, provocó la reacción de Luka Doncic, que a casi 8.000 km de distancia no se pierde un partido de su exequipo. Este jueves, horas antes del partido de los Dallas Mavericks contra Phoenix Suns, el esloveno disfrutó con la victoria del Madrid y la acción de Campazzo, que comentó en su perfil de Twitter.

Campazzo desde su casa

No es habitual meter una canasta tan lejana como la que metió Campazzo, pero el argentino ha metidos dos en un par de semanas. Hace dos jornadas, en el partido contra el CSKA de Moscú, anotó un triple desde unos 21 metros para cerrar el primer cuarto. El de este jueves fue aún más lejano. Atrapó el rebote y tiró una bomba desde 25 metros que entró tras golpear el tablero.

La autoasistencia de Randolph

Más extraña aún fue la canasta de Anthony Randolph en el primer cuarto. El ala-pívot estadounidense, que llevaba unas semanas jugando a un nivel inferior que el que mostró a comienzo de temporada, fue de los más destacados. En los primeros diez minutos de partido anotó 13 puntos (acabó con 16), dos de ellos tras una autoasistencia. Recibió más allá de la línea de tres puntos y se elevó para lanzar un triple, pero Singleton llegó a puntearlo. Para evitar el tapón, lanzó el balón a la espalda de Gustavo Ayón y volvió a recogerlo para irse hacia la canasta y machacar.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios