victoria por 83-92

El Real Madrid tumba al CSKA y peleará por su décima Copa de Europa

El Real Madrid venció por 83-92 en la segunda semifinal de la Final Four de la Euroliga y jugará el domingo contra el Fenerbahçe. Doncic y Llull, con 16 puntos, fueron los máximos anotadores

Foto: Doncic y Llull, con 16 puntos cada uno, fueron los dos máximos anotadores del Real Madrid ante el CSKA. (EFE)
Doncic y Llull, con 16 puntos cada uno, fueron los dos máximos anotadores del Real Madrid ante el CSKA. (EFE)

El Real Madrid venció al CSKA de Moscú por 83-92 en la segunda semifinal de la Final Four de la Euroliga y jugará el domingo la final contra el Fenerbahçe, que había ganado antes al Zalgiris Kaunas. Tras una temporada llena de penurias, el equipo madridista mostró su mejor cara cuando tenía que hacerlo, en el mejor escenario posible. El mismo en el que luchará en menos de 48 horas por su décimo título europeo.

En el duelo entre los dos mejores ataques de la Euroliga, la clave estuvo en la defensa. Puede que no lo parezca por el marcador, bastante más alto que en el primer partido de la Final Four, pero fue así. El Madrid comenzó despistado atrás, incapaz de frenar a Cory Higgins, e igualó el marcador en el segundo cuarto a base de triples, pero no se hizo con las riendas del duelo hasta después del descanso, cuando frenó al ataque moscovita. En el tercer cuarto, el CSKA solo anotó 10 puntos.

¿Sentenció eso el partido? No, porque el CSKA es mucho CSKA y tiene casi tanto talento como el Madrid. Pero sí le dio la iniciativa a los blancos, que evitaron que un mano a mano por ver quién tenía más acierto le perjudicara su nefasta noche en el tiro libre (22/36). Esta vez el acierto desde la línea de pesonal no fue clave para lograr la victoria, pero más le vale al Madrid que eso no se repita el domingo.

La estadística dice que Luka Doncic y Sergio Llull, máximos anotadores con 16 puntos cada uno, fueron los más destacados del partido, y quizá sí, pero no fue un partido que el Madrid ganara por individualidades. Tras tantos problemas, Pablo Laso ha llegado al tramo decisivo de la temporada con el equipo a tope (o casi a tope: Facundo Campazzo fue titular tras su lesión pero apenas aportó). Y eso es es su mejor arma. Ante el CSKA, salvo el argentino y Randolph, el resto fue importante en algún momento del encuentro. Por supuesto Doncic y Llull turnándose como referencia ofensiva, pero también Carroll y Causeur en el segundo cuarto, el francés y Taylor con su defensa tras el descanso, Tavares protegiendo el aro el poco tiempo que estuvo en pista, Ayón y Thompkins castigando a los pívots rusos y reboteando...

El Madrid dejó al CSKA en 26 puntos entre el segundo y el tercer cuarto y anotó 43. Con eso consiguió una diferencia de hasta 9 puntos que el equipo ruso recortó hasta los tres puntos al comienzo del último período (61-64). Pero un parcial de 9-0 elevó la diferencia hasta los 12 puntos. Todavía quedaban una reacción del CSKA, por medio de Will Clyburn, que llegó a ponerse a tres puntos, pero un triple de Llull (qué vuelta la suya) la cortó en seco y allanó el camino en los últimos minutos. De sus últimos diez tiros libres, el Madrid metió nueve y aseguró su clasificación para la final. La cuarta desde 2013.

opta

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios