victoria en belgrado por 79-82

Doncic acerca al Real Madrid a su objetivo con un triple en el último segundo

Luka Doncic, con un triple a menos de un segundo para el final, dio la victoria al Real Madrid ante el Estrella Roja de Belgrado. El triunfo deja al Madrid muy cerca de asegurar la cuarta plaza

Foto: Acción del triple final de Luka Doncic para darle la victoria al Real Madrid ante el Estrella Roja. (Euroleague)
Acción del triple final de Luka Doncic para darle la victoria al Real Madrid ante el Estrella Roja. (Euroleague)

Hacía algún tiempo que no se veía al mejor Luka Doncic. Puede parecer una barbaridad decir eso de un jugador de 19 años recién cumplidos, pero entre la fatiga que provoca una temporada tan cargada de partidos y su reciente lesión muscular, su mejor versión ha escaseado tras la Copa del Rey. Hasta este viernes contra el Estrella Roja. El esloveno se lució con 24 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias y el triple ganador a menos de un segundo del final (79-82).

Doncic se lució en una cancha muy familiar para él. La Sala Pionir es un templo del baloncesto balcánico y europeo y casa de su equipo, porque el Estrella Roja es el equipo que el madridista animaba de pequeño. "Fue un partido duro contra mi equipo", dijo el jugador.

Su canasta deshizo el entuerto que el propio Doncic había ayudado a crear minutos antes. Entre lo poco que se le puede reprochar no está esconderse. Se sabe líder y como tal actúa. En Belgrado el Madrid no pudo contar con Facundo Campazzo, lo que unido a la baja de Sergio Llull y al poco protagonismo de Chasson Randle dejó a Doncic casi como único base. Salió como titular y desde el primer momento comenzó a producir: puntos, rebotes, asistencias, robos. El Madrid se escapó en el marcador y el público no estaba por labor de calentar el ambiente.

Doncic acerca al Real Madrid a su objetivo con un triple en el último segundo

Parecía que sería una noche tranquila para los madridistas, pero Edy Tavares tuvo uno de esos partidos tontos en los que se carga de faltas. Encima Gustavo Ayón, que reapareció tras diez días lesionado, demostró no estar al mismo ritmo que sus compañeros. Ese agujero que se le abrió al Madrid en la pintura lo aprovechó Alen Omic para hacer su mejor partido de la temporada: 25 puntos con un 11/13 en tiros de dos puntos.

El Madrid no perdió la ventaja en el marcador hasta el último cuarto, pero el partido se le fue complicando cada vez más. Una pérdida de Doncic mientras subía el balón acabó con el madridista cometiendo una falta antideportiva que el Estrella Roja aprovechó para darle la vuelta al marcador y colocar el 66-64. Quedaban ocho minutos para el final y era la primera vez que los locales se colocaban por delante. Para entonces la Pionir ya hacía un poco más honor a su fama.

No fue la única pérdida de Doncic. Perdió siete balones, muchas de ellos por falta de concentración al intentar pases en teoría sencillos. Mostró dos caras. Por un lado la de líder, siendo la principal referencia anotadora y reboteadoera del equipo (junto a Felipe Reyes, de nuevo de los más destacados). Por otra, la de un jugador que abusa del bote y del triple, lo que suele atascar el ataque de su equipo.

Esos malos minutos al comienzo del último cuarto, que provocaron que Pablo Laso lo sacara de la pista para meter a Randle, no le pesaron en lo segundos finales. El Madrid perdió en los últimos 42 segundos una pequeña ventaja de cuatro puntos (75-79) que había logrado con mucho trabajo y el regreso de Tavares. James Feldeine anotó de dos y Taylor Rochestie robó el balón a Fabien Causeur en el siguiente ataque del Madrid. La jugada acabó con Omic empatando a menos de cinco segundos para el final.

Tras un tiempo muerto, el Madrid sacó de banda en campo contrario y la jugada fue sencilla: balón para Doncic. El esloveno recibió en la parte superior de la zona defendido por Ognjen Dobric, que le había frenado bien en la segunda parte. Esta vez acabó por suelos con el 'step back' de Doncic, que se elevó para clavar el triple de la victoria a 0,9 segundos para el final. Pareció sencillo.

La victoria deja al Madrid a un paso del objetivo de lograr la cuarta plaza de la Euroliga, aunque aún no la tiene asegurada. En un triple empate con Olympiacos y Panathinaikos, que se daría si el equipo de El Pireo pierde en la última jornada y los otros dos ganan (el PAO viaja a Milán y el Madrid recibe al Brose), el Madrid tiene las de perder y acabaría quinto.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios