Euroliga de Baloncesto: Doncic roza el triple doble para darle al Real Madrid mucho más que una victoria. Noticias de Euroliga
triunfo por 77-79 ante el fenerbahçe

Doncic roza el triple doble para darle al Real Madrid mucho más que una victoria

A todas las bajas por lesión se sumó durante el partido la de Tavares, expulsado. Dio igual, el Madrid, liderado por un Doncic fabuloso, consiguió la mejor victoria de la temporada

Foto: Luka Doncic acabó con 20 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias. (Euroleague)
Luka Doncic acabó con 20 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias. (Euroleague)

Hace unos días, Ramón Trecet se preguntaba en El Confidencial, a propósito del estado de la audiencia de la ACB, por qué la liga no explotaba más la figura del esloveno a la vista de que en seis meses pondrá rumbo a la NBA. "¡Si esta es la liga de Doncic!", resaltaba el veterano periodista. Eso mismo se puede decir de la Euroliga. Esta es la Euroliga de Doncic, es suya, le pertenece y está haciendo con ella lo que quiere. Destroza rivales a base de exhibiciones que muy pocos recuerdan. Y a veces ni eso. Tiene 18 años y no parece haber ahora mismo reto lo suficientemente grande que le frene. El Fenerbahçe, vigente campeón de Europa, ante su público, no pudo hacerlo. El madridista rozó el triple doble y llevó al Real Madrid a la victoria por 77-79.

En tres semanas, Doncic se ha graduado en dos de las canchas más complicadas del continente. El 8 de diciembre anotó 33 puntos, a los que sumó 6 rebotes y 4 asistencias, en el Pabellón de la Paz y la Amistad. Este jueves, rozó el triple en el Ülker Sports Arena: 20 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias. Le faltaron dos rebotes; hace casi un año, contra el Maccabi, le faltaron dos asistencias. Con Doncic, no es una cuestión de si algún día va a llegar a esa mítica barrera, sino de cuándo lo va hacer.

"Me gustaría que permaneciera 13 años más"

"Ha tenido diferentes defensores y ha jugado en diferentes posiciones y ha sabido leer las situaciones. Eso es algo muy bueno para Doncic y habla muy bien de las cosas que hace para el equipo. Es un gran jugador y estoy muy contento de que esté con nosotros y me gustaría que permaneciera 13 años más en Madrid", dijo Pablo Laso tras el partido.

Doncic estuvo soberbio tanto en El Pireo como en Estambul. La diferencia entre ambos partidos, el primero saldado con derrota y el segundo con victoria, es que todo lo que le rodea está funcionando mucho mejor. El triunfo ante el Fenerbahçe es el cuarto seguido en Euroliga de Real Madrid, que ha alcanzado su mejor nivel de la temporada cuando más bajas tiene. El descanso del pasado fin de semana no fue suficiente para recuperar a ningún jugador, y encima Edy Tavares fue expulsado en el segundo cuarto por cometer dos antideportivas en la misma jugada (primero hizo una por detrás en el centro del campo y luego golpeó al mismo jugador en el aire con el juego parado). Poco importó, porque el equipo no lo notó. "Hicimos en defensa lo que habíamos hablado incluso con la expulsión de Tavares. Logramos controlar muchas situaciones frente a un gran equipo y luchamos hasta el final para ganar, hasta la última jugada", explicó Laso.

Edy Tavares fue expulsado en el segundo cuarto del Fenerbahçe-Real Madrid. (EFE)
Edy Tavares fue expulsado en el segundo cuarto del Fenerbahçe-Real Madrid. (EFE)

Ahora mismo el Madrid es una máquina muy bien engrasada. No se puede decir que no note las bajas, porque sería faltar a la verdad, pero Laso ha conseguido que los que se mantienen fuera de la enfermaría eleven su nivel hasta niveles inesperados hace solo unas semanas. Tiene puntos débiles, pero los camufla a base de mucho trabajo, sobre todo en la defensa del juego interior. En ataque, Doncic y Campazzo lideran una circulación de balón excelente que permite a casi todos aportar. Paradójicamente, el Madrid es cada vez más de Doncic y cada vez más coral.

El Fenerbahçe es una pesadilla para el Real Madrid. En las dos últimas temporadas se habían enfrentado ocho veces, y seis cayeron del lado turco. La última, en las semifinales de la pasada Final Four. La última victoria madridista como visitante había sido en la temporada 2012-2013. Con esos precedentes, y a pesar del buen momento del equipo, había que ser muy optimistas para imaginar al Madrid ganando con casi medio equipo viendo el encuentro por televisión.

Felipe Reyes volvió a ser de los mejores del Real Madrid y acabó con 13 puntos y 5 rebotes. (EFE)
Felipe Reyes volvió a ser de los mejores del Real Madrid y acabó con 13 puntos y 5 rebotes. (EFE)

Tras un comienzo de partido complicado, con el Fenerbahçe defendiendo muy fuerte (17-6), el Madrid empezó a encontrar el camino al aro con la entrada de Doncic. A partir de ahí, el partido se igualó y subió de nivel en un excepcional tercer cuarto donde el esloveno y Luigi Datome sacaron su clase a pasear. Con el marcador casi empatado se llegó a los dos últimos minutos, donde se produjo una acción decisiva. Igual que había hecho Tavares en el primer tiempo, Vesely cometió una antideportiva con el juego parado. Eso le dio cuatro tiros libres a Doncic, que anotó tres y dio cuatro puntos de ventaja a su equipo. Wanamaker, el mejor del Fenerbahçe con 20 puntos, falló dos tiros que pudieron darle la victoria a su equipo o mandar el partido a la prórroga y Thompkins selló el triunfo con un tapón a Nunnally.

El Madrid consiguió algo más que una victoria. El resultado ante el Fenerbahçe da mucha confianza a un equipo que lo pasó mal hace un par de meses entre tanta lesión, pero que ahora ha remontado el vuelo y no tiene tanta prisa por recuperar a los que faltan. El partido también sirve para confirmar (¿alguien tenía aún alguna duda?) que Doncic está decidido a no volver llorar desconsolado como hizo en mayo en la Final Four. Al menos no por una derrota.

opta

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios