triunfo por 82-69 ante CSKA para seguir invicto

Las lesiones de Kuzmic y Randolph empañan el inicio estelar del Real Madrid

Ognjen Kuzmic y Anthony Randolph no pudieron terminar el partido contra el CSKA de Moscú, superado por la versión más coral del Real Madrid tanto en ataque como en defensa

Foto: Ognjen Kuzmic abandonó el parqué en silla de ruedas tras lesionarse la rodilla izquierda. (EFE)
Ognjen Kuzmic abandonó el parqué en silla de ruedas tras lesionarse la rodilla izquierda. (EFE)

El Real Madrid alargó su racha de victorias en este comienzo de temporada tras ganar al CSKA de Moscú por 82-69 en la segunda jornada de la Euroliga, pero la alegría no fue completa en el WiZink Center por las bajas de Ognjen Kuzmic y Anthony Randolph. Ninguno de los dos pívots pudo terminar el partido, el primero por una lesión en su rodilla izquierda y el segundo por otra en su hombro derecho. A pesar de eso, el Madrid se sobrepuso a base de defensa para ganar a uno de los principales candidatos a estar en la Final Four.

De las dos lesiones, la más grave parece ser la de Kuzmic, que abandonó el parqué en silla de ruedas. A poco menos de siete minutos para el descanso, al serbio se le quedó trabada la pierna izquierda mientras posteaba con el exmadridista Othello Hunter. Inmediatamente se llevó las manos a la rodilla mientras el lesionado Sergio Llull observaba desde el banquillo. Este viernes, cuando le hagan pruebas, se sabrá el disgnóstico, pero la impresión de todos en el pabellón era la misma: no tiene buena pinta.

En el vestuario también acabó Randolph, en su caso por una luxación en el hombro derecho. El pívot estadounidense se lesionó al intentar defender una penetración de Will Clyburn. Fue atendido sobre al parqué y quería volver a jugar, pero los médicos no se lo permitieron. Hasta ese momento, con 56-52 a 1:38 para el final del tercer cuarto, Randolph estaba siendo el mejor con 16 puntos. A la espera de saber cuánto tiempo estará de baja, la lesión viene en el peor momento, pues estaba a su mejor nivel desde que llegó al Real Madrid.

"Estoy un poco jodido, porque la lesión de Kuzmic parece más grave, la rodilla no tiene buena pinta. A Randolph se le ha salido el hombro y hay que hacerle pruebas para ver el tiempo que estará de baja, pero alguna semana estará de baja seguro", explicó tras el partido Pablo Laso sobre los dos caídos.

Pitos para Sergio Rodríguez

En el momento de la lesión de Randolph, el CSKA estaba más cerca que nunca del Real Madrid. Tras una primera parte dominada por el equipo local, los rusos mejoraron en defensa e igualaron el marcador. Lo hicieron sin Sergio Rodríguez, que se llevará un recuerdo agridulce del primer partido que juega contra su exequipo desde su marcha en 2016. El canario, aplaudido de forma mayoritaria en la presentación y pitado cada vez que tocaba la bola durante el encuentro, empezó bien (8 puntos al descanso), pero desapareció después. Entró en el último cuarto, pero tras perder dos balones Itoudis lo mandó de al banquillo.

A pesar de las lesiones, el Real Madrid puede sacar muchas cosas buenas más allá de la victoria, empezando por su gran defensa. El CSKA anotó el 34,9% de sus lanzamientos (5/18 en triples), perdió 17 balones y solo dio 5 asistencias. Si no se desconectó antes fue por su superioridad en el rebote ofensivo (16-7) y el acierto de Clyburn en el tercer cuarto.

Luka Doncic no estuvo acertado en el tiro (2/8), pero acabó con 14 puntos. (EFE)
Luka Doncic no estuvo acertado en el tiro (2/8), pero acabó con 14 puntos. (EFE)

Rudy y Campazzo cambian el partido

En el Madrid, en cambio, funcionó casi todo. Las lesiones y el descanso de Luka Doncic al principio del último cuarto llevaron a Laso a utilizar un quinteto inédito pero que desniveló el partido: Campazzo, Causeur, Rudy, Maciulis y Reyes. Esos cinco jugaron juntos 5:22 minutos y lograron un parcial de 15-6. Del 56-53 al final del tercer cuarto se pasó al 71-59 a poco más de cinco minutos para el final, una diferencia que ya fue irrecuperable.

Campazzo, cada vez más cómodo a los mandos del equipo, anotó 7 puntos en ese tiempo y metió una marcha más al juego. Le ayudó Rudy, que jugaba solo su segundo partido de la temporada entre Liga Endesa y Euroliga, y recordó por momentos a su mejor versión: agresivo y enchufado en defensa y certero en ataque. Y destacó también Maciulis, que solo acumulaba seis minutos en casi un mes de competición ante de esye jueves. El lituano fue clave con dos triples jugando de cuatro, posición en la que va a tener que echar una mano si la lesión de Randolph se alarga y Thompkins también sigue ausente (por un problema familiar). Luka Doncic, que sustituyó a Campazzo en el tramo final, estuvo menos inspirado en el tiro que contra el Efes, pero ayudó a dormir el partido en esos últimos minutos y acabó con 14 puntos.

De los 12 jugadores utilizados por Laso, nueve anotaron al menos un triple. Incluido Chasson Randle, bastante suelto en ataque en los 7 minutos que jugó. Que el Real Madrid tenía una plantilla muy larga ya se sabía, pero faltaba por comprobar que esa profundidad daba réditos en un partido grande. Contra el CSKA, el Madrid demostró que el fondo de su rotación no es solo útil, también determinante. Todos aportaron, y esa es la mejor noticia ante las lesiones.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios