27 puntos en la victoria ante anadolu efes

La sombra de Llull es alargada, excepto si eres Luka Doncic

El jugador esloveno, con 27 puntos, fue el mejor en el estreno del Real Madrid en la Euroliga. Con la ayuda de Ayón llevó a su equipo a la victoria en la cancha del Anadolu Efes

Foto: Luka Doncic fue el mejor del Real Madrid ante el Anadolu Efes. (EFE)
Luka Doncic fue el mejor del Real Madrid ante el Anadolu Efes. (EFE)

En el verano de 2016, el Real Madrid perdió a Sergio Rodríguez y su compañero en la dirección del equipo, Sergio Llull, dio un paso al frente. Ya era uno de los mejores jugadores de Europa, pero elevó un poco más su nivel y fue el mejor de la temporada, dejando por el camino momentos con un nivel de juego altísimo. Doce meses después, la situación se repite. Esta vez es Llull el ausente, no por haberse marchado, sino por lesión, y le toca a Luka Doncic llenar su hueco hasta que vuelva.

El esloveno, igual que el español, ya demostró el curso anterior que está a la altura de los mejores, pero su edad indica que va a seguir creciendo. La baja de Llull no solo le deja más espacio para hacerlo, también pone sobre sus hombros más responsabilidad. Una de las incógnitas esta temporada es averiguar cómo va a manejarla, si va a ser capaz de soportar la presión de ser el timón de un equipo al que se le exige ganarlo todo. Vista su actuación este jueves, no parece que la sombra de su compañero el está pesando. En el estreno en Euroliga, Doncic fue el máximo anotador (27 puntos: récord personal) en la victoria por 74-88 en la cancha del Anadolu Efes.

Si todavía quedaba alguien con dudas (cualquier cosa es posible) acerca de su capacidad para hacerse con las riendas del Real Madrid, Doncic las disipó en el Sinan Erdem de Estambul, el mismo pabellón donde hace menos de un mes se proclamó campeón del EuroBasket con Eslovenia. El Madrid ya había jugado cuatro partidos, uno de Supercopa y tres de Liga Endesa, pero la Euroliga es otra cosa. La visita a Turquía era el primer examen serio para el Madrid y para el propio Doncic, y ambos lo aprobaron con nota.

Ayón, otro de los destacados

El partido de Doncic fue sobresaliente: 27 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y un 3/6 en triples. Tan importante como sus números fueron los momentos en los que apareció. Su entrada a pista revolucionó el partido en el primer cuarto y el comienzo del segundo. En menos de ocho minutos anotó 13 puntos que permitieron al Madrid coger una diferencia en el marcador superior a los diez.

Doncic se mostró más agresivo de cara al aro que en la temporada pasada. Es verdad que en Estambul no estaba Rudy Fernández, de baja por enfermedad, y Fabien Causeur, el mejor exterior hasta ahora del equipo madridista, no estuvo muy acertado, pero sin Llull, el Madrid necesita de Doncic, sobre todo en Euroliga, más puntos. Ante el Efes, nadie lanzó tanto como él (14 tiros). En sentido contrario, sus asistencias disminuyeron, aunque fue el más repartió contra Ayón. No parece que ni una cosa ni la otra sean circunstanciales.

Gran partido de Ayón en el Anadolu Efes-Real Madrid: 16 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 3 robos y 2 tapones. (EFE)
Gran partido de Ayón en el Anadolu Efes-Real Madrid: 16 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 3 robos y 2 tapones. (EFE)

El partido del Real Madrid no estuvo a la altura del de Doncic, excepto en un caso: el de Gustavo Ayón. El mexicano estuvo también sobresaliente (16 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 3 robos y 2 tapones) tanto en ataque como en defensa. No comer tantos tacos en verano le ha sentado de maravilla. Más irregular estuvo Anthony Randolph (12 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias), que empezó muy acertado y luego se vino abajo. Lo suplió bien Felipe Reyes y su regularidad bajo los tableros. (10 puntos y 4 rebotes).

Doncic decide en el último cuarto

Que al Madrid todavía le queda camino por recorrer para llegar a un punto óptimo se notó en los dos bajones que tuvo en el partido. El primero, antes del descanso, lo aprovechó Errick McCollum (26) para evitar que el Anadolu Efes se despidiera de sus opciones de triunfo. En el segundo, entre el final del tercer período y el inicio del cuarto, apareció Ricky Ledo, cuya racha se comió la diferencia (62-64).

El Real Madrid, que había dominado hasta ese momento, estaba en problemas. Y si la temporada pasada era Llull el que aparecía la mayoría de las veces para sacarle de ahí, ahora es Doncic el que se presenta voluntario. Como si de un veterano se tratara (quizá lo sea y todo lo que vemos es obra de un impostor), en el último cuarto el partido fue suyo. En los últimos ocho minutos anotó 12 puntos y asistió para que Randolph y Campazzo anotaran de tres. Dieciocho de los 24 puntos del Madrid en ese tiempo salieron de sus manos. Todo un aviso: el nuevo líder del Madrid es él.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios