Doncic y el Real Madrid siguen enrachados
  1. Deportes
  2. Baloncesto
triunfo en kazán por 77-81

Doncic y el Real Madrid siguen enrachados

El base y el pívot fueron los mejores en la octava victoria seguida del equipo mdridista, que sigue líder de la Euroliga y ya tiene casi asegurada la clasificación para los cuartos de final

Foto: El Real Madrid lleva ocho victorias seguidas en la Euroliga (Valda Kalnina/EFE)
El Real Madrid lleva ocho victorias seguidas en la Euroliga (Valda Kalnina/EFE)

Luka Doncic está convirtiendo lo extraordinario en cotidiano. Este jueves añadió Kazán (Rusia) a la lista de ciudades que dentro de unos años habrá que nombrar cuando toque recordar cómo fue esa temporada en la que el fenómeno explotó. El esloveno volvió a brillar, esta vez en la victoria del Real Madrid ante el Unics (77-81), un triunfo en el que Anthony Randolph apareció tras varias semanas despistado. Es la octava victoria seguida en Euroliga para el Madrid, que sigue líder en solitario.

Resumen del partido.

Esta vez no hizo falta un gran partido de Sergio Llull, ni siquiera uno bueno, lo que habla muy bien de la plantilla madridista (en Kazán no estaban Rudy y Thompkins). Llull sigue siendo el jugador más determinante, el que se juega los tiros decisivos en los finales apretados, pero conforme avanza la temporada, menos dependiente parece el Real Madrid de sus puntos. En lo que va de año ha ganado tres partidos de Euroliga fuera de casa en los que el menorquín se ha quedado por debajo de los 10 puntos: Kaunas, Vitoria y este jueves en Kazán, donde anotó solo 2 puntos (y repartió 4 asistencias).

Pero más que su producción llamó la atención el tiempo que estuvo en pista: solo 15 minutos. Solo en el partido contra el Fuenlabrada en la Liga Endesa, en el que jugó tocado, había jugado menos. Eso no fue un problema para el Madrid este jueves, todo lo contrario. No era el partido de Llull, que no tuvo el día, pero sí el de Doncic, que acabó con 5 puntos, 7 rebotes y 11 asistencias. Solo con él en pista su equipo fue superior al Unics. Fue fundamental en el segundo y el último cuarto, ganados por el Madrid por 50-36; en el primero y en el tercero la historia fue diferente (31-41). "No estaba acertado (Llull) y la gente que entró por él, tanto Doncic como Draper, hicieron muchas cosas bien", explicó Pablo Laso.

Un agujero en la zona

Nada más comenzar el partido, el Unics respondió a 0-4 con un parcial de 12-0 comandado por Langford y Clarke, dos zurdos que amanazaban convertir el partido en una pesadilla para el Madrid. Solo Ayón, que anotó cinco de sus seis lanzamientos en el primer cuarto, mantenía con vida el ataque de su equipo, que se había quedado sin Llull, en el banquillo con dos faltas. Laso dio entrada a Draper, que jugó más que nunca esta temporada en la Euroliga.

La dinámica cambió en el segundo cuarto, en el que Doncic se hizo con el partido. En esos diez minutos repartió 6 asistencias, sobre todo a Hunter y Randolph, mucho más centrado que en los últimos partido. Los 19 puntos con los que terminó son su mejor anotación en la Euroliga desde los 20 que anotó en la cuarta jornada en Milán, allá por octubre.

El Madrid llegó a mandar por 10 (31-41), una diferencia que el Unics acortó un poco antes del descanso. En ese momento, 32 de los 43 puntos visitantes los habían metido los pívots, que campaban a sus anchas bajo el aro del Unics. Ahí estuvo el gran caladero de puntos durante todo el partido del equipo madridista, que solo anotó 7 triples y un tiro de media distancia. Los 55 puntos restantes (anotó 6 tiros libres) llegaron dentro de la pintura. Entre Hunter (7/7), Ayón (6/8) y Randolph (5/7) anotaron 18 de sus 22 lanzamientos de dos puntos.

Colom tira del Unics

El Unics reaccionó tras el descanso y le dio la vuelta al marcador. Langford, máximo anotador de la Euroliga, metió 10 puntos y dio una ligera ventaja a su equipo, que afrontó el último cuarto con sus opciones intactas. Para entonces Doncic ya había vuelto a la pista, en otras cosas para intentar pararlo. Y lo hizo. El esloveno volvió a tomar el mando en los minutos decisivos y volvió a responder, igual que hizo enfrente Quino Colom.

El base español, que reaparecía en la Euroliga tras un mes lesionado, fue el mejor del Unics en ese tramo del partido. Por momento pareció un duelo de asistencias entre los dos: Doncic repartió 5 y Colom, que acabó con 11 pnutos 8 pases de canasta, otras 4. El marcador estaba igualado a menos de cinco minutos para el final (70-72), momento en el que el Madrid apretó el acelerador y con un parcial de 7-0 dejó el partido casi sentenciado. El Unics quiso reaccionar, pero Doncic lo evitó con una penetración en la que mareó a Latavious Williams.

Euroliga de Baloncesto Unics Kazan Real Madrid Luka Doncic Anthony Randolph
El redactor recomienda