victoria baskonista por 87-91

El Baskonia vuelve a atormentar al Real Madrid en la Euroliga

Jaka Blazic, con dos triples en los últimos minutos, sentenció un partido que el Real Madrid tuvo en su mano en el último cuarto tras remontar en la segunda parte

Foto: Los jugadores del Baskonia celebran el último triple de Blazic (Víctor Lerena/EFE)
Los jugadores del Baskonia celebran el último triple de Blazic (Víctor Lerena/EFE)

Lo normal es que cuando el Real Madrid remonta en casa tras ir por detrás durante 33 minutos y se pone 8 arriba a menos de 5 para el final, gane el partido. Eso es lo normal. La lista de partidos en los que ha sucedido lo contrario es muy pequeña, pero desde este martes lo es un poco menos. Cuando la mayoría de los equipos baja los brazos, el Baskonia resistió y asestó un golpe definitivo para ganar por 87-91 y sumar su segundo triunfo en la Euroliga.

Es la tercera victoria seguida del Baskonia contra los madridistas en la máxima competición europea. La temporada pasada, los vitorianos vencieron tanto en Vitoria como en Madrid. De eso no han pasado ni 9 meses, pero el equipo es muy distinto. No están Bourousis, Adams o James, a los que Perasovic llevó a la Final Four, y sí Larkin y Voigtmann. Siguen Shengelia, Hanga o Blazic, fundamentales en esta victoria, y ahora los entrena Sito Alonso, que ha construido un equipo eléctrico, a ratos pirotécnico, que practica un juego vistoso y atrevido en el que brilla el talento ofensivo de sus jugadores. A los ya nombrados hay que añadir a los lesionados Bargnani Beaubois, dos de sus más importantes fichajes.

El Baskonia vuelve a atormentar al Real Madrid en la Euroliga

"Jugamos un gran baloncesto en los primeros veinte minutos, con un ritmo trepidante, con rápidas transiciones y una buena defensa", resumió el técnico baskonista ante las cámaras de 'Movistar+' nada más terminar el encuentro. Su equipo realizó unos primeros 15 minutos excepcionales en los que pasó por encima de un desconocido Real Madrid. Los baskonistas borraron a su rival de la pista. En ese tiempo anotaron 45 puntos, con Shengelia y Voigtmann moviéndose a sus anchas por la zona blanca. El control del rebote y el altísimo acierto en el tiro de 2 le dio al Baskonia una máxima ventaja de 17 puntos (28-45). 

"Nuestra puesta en escena ha sido horrorosa, recibir 32 puntos en un cuarto tiene poco que decir. Eso nos ha obligado a remar desde atrás durante todo el partido. Luego cuando hemos tomado ventaja no la hemos sabido defender", explicó Pablo Laso tras el partido. Apagado el que suele resolver los problemas, Llull, que acumula un 0/17 en triples en 6 días, solo Ayón respondía. El mexicano anotó 12 puntos en el primer cuarto, pero Pablo Laso no volvió a tirar de él hasta el tercer cuarto (y luego solo jugó un minuto en el último). En su lugar jugó Randolph, que volvió a estar muy fallón. Al ala-pívot estadounidense no se le pueden negar sus ganas y su implicación, pero de momento no está muy acertado en el lanzamiento: en tres partidos lleva un 9/25. Al menos aporta en otros aspectos y fue el máximo reboteador con 13 capturas.

Doncic fue de los mejores del Real Madrid (Víctor Lerena/EFE)
Doncic fue de los mejores del Real Madrid (Víctor Lerena/EFE)

Blazic resuelve

El Baskonia comenzó tan bien el partido (11/12 en tiros de 2 en el primer cuarto) que solo podía empeorar. A pesar de eso, al Madrid le costó un mundo darle la vuelta al marcador. Hanga mantuvo a los baskonistas por delante en el tercer cuarto con 8 puntos, pero el partido se había igualado tras el descanso. "O cambiamos la actitud o nos vamos a meter en el partido", dijo Laso en el intermedio ante las cámaras de 'Movistar+'. Y sus jugadores lo hicieron después de una larga charla en el vestuario.

Primero Llull y luego Doncic, que ya había anotado 8 puntos en la primera parte, comandaron el asalto. El esloveno se fue al banquillo al comienzo del último cuarto tras empatar a 71 (llevaba 15 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias). Dejó el partido en bandeja para su equipo. La 'asistencia' no la desaprovechó Carroll, que con 5 puntos seguidos puso al Madrid delante por primera vez.

La diferencia subió hasta los 8 puntos a menos de 5 minutos para el final. Pero todo fue nadar para morir en la orilla. El Madrid no controló los minutos finales, jugados mejor por un Baskonia bien dirigido por Larkin. Un jugador destacó por encima del resto: Jaka Blazic, esloveno como Doncic. Anotó 8 puntos, incluidos 2 triples, que fueron fundamentales. Su acierto y el de Hanga, que anotó a 40 segundos para el final y provocó una pérdida de Llull, fue decisivo. El Baskonia asaltó el Palacio con una victoria inesperada, pero de mucho valor. Ha cambiado medio equipo, pero sigue dando guerra.

opta
Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios