contundente victoria del fenerbahçe

Con esta defensa, el Real Madrid ya se puede ir despidiendo de la Final Four

Hundimiento del campeón en el segundo partido de la serie, que se le pone muy cuesta arriba. Ahora tiene que ganar los tres partidos que le quedan, incluido el último en Estambul

Foto: Sergio Lull acabó con 5 puntos (EFE)
Sergio Lull acabó con 5 puntos (EFE)

El Real Madrid vivió la peor noche europea de la temporada este jueves en Estambul, y eso que las ha tenido muy malas. El Fenerbahçe desarboló al campeón con una superioridad pasmosa y venció por 100-78 para poner el 2-0 en la eliminatoria. Ningún equipo ha remontado una ventaja semejante en los 'playoffs', pero lo que les debe preocupar a los blancos no es el pasado, sino el presente. Si no da un giro de 180º de aquí al martes, verá la Final Four de la Euroliga por televisión.

El Madrid tuvo continuidad en su juego, algo que había echado de menos, pero en sentido negativo. En lo único que fue regular durante todo el partido fue en su incapacidad para defender al Fenerbahçe, que lo atropelló y se quitó de encima el recuerdo de hace casi un año, cuando el Madrid le endosó un 55-35 en la primera parte de la semifinal de la Final Four.

[Bogdanovic y Sloukas castigan la irregularidad del Real Madrid]

Con esta defensa, el Real Madrid ya se puede ir despidiendo de la Final Four

Once meses después, el Real Madrid es un equipo más débil y el Fenerbahçe uno más fuerte, quizá el más fuerte de toda la Euroliga (habrá que verlo en Berlín si supera la eliminatoria). En el segundo partido de la serie barrió a su rival con 54-29 en la primera mitad que dejó el choque sentenciado y al Madrid muy tocado. Jugando como este jueves, el equipo que dirige Pablo Laso no tiene ninguna opción de que la eliminatoria vuelva a Estambul. El quinto partido queda muy lejos, y no porque la fecha prevista sea dentro de casi dos semanas, sino porque la diferencia de nivel entre ambos equipos ha sido, hasta el momento, muy grande.

El Madrid llegó a los 'playoffs' con la peor defensa de todos los equipos del Top 16. En el primer partido mostró síntomas de mejora, pero en el segundo ha vuelto a hundirse. En el primer cuarto recibió un parcial de 19-6 tras un empate a 8 inicial en el que Rudy Fernandez anotó sus 6 primeros (y únicos) puntos. A partir de ahí, todo fue cuesta abajo para los locales, muchos más intensos en defensa, lo que les permitía robar y ejecutar contragolpes, y muy acertados en ataque. Por si fuera poco, el Madrid perdió a Ayón, que se pasó un buen rato en le banquillo por faltas.

Ekpe Udoh estuvo imparable (Foto: Euroleague)
Ekpe Udoh estuvo imparable (Foto: Euroleague)

Udoh se merienda al Madrid

Nada cambió en el segundo cuarto, con Ekpe Udoh convertido en la mayor pesadilla para los blancos. Durante el primer tiempo, el pívot se vació en defensa y se hinchó en ataque. Al descanso llegó con 13 puntos (6/6 en tiros de campo), 4 rebotes y 2 tapones. Los ausencia de Ayón y la rigurosidad de los árbitros con Willy Hernngómez le dejaron vía libre y se comió al Madrid en la primera parte con la ayuda de Kalinic y Bogdanovic.

Lo que pasó en la segunda parte no tuvo mucha historia. El Madrid reaccionó al comienzo del tercer cuarto, con Sergio Rodríguez y Ayón encontrando el camino al aro turco y una buena defensa, pero fue un espejismo. Bobby Dixon lideró otro arreón del Fenerbarhçe y la diferencia superó los 30 puntos con un triple de Bogdanovic sobre la bocina para cerrar el tercer cuarto (77-46). El serbio, letal en el primer partido, volvió a ser de los mejores.

De ahí hasta el final, minutos para un Luka Doncic que ya había jugado en la primera mitad. Como siempre, el esloveno los aprovechó (10 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias). El Madrid anotó 30 estériles puntos en los últimos 10 minutos que no le sirvieron ni para maquillar un marcador que sumó el 100 al casillero local con un triple de Mahmutoglu. Fue la guinda a un partido redondo del Fenerbahçe.

La eliminatoria pide más fuerza, ímpetu y coraje del que está poniendo un Real Madrid superado por su rival, salvo en el tercer cuarto del primer partido. Llegados a este punto, no le queda otra que jugársela todo a la carta del Barclaycard Center. Tiene crédito, pero no le quedan oportunidades que gasta. Necesita algo, lo que sea, que active los mecanismos defensivos necesarios para frenar la máquina de Obradovic. Si no, a Berlín va a ir de turismo.

opta
Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios