El opulento Fenerbahçe de Obradovic pone a prueba la salud del Real Madrid
  1. Deportes
  2. Baloncesto
primer gran partido para los blancos (18:00 horas)

El opulento Fenerbahçe de Obradovic pone a prueba la salud del Real Madrid

Tras tres victorias que han dejado atrás su mal comienzo, el Madrid tiene su primera gran prueba: la visita al Fenerbahçe, que ha vuelto a hacer varios fichajes millonarios

placeholder Foto: Pero Antic y Luigi Datome, que la temporada pasada jugaron en la NBA, llegaron en verano a Estambul (Imago)
Pero Antic y Luigi Datome, que la temporada pasada jugaron en la NBA, llegaron en verano a Estambul (Imago)

El baloncesto turco tiene una obsesión: ser campeón de Europa. Para ello no ha parado de invertir desde hace más de una década. Y lo ha hecho tanto dentro como fuera de las pistas: como se puede ver en la web de la Euroliga, cinco de sus quince patrocinadores son empresas turcas. Una de ellas, Doğuş Group, llegada este año, es además el sustento económico del Darüşşafaka, el nuevo rico del baloncesto al que la Euroliga le concedió una invitación este verano.

Turquía tiene esta temporada cuatro equipos en la máxima competición continental, todos con grandes plantillas, pero su mejor opción para conseguir por fin el título sigue siendo el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic, que este viernes recibe al Real Madrid en la tercera jornada de la Euroliga (18:00 horas, 'Canal+ Deportes').

Cuando se habla del título europeo, es muy raro que el entrenador serbio falle. Sus cuatro primeros títulos (tiene ocho) llegaron a la primera: con el Partizan de Belgrado en 1992, con el Joventut en 1994, con el Real Madrid en 1995 y con el Panathinaikos en el 2000. Sólo con la Benetton de Treviso y ahora con el Fenerbahçe no ganó en su primer año y tampoco en su segundo. La diferencia entre ambos proyectos es que en Italia no hubo tercera temporada.

Obradovic renovó por dos años una semana después de la pasada Final Four, en la que perdió en semifinales contra el Real Madrid. Esa fue la mejor actuación de un equipo turco desde el 2000, cuando el Efes Pilsen también se metió entre los cuatro mejores. Los resultados de Zeljko en Estambul durante los dos últimos años sólo pueden calificarse de malos. De los seis grandes títulos en juego (Liga, Copa y Euroliga) sólo ha ganado uno, la Liga en 2014. En esa temporada no llegó a cuartos de la Euroliga y perdió la final de Copa contra Pinar Karsiyaka, mismo equipo que le dejó sin final de liga un año después.

¿A la tercera va la vencida?

El balance es muy pobre, pero cuando hay tanto dinero para gastar, la constancia no es un problema. El Fenerbahçe no ha parado de fichar cada temporada a algunos de los mejores jugadores del mercado, aunque ello haya supuesto cambiar la plantilla de arriba a abajo. Del equipo de la temporada 2013-2014, la primera de Obradovic en Estambul, sólo quedan Melih Mahmutoglu y el canterano Berk Ugurlu; el resto se ha ido. La renovación ha sido especialmente profunda este verano: nueve de los doce jugadores que se enfrentaron al Madrid hace cinco meses ya no están. Pero han llegado otros, como mínimo, igual de buenos.

"Ha habido cambios de jugadores, pero mantienen la idea y la filosofía que intenta transmitir Obradovic a su equipo. Han tenido el cambio de Goudelock por Dixon, de perfil parecido y anotadores, y la llegada de Sloukas por Zisis. Y se ha ido Bjelica, pero han traído a Antic y Datome", comentó Pablo Laso, que no nombró a Ekpe Udoh o a Nikola Kalinic, por el que pagaron un millón al Estrella Roja. Pero los fichajes más sonados son los de Pero Antic y Luigi Datome, que la temporada pasada jugaron en la NBA.

"Cuando el entrenador ocho veces campeón de Europa te dice que te quiere en su plantilla, es difícil decir que no", reconoció el italiano antes del EuroBasket en la revista 'Gigantes'. Esa es la atracción que ejerce Obradovic (y los millones turcos). Pero una cosa es tener una gran plantilla y otra muy diferente tener un gran equipo. El Fenerbahçe tiene lo primero y aún trabaja para lo segundo (ha perdido sus dos últimos partidos), algo que el Madrid, cuya opulencia tiene poco que envidiar a la de su rival, tiene desde hace varios años.

"Están empezando a jugar como en la temporada pasada, son un equipo con una filosofía clara, grandes jugadores y un gran entrenador", analizó Obradovic. Tras cuatro derrotas seguidas, el Real Madrid parece haber recuperado su mejor nivel con tres triunfos holgados en una semana. Además, la enfermería está vacía y el tanque de confianza, cada vez más lleno. "A día de hoy están todos bien, ya que ha sido la primera semana que hemos entrenado todos", dijo Laso. El Fenerbahçe pondrá a prueba ese buen momento.

Euroliga de Baloncesto Real Madrid Fenerbahce Zeljko Obradovic
El redactor recomienda