Sufrimiento, pasión y un triple de Felipe Reyes para tumbar a un gran Efes
  1. Deportes
  2. Baloncesto
venció por 90-85 y puso el 2-0 en la eliminatoria

Sufrimiento, pasión y un triple de Felipe Reyes para tumbar a un gran Efes

El Madrid se llevó un partido que tenía muy complicado en el tercer cuarto: perdía por 17 y no daba sensación de poder reaccionar. Acabó completando una remontada que cerró el capitán con un triple

Foto: Rudy terminó con 15 puntos y 7 rebotes (Efe)
Rudy terminó con 15 puntos y 7 rebotes (Efe)

Hace unos años, los San Antonio Spurs forzaron la segunda prórroga de un partido de 'playoffs' contra los Suns de Steve Nash de una manera inesperada: con una jugada que terminó con un triple de Tim Duncan, lejos de ser siquiera una amenaza desde esa distancia. El Real Madrid-Anadolu Efes tuvo un final similar. A menos de un minuto para acabar, con 80-82 en el marcador, una penetración de Llull terminó con un pase hacia afuera. Allí esperaba Felipe Reyes. "Estaba solo, no tenía que pensármelo". Lanzó y anotó. 83-82 a falta de 43 segundos, un golpe casi definitivo para un Efes que había sido mejor durante buena parte del partido y que acabó desperdiciando una oportunidad inmejorable para ganar fuera de casa.

A falta de acierto en unos momentos y de concentración en otros, el Madrid acabó tirando de pasión paraganar por 90-85y evitar viajar a Estambul con un peligroso 1-1, sobre todo tras ver el nivel que mostró el Anadolu Efes este viernes. Como el pasado miércoles, el equipo turco fue mejor en la primera parte, pero a diferencia del primer partido, esta vez sí que consiguió mantener el nivel en el segundo tiempo. Lo hizo gracias al excelente partido deThomas Heurtel(16 puntos,6rebotes y 15 asistencias) yNenad Krstic(23 puntos y 6 rebotes).

La foto fija al final del segundo cuarto no era nada halaguüeña para el Madrid. El Efes mandaba 37-45 tras un parcial de 15-29 (el global de los dos segundos cuartos ha sido de 28-52); dominaba con claridad el rebote -más rebotes ofensivos (14) que todos los que había cogido el Madrid (12)- y Heurtel conectaba con mucha facilidad con Saric y Krstic, que no encontraban oposición de los pívots blancos. Reyes, Ayón y Slaughter no podían con ellos, y Bourousis... Bourousis no está y parece que tampoco se le espera.

"Si no controlas los tableros, no controlas el partido", decía al descanso Pablo Laso ante las cámaras de Canal Plus. Y siguió sin controlarlos. No sucedió lo que en el primer encuentro, cuando el Madrid le dio la vuelta al marcador en el tercer cuarto y amarró la victoria. El Efes siguió a lo suyo y estiró la brecha a 17 puntos a tres y minutos y medio para el final del cuarto. Fue en ese momento cuando el Madrid reaccionó. Pulsó el botón de la defensa y cambió el ritmo del partido. Rudy pedía al público que animara y Llull asumió el mando (18 puntos y 12 asistencias). De repente, el Efes se vio acorralado: 63-66 tras un triple sobre la bocina del base menorquín.

Vídeo: resumen del Real Madrid-Anadolu Efes.

El sufrimiento suele tener dos compañeras: la épica y la desgracia. El Madrid eligió la primera, pero el Efes no se rindió. Siguió mandando durante el último cuarto, aguantando las embestidas en forma de triple de Rivers o mate de Nocioni. Así llegó con siete puntos de ventaja a dos minutos paera el final (75-82). Y de ahí sólo pasó con un triplazo de Janning cuando el Madrid ya se había puesto por delante (86-82) apoyado en la sangre fría de Sergio Rodríguez desde el tiro libre. La defensa local en los últimos instantes acabó por comerse a un Efes que soñó con llevarse una victoria que le acercara a la Final Four, pero que despertó de repente con un triple de Felipe Reyes.

Printezis complica la vida al Barça

Giorgios Printezis, con 22 puntos y 9 rebotes, fue el mejor jugador del Olympiacos en la victoria por 63-76 ante un Barcelona que no puso oponer resistencia y viajará a El Pireo con la obligación de ganar al menos un partido si quiere estar en la Final Four. Printezis tuvo la ayuda de Spanoulis (16 puntos y 5 asistencias), mucho mejor que en el primer partido de la serie. Fueron los más destacados de un Olympiacos que fue muy superior y tuvo un gran acierto en el triple(13/27).

El Barça, por su parte, realizó un partido muy pobre en ataque: 21/57 en tiros de campo y sólo 7 asistencias.Sólo Navarro, con 16 puntos, y Tomic, con 14 puntos y 14 rebotes, pusieron en problemas a la defensa de Olympiacos. El Barça tiene ahora la obligación de ganar fuera de casa en una cancha en la que, por ejemplo, el Madrid perdió dos veces hace un año también los playoffs.

El redactor recomienda