sexta medalla europea seguida

Los Gasol le regalan a España y a Navarro una nueva medalla de bronce

Con sufrimiento, pero España venció a Rusia y logró la medalla de bronce en la despedida de su capitán. Pau y Marc Gasol, con 26 y 25 puntos, fueron los mejores del partido

Foto: Todo el equipo español posa con la medalla de bronce. (EFE)
Todo el equipo español posa con la medalla de bronce. (EFE)

Juan Carlos Navarro se despidió con un bronce como regalo. Se lo entregaron dos amigos, Pau y Marc Gasol, que con la ayuda de Sergio Rodríguez lideraron la victoria de España ante Rusia por 93-85. La selección se recuperó de la derrota en semifinales del EuroBasket para ganar una nueva medalla. Se impuso en un partido que controló con claridad hasta mediado el tercer cuarto, cuando Rusia se acercó en el marcador y amenazó con aguarle la fiesta a su rival.

[Las mejores imágenes del partido]

El partido por el bronce es el más difícil de jugar, quizá por eso es uno de los más imprevisibles. Lo juegan dos equipos derrotados, casi deprimidos. Es difícil recuperarse de una derrota, más si cabe si eres el equipo a batir y has perdido por 20 puntos, como le pasó a España contra Eslovenia. Pero la selección supo reaccionar. Tiró de experiencia, casi más importante en los momentos malos que en los buenos.

España había ganado las dos últimas veces que había tenido que jugar por la medalla de bronce (2013 y 2015). La última vez que perdió fue en 2005, precisamente el último EuroBasket en el que no ganó medalla. Desde entonces no se ha bajado del podio: plata en 2007, oro en 2009, oro en 2011, bronce en 2013, oro en 2015 y bronce en 2017. El próximo se disputa en 2021. Ya no estará Navarro ni seguramente Pau Gasol.

Navarro: "Hasta aquí hemos llegado"

"Ya está, hasta aquí hemos llegado"., declaró tras el partido Navarro. "Es una gran felicidad acabar de esta manera. Después de semifinales, el equipo ha vuelto a estar increíble y ha salido muy bien al partido y ha ganado una medalla que no es nada fácil (...) Los sentimientos están a flor de piel. Han sido sentimientos raros antes del partido, muchos mensajes, algunos muy importantes que te tocan más, pero orgulloso de haber estado aquí".

La victoria de este domingo puso el cierre feliz a un verano de contratiempos que el equipo ha subido superar. El primero fue la ausencia de Nikola Mirotic, que ya se había convertido en un juagador fundamental en la selección. El segundo, la baja de Sergio Llull, un golpe muy duro en lo anímico por su importancia en el grupo y la gravedad de su lesión. Ya empezado el EuroBasket, Álex Abrines se tuvo que ir a casa por orden de los Oklahoma City Thunder. Nada de eso frenó a España, que fue el mejor equipo del torneo hasta que Eslovenia le frenó en seco en semifinales.

51 puntos de los hermanos Gasol

El reto para este domingo era complicado, pero España lo superó. El anuncio de la retirada de Navarro sirvió de empujón: fueron mayores las ganas de regalarle la medalla que el propio valor de una presea. Esas ganas se notaron en Pau y Marc Gasol, que anotaron entre ambos 51 de los 93 puntos españoles. La pareja de pívots guardó su mejor partido para el final. La ocasión lo merecía.

"No queríamos que nadie se fuera sin bronce, como Juan Carlos que ha hecho oficial su retirada pues queríamos brindarle esta medalla. Esta medalla es por él, también por los que estaban de baja por una razón o por otra, por los que llevamos muchos años aquí y por los que acaban de empezar", dijo Pau desde la victoria ante Rusia.

Si en semifinales a España le había penalizado jugar con dos pívots tan grandes ante un equipo más rápido, pequeño, contra Rusia fue lo que desniveló el partido. Empezó castigando Marc, que anotó 10 puntos en el primer cuarto antes de lesionarse el tobillo izquierdo. Tuvo que retirarse al vestuario y no jugó en el primer tiempo, pero en el segundo siguió siendo decisivo y acabó con 25 puntos. Mientras no estuvo en pista, su hermano Pau se encargó de seguir sacando petróleo en la zona. No solo en ataque (26 puntos), también en defensa (3 tapones).

A ellos se sumó Sergio Rodríguez con 16 puntos y 9 asistencias, cuando Rusia llegó a ponerse a tres puntos (76-73 a 3:30 para el final). Igual que hizo contra Serbia en semifinales, el equipo ruso se agarró al partido cuando parecía que lo tenía perdido. La diferencia fue que esta vez lo hizo sin su mejor jugador, Aleksey Shved (18 puntos) en pista. Fueron los momentos más feos del partido para España, sin control del juego y sin Ricky Rubio, expulsado tras dos faltas antideportivas. Los apuros los resolvieron Pau Gasol y Sergio Rodríguez.

Llegar como favorita, confirmarlo hasta los cuartos de final y acabar con un bronce puede parecer poca cosa, pero España sigue manteniendo un nivel al alcance de muy pocas selecciones. De esta nueva medalla se pueden sacar varias conclusiones, como que sigue pasando los años y Pau Gasol sigue dominando como no lo ha hecho otro jugador en Europa, y que los nuevos están preparados para rendir al máximo nivel. Lástima que ninguno vaya jugar en las ventanas de clasificación.

Ficha técnica

93 - España (21+24+21+27): Pau Gasol (26), Rubio (4), Marc Gasol (25), San Emeterio (8) y Navarro (2) -equipo inicial-, Rodríguez (16), Willy Hernangómez, Sastre (1), Oriola (5) y Juancho Hernangómez (6).

85 - Rusia (13+15+27+30): Shved (18), Fridzon (6), Ivlev (2), Khvostov (8) y Vorontsevich (10) -equipo inicial-, Mozgov (14), Antonov (2), Dmitri Kulagin (10), Zubkov (8), Baburin (3) y Kurbanov (4).

Árbitros: Leandro Lezcano (ARG), Tomas Jasevicius (LTU) y Manuel Mazzoni (ITA). Kurbanov (min.40) fue eliminado por cinco personales.

Incidencias: partido correspondiente a la lucha por el tercer y cuarto puesto del EuroBasket 2017 disputado en el Sinan Erden de Estambul ante 3.573 espectadores. José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes asistió al partido.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios